Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
financiación colectiva

'Crowdfunding' científico: un SOS de la ciencia

  • Para la investigadora María Alonso, el principal objetivo del "crowdfunding" en la ciencia es la divulgación
  • Aunque en otros países el micromecenazgo es una opción normalizada, en España todavía no ocurre así

0
27/11/2013 a las 12:41
  • EFE. MADRID
En el actual momento de crisis, la ciencia ha tenido que agudizar el ingenio para seguir investigando, por lo que algunos científicos han recurrido al "crowdfunding" o micromecenazgo, una forma de conseguir fondos haciendo una llamada de socorro sobre su situación.

El "crowdfunding", un método de financiación colectivo en el que se piden donaciones a la sociedad, está más extendido en otros países, como Estados Unidos, y en otros ámbitos, como las artes, para financiar proyectos como libros o películas.

Pero en los últimos tiempos la ciencia también se ha enfrentado a este reto de la financiación colectiva, buscando mecenas en todos los ciudadanos, que se ven en la mayoría de los casos recompensados -un libro firmado por el autor, visitas a los institutos de investigación o imágenes científicas-.

Marisa Alonso, que hace dos años era investigadora postdoctoral en el Instituto Patterson de investigación del cáncer en Manchester (Reino Unido), fue una de las pioneras en "hacer accesible la ciencia al gran público para buscar su colaboración económica".

Para Alonso, que a través del proyecto estadounidense SciFund Challenge consiguió 2.800 dólares para comprar un anticuerpo y continuar su investigación del cáncer con levaduras, el principal objetivo del "crowdfunding" en la ciencia es la divulgación.

Dos investigadores americanos, Jarret Byrnes y Jai Ranganathan, idearon este proyecto en 2011 -alojado en la plataforma RocketHub-, con el que ampliaban la financiación colectiva al ámbito de la ciencia e invitaban a científicos de todo el mundo a presentar sus proyectos y conseguir fondos.

"¿Cáncer? Las levaduras tienen respuestas", el proyecto de Alonso, formó parte de los 49 que accedieron a la fase final, de las más de 250 propuestas, y el único español que consiguió financiación.

De esta experiencia, la investigadora leonesa concluyó que, si se hace comprensible, la ciencia es interesante para los ciudadanos, y que cualquier proyecto es válido para el "crowdfunding" con el "márketing científico" necesario.

Pero los micromecenazgos realmente "sólo son un parche para la investigación científica", ha explicado a Ana Fernández, una de las fundadoras de la plataforma española de financiación colectiva científica Vórticex, una de las tantas que han surgido en los últimos tiempos, como Taracea, Lánzanos, Verkami, Goteo, etc.

En su plataforma, que nació hace menos de dos años gracias a subvenciones públicas, se han alojado 7 proyectos en el último año y sólo uno, un banco de reserva genética para aves amenazadas, ha conseguido el cien por cien de la financiación.

"Aunque no siempre se consigan los fondos necesarios", lo importante del "crowdfunding" científico es que se convierte en un "buen escaparate para que la ciencia llame la atención y acceda a otras fuentes de financiación", ha aseverado.

Según Fernández, las "grandes" necesidades de fondos de la ciencia requieren que una sólida financiación pública y no se pueden cubrir a través de estas plataformas, que son alternativas "marginales".

Pero "los recortes han afectado a las partidas destinadas a la ciencia", ha asegurado a José Antonio López, director del departamento de Neurovirología de la Universidad Autónoma de Madrid, y hay centros de investigación que se encuentran en situaciones "de emergencia".

López, cuyo laboratorio investiga las posibles causas víricas de la esclerosis múltiple, lanzó su propia plataforma de financiación colectiva, salvemoslainvestigación.org, para mantener al personal de su equipo.

El contrato de dos trabajadores de este "pequeño pero activo" laboratorio depende de los 50.000 euros que López pretende conseguir a través del "crowdfunding".

Aunque en otros países el micromecenazgo es una opción normalizada, en España es una salida a la que sólo "se recurre desesperadamente", ha subrayado.

"Si la apuesta institucional por la investigación pública y de calidad fuera firme, no serían necesarias estas llamadas de socorro", ha lamentado este investigador de la Autónoma.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual