Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ENTREVISTA

El Juli: "Cuanto más feliz eres, más ganas tienes de torear"

Julián López

El Juli: "Cuanto más feliz eres, más ganas tienes de torear"

Julián López "El Juli", durante la entrevista con Efe en Ciudad de México

EFE
0
Actualizada 08/11/2013 a las 09:11
  • efe. méxico
Quince años después de tomar la alternativa, el diestro madrileño Julián López "El Juli" ha acumulado muchas cosas queridas en el camino, pero aunque el temor a perderlas exista, lejos de volverlo más precavido lo hace tener todavía más ganas de lucirse delante de un toro.

"Cuanto más feliz eres, más ganas tienes de torear y de expresar cosas en la plaza. Eres consciente de que lo puedes perder, pero nadie te obliga a torear, toreas porque quieres", dijo en una entrevista con Efe el torero de Velilla de San Antonio.

"El Juli" torea porque así se "engrandece" como persona, porque tiene "la necesidad de expresar ese tipo de cosas", es su "forma de vida" y lo que lleva dentro. "Si no sería una persona infeliz", dijo.

El diestro, nacido en Madrid en 1982, celebra por estos días sus quince años como matador de toros en México con una larga temporada de corridas, en un país que significa tanto para él, pues "aquí comenzó todo", subrayó.

"Yo llegué aquí sin nada y México me abrió las puertas, me dio a conocer y la gente me ayudó, se entregaron conmigo y gracias a eso pude crecer aquí como torero y llegar a ser lo que soy hoy", destacó.

"El Juli" llegó a México con solo 14 años, ya que en España todavía no tenía la edad legal para poder torear en público, y debutó como novillero en la plaza de Texcoco en 1997.

Poco después se produciría el que, en su opinión, fue un momento de inflexión en su carrera, cuando, en su tercera corrida en la monumental Plaza México, logró indultar a un novillo de nombre "Feligrés".

"Fue la faena más importante de mi vida porque me cambió todo. Las perspectivas que yo tenía de vida a raíz de ahí se multiplicaron", respondió el torero ante la pregunta de cuál era el mejor momento de sus 31 años de vida.

El peor, confesó, el accidente de coche que sufrió a comienzos de este año que, aunque no tuvo consecuencias graves, le causó un fuerte trauma porque en el coche viajaba con sus hijos y su esposa, además de otras dos personas.

Este es su peor recuerdo y no las varias cornadas que ha sufrido en estos años en los ruedos que no lo han alejado de los toros, sino que han hecho que se entregue más todavía.

"Cuanto más consciente eres de lo que te juegas, más mérito tiene lo que haces. Es cierto que con la inocencia haces cosas que ahora sería impensable hacer, pero me parece más meritorio saber el riesgo que corres y hacerlo", aseveró.

"El Juli" se considera "una persona positiva" y prefiere acordarse de lo bueno, en lugar de las dificultades "que te complican la vida, pero te hacen crecer más como persona".

En un tiempo en el que cada vez son más los detractores del toreo, "El Juli" cree que todo el mundo tiene derecho a decir su opinión, aunque sí es crítico con las personas que hablan sin saber.

"Yo pido respeto y libertad, que creo que es lo que la sociedad demanda. Porque el mundo del toro es un arte y una cultura, y para poder criticarlo lo primero que hay que hacer es conocerla, saber lo que significa", dijo.

Así, el mayor temor que tiene el torero es que este arte se politice y se convierta "en un arma arrojadiza entre los partidos políticos".

"El toreo durará lo que tenga que durar, pero que lo elija el pueblo, la afición, la gente, que así se decida. Me parece lo justo, como debería de ser", afirmó.

Quince años después de comenzar a torear en grandes plazas, "El Juli" es consciente de que probablemente el final de su carrera está más cerca que el principio porque "es complicado seguir a este ritmo".

No sabe lo que le deparará la vida, pero sí que el tiempo que le quede en los ruedos lo va a vivir con intensidad.

El día que no le tenga "este amor y este respeto al toreo", ese día dejará de tener sentido continuar en los ruedos.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual