Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
sociedad

El salvaje "feminismo sucio" de Caitlin Moran

  • 'Cómo ser mujer', el descacharrante libro de la columnista británica, combate con humor el sexismo y el dogmatismo

0
02/08/2013 a las 06:01
  • colpisa. madrid
"Pretendo terminar con las mujeres que no se consideran feministas". Palabra de Caitlin Moran (Brighton, Reino Unido, 1975), columnista y escritora británica que ha hecho de su descacharrante humor un arma más que efectiva en su lucha contra el sexismo y el más rancio dogmatismo feminista. Su libro 'Cómo ser mujer' (Anagrama) es una contracrónica de la historia del feminismo y uno de los éxitos de la temporada. Mirando al feminismo desde la cultura del rock, Asegura Caitlin haber escrito "un libro sucio sobre el feminismo con el que todo el mundo se puede identificar", incluidos desde luego los varones. "Vengo de la cultura pop y quise escribir un libro con el que la gente pudiese divertirse. Si queremos que el feminismo funcione, hay que implicar a la gente", plantea la escritora que forjó en el mundo de la crítica musical su estilo salvaje y desternillante.

"A cambio de mi arenga feminista, voy a contarles un montón de historias embarazosas sobre mi vida, pero todos saldremos ganando", promete a sus lectores la columnista de 'The Times'. En la estela sarcástica y delirante del recién desaparecido Tom Sharpe, su fórmula consiste en anteponer las experiencias propias -por lo común hilarantes - a las consignas. En unas memorias gamberras, desmenuza con tanto descaro como vitriolo su azarosa vida, un curioso recorrido desde una adolescencia 'punkarra' en un entorno de clase obrera y a su integración en stablishment, primero como crítica musical y ahora como crítica observadora de las convenciones más retrógradas del propio sistema.

El 'fenómeno Moran', que llega a España de la mano del editor Jorge Herralde, ha sido uno de los más fulminantes éxitos del mercado sajón en los últimos años. Es fruto de una mezcla de ironía, energía e ingenio de las que Caitlin dio cuenta en su recién visita promocional a nuestro país. "Hacer la revolución social y cambiar el mundo puede ser muy divertido", es uno de sus lemas.

El inmisericorde tono con que aborda su autobiografía, tratando a su familia como personajes de novela, es para los críticos uno de los grandes atractivos del libro y le sirve para detectar las raíces de sexismo. Se sirve de un lenguaje directo, corrosivo y salvaje con el que no transige el feminismo ortodoxo, que tampoco perdona a Caitlin su defensa del de la práctica del coqueteo "en cualquier ámbito" o que se reivindique como un producto del proletariado sin hacer remilgos a un vuelo en jet privado junto a alguna estrella del rock. "Soy una exitosa mujer de clase obrera", repite asumiendo la contradicción que supone "poseer un collar de oro con la palabra socialista en mayúsculas".

IGUALDAD ESENCIAL 

Está convencida de la posibilidad y la necesidad de ganar a los hombres para el feminismo y cree que "un feminista varón es uno de los productos finales más gloriosos de la evolución". "Las mujeres deben ser tan libres como los hombres, tenemos que poder ser esencialmente iguales a la hora de ser malvadas las unas con las otras", sostiene la antigua cronista musical en legendarias publicaciones como 'Melody Maker'. "No existe un único feminismo ni un conjunto de reglas que funcionen igual para todas las mujeres, pero hay herramientas para entender a las mujeres", agrega. "Una buena forma de saber si estás ante una situación de machismo es preguntarte: ¿ alos hombres les pasaría lo mismo?, ¿tienen un equivalente a esto?", plantea.

Con un ágil estilo casi tuitero, y sin ponerse nunca estupenda, Caitlin aborda sin tapujos asuntos como la maternidad, el aborto, la regla, el sexo, el amor, la familia, el rock, las dietas, o el trabajo. "La vida, en el fondo, es divertida, tanto siendo una niña de trece años aprendiendo a masturbarse como intentando entrevistar a Paul McCartney con preguntas inteligentes".

Caitlin Moran escribió su primera novela, 'The chronicles of Narmo', con quince años. Columnista y crítica de televisión desde los dieciocho años, en 2010 recibió el premio de la prensa británica al mejor columnista del año, para repetir en 2011 por la mejor labor como crítica y entrevistadora. 'Cómo ser mujer' es su segundo libro, el mejor del año en los Galaxy National Book Awards. Traducido a una treintena de idiomas, censurado allí donde se negó a retirar su capítulo sobre el aborto, ha vendido más de medio millón de ejemplares, cifra pareja a la de sus seguidores en Twitter. Tiene ya muy avanzado su tercer libro y promete que será "más maleducado y atrevido que el anterior".

Su fulgurante éxito en el Reino Unido propició una serie de televisión y la propia Moran trabaja en una adaptación cinematográfica de su texto. "Me gustaría que mi álter ego en la versión cinematográfica de 'Cómo ser mujer' fuese Dustin Hoffman en 'Tootsie'. Total, la mayoría de las modelos ya parecen travestis", ironiza. Esta especialmente orgullosa de haber conectado con las lectoras adolescentes y le halaga "que admiren a una mujer como yo, con dos hijas y el suelo pélvico por los suelos".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual