Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
sucesos

Cannes, santuario de los cacos

  • Después de varios robos durante el festival de cine, un atracador se lleva a punta de pistola 40 millones en joyas del hotel Carlton

Un policía en las inmediaciones del hotel en el que se produjo el robo

Cannes, santuario de los cacos

Un policía en las inmediaciones del hotel en el que se produjo el robo

efe
0
Actualizada 29/07/2013 a las 14:09
  • colpisa. madrid
Cannes es sinónimo de glamour, gente guapa, elegancia, dinero y cine, mucho cine. El punto neurálgico que reúne a lo más selecto del séptimo arte cada mes de mayo. Por sus calles pasean famosos cogidos de la mano de bellas modelos; por sus calzadas circulan espectaculares coches que son la envidía de los bolsillos más modestos. Y, ahora, uno de los centros turísticos más importantes de la Costa Azul francesa se ha convertido en un poderoso atractivo para los amigos de lo ajeno y un verdadero dolor de cabeza para las autoridades que deben velar por la seguridad y los bienes de sus millonarios huéspedes.

El último suceso se produjo este domingo, en un soleado domingo en el hotel Carlton. Un individuo armado entró en el lujoso establecimiento y se dirigió expresamente a la exposición 'Extraordinary diamonds', que desde el 20 de julio ocupaba una de las zonas del hotel. El hombre, que entró con el rostro cubierto y guantes poco antes del mediodía, exigió directamente el maletín que contenía parte de las joyas de la muestra. Sobre todo, el caco se largó con un lote de joyas y relojes con diamantes incrustados de la joyería Laviev valorados en 40 millones de euros. "Fue un golpe rápido y sin violencia", apuntó un portavoz policial. De confirmarse la cuantía del robo -la dirección del hotel Carlton mantenía un prudente silencio- sería el segundo atraco más 'provechoso' de la historia del país vecino, después de los 80 millones que se sustrajeron hace cinco años de la joyería parisina Harry Winston.

Pero lo que más preocupa a los investigadores es la relativa facilidad con el que los ladrones están perpetrando sus golpes en la elegante ciudad costera. Todavía se acuerdan del tumultuoso último festival de cine, que se inauguró con un sonado robo a la marca suiza Chopard. Los ladrones entraron en la habitación de un empleado de los joyeros mientras éste cenaba, arrancaron la caja fuerte y se la llevaron puesta. Valor estimado de lo sustraído: cerca de un millón de euros. Los objetos de deseo eran algunos de los espectaculares adornos que la firma iba a prestar a las famosas que se paseaban esos días por La Croisette. Fue un golpe contra el festival, patrocinado por Chopard desde hace tres lustros.

Cuando todavía no se había recuperado Cannes del primer golpe, se produjo el segundo. Otra marca helvética, De Grisogono, denunció haber sido atracada en el hotel Eden Roc, en Antibes, una localidad pegada a Cannes, donde se ofrecía una suntuosa fiesta para sus celebridades durante el festival. En esta ocasión, los cacos birlaron un collar valorado en más de dos millones. Todo un imán para los amigos de lo ajeno.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual