Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Urdangarín intenta salvar su mansión de Pedralbes de la investigación

  • El duque sacó del palacete la sede social de Aizoon con la que facturó los "pelotazos" de Baleares

Imagen de la noticia

El presidente balear Jaume Matas e Iñaki Urdangarín durante un acto en la sede del Gobierno de Baleares el 6 de octubre de 2005. REUTERS

0
Actualizada 14/12/2011 a las 02:02
Etiquetas
  • MELCHOR SÁIZ-PARDO . COLPISA. MADRID

Los últimos movimientos de Iñaki Urdangarín han levantado aún más suspicacias entre la Brigada Antiblanqueo y Anticorrupción de la Policía. Hace cuatro meses, en pleno agosto, el duque de Palma cambió a toda prisa la sede social de su inmobiliaria Aizoon, una de las empresas implicadas en los pelotazos de Baleares, desde su mansión del barrio barcelonés de Pedralbes al piso, también en la ciudad condal, donde están radicadas algunas de las empresas principales del entramado Nóos. Una operación que tenía el peligro de que revelara que sus vínculos con su exsocio Diego Torres, principal imputado en la operación Babel, seguían vivos.

Los investigadores están convencidos que esta apresurada mudanza, con la operación Babel ya desatada, tenía una doble justificación: evitar el registro del palacete, lo cual efectivamente logró, e intentar minimizar el riesgo de que la justicia, en caso de condena firme, pueda intentar embargar esa propiedad inmobiliaria -a nombre también de la infanta Cristina y valorada por encima de los seis millones de euros- por ser la sede social de una de las empresas bajo sospecha.

La Policía Judicial cree que el cambio de sede fue todo menos casual.

Todo apunta a que Urdangarín había recibido días antes el chivatazo de que Torres le había implicado en los turbios negocios con el Gobierno de Jaume Matas durante su declaración el 11 de julio como imputado ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro Aragón.

La declaración de Torres

En aquel interrogatorio, el magistrado y la Fiscalía asaetearon a preguntas al socio del duque sobre los dos contratos del Instituto Nóos con el Gobierno insular para organizar los Forum Illes Balears en 2005 y 2006 por valor de 2,5 millones de euros, unas adjudicaciones que son el origen de la denominada pieza 25 del caso Palma Arena.

En aquella declaración, que a la postre también fue la génesis de la operación Babel, Torres confesó, ante la insistencia de Anticorrupción, que, aunque ninguno de los directivos de Nóos cobró por "funciones de gerencia", Urdangarín sí que facturó a Nóos por "los servicios prestados a través de la empresa de la que es administrador, llamada Aizoon, en razón de los estudios y dirección de proyectos que realizó".

El exsocio del yerno del Rey, que también reveló que Urdangarín tenía "funciones de gestión" y no meramente decorativas en el instituto, reconoció ante el magistrado que su empresa había facturado 80.000 euros a Nóos por cada uno de los fórum, aunque dijo "desconocer" lo que "el señor Urdangarín haya podido facturar a través de Aizoon".

Ante las revelaciones de Torres, el juzgado de Palma abrió el 4 de agosto y en completo "secreto" la investigación sobre las actividades del duque. El magistrado Castro, obsesionado por el sigilo, incluso dispuso por escrito que "no quedara el menor rastro" del inicio del delicado operativo que implicaba a un miembro de la Familia Real. Sin embargo, sólo ocho días después, el 12 de agosto de 2011, el Boletín Oficial del Registro Mercantil anunció que Aizoon, de la que es administrador único Urdangarín, cambiaba de domicilio social.

El eje de la trama Nóos

La inmobiliaria, que para entonces ya había facturado 1.529.341 euros , buena parte de ellos por los negocios con la fundación sin ánimo de lucro, se mudaba de su anterior sede en la calle Elisenda de Pinós 13 en el elegante barrio de Pedralbes de Barcelona, dirección del palacete propiedad de la familia Urdangarín-Borbón y en el que vivieron los duques con sus hijos hasta su marcha a EE UU en 2009, al piso de la calle Balmes 224, también en la capital catalana.

Este inmueble, según se recoge en los atestados, es el nudo gordiano de toda la trama Nóos. Allí, además de Aizoon, están radicadas algunas de las principales empresas de la red, en particular Noos Consultoría Estratégica, la empresa que usó Torres para los negocios de Palma, amén de otras empresas de la familia del exsocio de Urdangarín.

LA CLAVE

Palacete en el centro de Barcelona. Está en una zona exclusiva de Barcelona y costó en 2004 6 millones de euros, aunque hoy podría rondar los 8. Situada en una finca de 2.155 m2, la vivienda tiene 1.063 m2 en tres plantas, y es el mayor activo patrimonial de la familia Urdangarin-Borbón, que incluye otros cinco pisos en Palma y uno en Tarrasa.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra