Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Un testigo dice que vio a Carcaño con una silla de ruedas y ropa diferente

  • Los policías del caso declaran que no presionaron a Samuel Benítez ni al "Cuco": "no trabajamos así"

Imagen de la noticia

El presidente del tribunal, Javier González, ante los acusados. EFE

0
Actualizada 27/10/2011 a las 01:00
  • EFE. SEVILLA

Un vecino de Miguel Carcaño, el asesino confeso de Marta del Castillo, afirmó ayer al tribunal que vio al acusado con una silla de ruedas a las 01.30 horas en la que desapareció la joven y con ropa distinta a la que llevaba cinco horas antes.

El testigo Diego C.M. declaró ante la Audiencia de Sevilla que Carcaño estaba junto a la puerta de su casa con la silla de ruedas -que según la acusación usó para trasladar el cuerpo de la víctima- aunque no sabe si entraba o salía porque se estaba mirando en un espejo de la pared.

El vecino tampoco vio fuera del portal ningún vehículo "en actitud de espera" ni oyó ruidos en la vivienda de Carcaño, y cuando, avanzada la madrugada, regresó a su casa tras tomar unas copas no vio movimientos que le llamaran la atención, en un testimonio corroborado por su novia.

La declaración de este vecino contrasta con lo manifestado por el propio Carcaño de que estuvo toda la tarde con Marta, que a las 20.00 horas la llevó en moto al puente de Triana, donde se encontraron con un amigo, y que hasta las 20.25 horas no regresaron a su casa, donde discutieron y mató a la joven al golpearla con un cenicero en la sién.

En la Audiencia de Sevilla se escuchó además a los policías que investigaron la desaparición de Marta, quienes afirmaron que desde el primer momento sospecharon del asesino confeso, que sin embargo no fue detenido hasta 20 días después.

Un inspector de la Policía Judicial dijo que nada mas conocer la desaparición de Marta descartaron la fuga voluntaria porque todos los amigos decían que era "una niña con hábitos normales, sin problemas de estudios y sin riesgo de fuga".

La policía niega presiones

Carcaño fue el único que les dijo que Marta estaba harta de sus padres y que se pensaba ir de casa cuando cumpliese los 18 años, lo que despertó las sospechas de los investigadores porque además era el único a quien no localizaban y con el que "no había manera de hablar".

Los policías negaron las "presiones" denunciadas por el presunto cómplice Samuel Benítez y por el entonces menor de edad apodado El Cuco -absuelto en la jurisdicción de menores de la violación y asesinato de Marta- y uno de ellos sostuvo que "en ningún momento" les dieron indicaciones, les dibujaron croquis ni les dijeron cuales debían ser sus respuestas porque la policía "no trabaja así".




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra