Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
JORGE FERNÁNDEZ DÍAZ MINISTRO DE INTERIOR

Un ingeniero con raíz navarra

  • "Rajoy me ha comunicado que iba a ser ministro con una antelación más que suficiente"

Imagen de la noticia

El nuevo ministro de Interior, Jorge Fernández, en una imagen de archivo. EFE

0
Actualizada 22/12/2011 a las 01:03
  • MELCHOR SAIZ-PARDO . COLPISA. MADRID .

Si el propósito de Mariano Rajoy era mandar un mensaje nítido a ETA y a su entorno, lo ha conseguido. El hombre llamado a gestionar la desaparición definitiva de la banda terrorista y, sobre todo administrar los tiempos de los posibles acercamientos de sus 550 presos, es un profundo y declarado antinacionalista, exgobernador civil en la Barcelona y en la Asturias de los duros inicios de los años ochenta y destacado miembro del ala más conservadora del PP, al que llegó en 1983 desde la UCD y el CDS.

Hombre de muy profundas convicciones religiosas y ariete del PP contra la Ley de Memoria Histórica, el ingeniero industrial Jorge Fernández Díaz, además es de absoluta confianza del nuevo presidente del Ejecutivo. Rajoy deja el Ministerio de Interior, el departamento que controla directamente la política penitenciaria, en manos del que fuera su secretario de Estado en Administración Territorial, Educación y Relaciones con las Cortes. Nadie en el PP tiene dudas de la fidelidad absoluta de Fernández Díaz al presidente. Él ha sido uno de los apoyos más sólidos del ahora jefe de Gobierno en los momentos más duros, sobre todo tras las derrotas de 2004 y 2008, poniendo siempre del lado de Rajoy al partido en Cataluña, cuyo aparato, en compañía de su hermano Alberto, controló desde 1983 hasta la llegada de Piqué en 2003. Ahora, con la llegada de Alicia Sánchez Camacho, su poder en Cataluña ha vuelto a renacer.

Siempre ligado a Cataluña (concejal en Barcelona, diputado autonómico, senador por Barcelona y diputado por esa misma circunscripción ininterrumpidamente desde 1989), acumula 33 años de experiencia en política, aunque sólo dos (entre 1980 y 1982) con directa relación a los asuntos que ahora le van a ocupar. Como gobernador civil en Asturias y después en la capital condal tiene cierto conocimiento del funcionamiento de las fuerzas de seguridad, si bien en estas tres décadas poco queda de la Policía y la Guardia Civil dependientes de Juan José Rosón que él conoció y dirigió en dos plazas especialmente complicadas en esos años.

Será el primer ministro de Interior que tomará posesión del cargo con la certeza de no tener que presidir funerales de atentados de ETA. No obstante, debe enfrentarse a un mar de desafíos en este campo, aunque las líneas rojas, recuerdan desde el PP, ya se las marcó el propio programa electoral del partido: la exigencia a ETA de que se disuelva y el compromiso de no negociar con la banda. Los posibles movimientos penitenciarios (sobre todo de los etarras enfermos o con condenas muy avanzadas) será uno de los asuntos urgentes que se encontrará encima de la mesa en cuanto llegue al Palacio de Castellana 5. Antes del cese definitivo de la banda, el ahora ministro del Interior dijo sobre hipotéticos acercamientos que "la democracia española sabrá ser inteligente y generosa" si los encapuchados dejaban las armas.

"Con los terroristas no se negocia nunca"

Su nombre formó parte de las quinielas para presidir del Congreso de los Diputados, labor que ha recaído en Jesús Posada, pero finalmente las luces de los focos le alumbraron ayer: va a ser ministro de Interior. Jorge Fernández Díaz está muy vinculado a Navarra, ya que todos los antepasados de su padre -y éste mismo, ya fallecido- nacieron en Fitero. Su madre y otros familiares siguen viviendo en la localidad ribera, por lo que las visitas del nuevo responsable de Interior son frecuentes. Tras cuatro intentos fallidos previos, Jorge Fernández respondía ayer en su teléfono a las 20.15 horas. Tres cuartos de hora antes, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, había hecho público que se había decantado por él.

¿Cómo asume su cargo?

Contento y consciente de la responsabilidad que significa asumir el Ministerio de Interior. Me siento muy honrado por la confianza que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha depositado en mi persona al elegirme para esta delicada e importante responsabilidad.

¿Cuándo le ha comunicado Rajoy que usted iba a ser ministro de Interior?

Bueno... Eso queda en el secreto de sumario. Pero con una antelación más que suficiente.

¿Qué política pretende llevar a cabo al frente de un ministerio importante de cara a Navarra, sobre todo en materia de terrorismo?

Es muy precipitado, pero lo que en el debate de investidura dijo el presidente del Gobierno yo lo asumo de la A a la Z. Creo firmemente en una Navarra foral y española.

Y respecto a ETA, ¿qué cree?

El portavoz de Amaiur hablaba de "perseverancia" y hay que decirle que persevere en exigirle a ETA que se disuelva, que es la noticia a la que tienen derecho todos los españoles.

¿Está descartada cualquier tipo de negociación con ETA?

¡Por Dios! Con los terroristas no se negocia nunca. Es evidente que eso está fuera de toda consideración. Una vez que ETA ha dicho que dejaba definitivamente su acción terrorista, lo que cabe exigirles es que comuniquen lo antes posible que se disuelven. A partir de ese momento, podremos decir que la sociedad navarra, la vasca y el conjunto de la sociedad española han acabado con una pesadilla de más de cuarenta años que no ha dejado más que un reguero de dolor y sufrimiento. Sólo cabe esperar que quienes tienen proyectos políticos que los defiendan con la fuerza de sus ideas y no pretendan hacerlo nunca más con la fuerza del terror y la extorsión.

¿Le han llamado desde Navarra al conocerse su designación?

Tengo el teléfono saturado... He recibido un mensaje muy cariñoso de la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina, que todavía no he podido contestar porque tengo el teléfono lleno de mensajes. La verdad, está siendo una locura. El presidente Mariano Rajoy ha hecho las cosas como Dios manda, es decir, comunicárselo al Rey y a continuación a la sociedad española. La composición del Gobierno la ha mantenido con absoluta discreción. La sociedad se ha enterado a través de los medios de comunicación y, a partir de ese momento, se ha producido una inflación de llamadas de amigos, conocidos, familiares y medios. Lo agradezco, pero no puedo atender a todos.

¿Tienen pensado ya quien va a ser el delegado o la delegada del Gobierno central en Navarra?

Cada día su afán. No puedo decir más...




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra