Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca

Socialistas y populares llevan el pacto al Congreso y se muestran satisfechos

  • La portavoz del PP asegura que los protagonistas de la negociación fueron Zapatero y Rajoy

Imagen de la noticia

Socialistas y populares llevan el pacto al Congreso y se muestran satisfechos

Alonso, portavoz del PSOE, y Sáenz de Santamaría, del PP, registran la reforma en el Congreso. EFE

0
Actualizada 27/08/2011 a las 00:04
  • ALFONSO TORICES . COLPISA. MADRID

Los dos grandes partidos intentarán en los próximos días que alguna de las fuerzas nacionalistas del Parlamento se sume a su pacto para constitucionalizar la obligación de que todas las administraciones públicas mantengan el equilibrio presupuestario y cumplan con el límite de déficit y de deuda que marque la Unión Europa, a partir de 2020.

No obstante, tanto el PSOE como el PP aseguraron ayer estar satisfechos de la fórmula pactada y convencidos de que la actual situación económica y financiera, marcada por una profunda y prolongada crisis, "no ha hecho sino reforzar la conveniencia de llevar el principio de referencia" a la Constitución, al objeto de fortalecer la confianza en la estabilidad de la economía española a medio y largo plazo.

Las direcciones de ambos partidos saben que las puertas a las que pueden llamar en las próximas horas son muy limitadas.

La presión de IU

Todos los grupos de la izquierda parlamentaria ya han dejado claro a PSOE y PP que ni se molesten en contactar con ellos porque su respuesta va a ser un "no" rotundo.

De hecho, el afán de IU, además de en votar en contra, se centra en conseguir convencer a un número suficiente de diputados socialistas para que se rebelen y alcanzar el 10% de firmas que obligaría a convocar un referéndum constitucional. El abanico de posibilidades de respaldo se reduce a los dos diputados de UPN y a las formaciones nacionalistas del hemiciclo, CiU, PNV y Coalición Canaria, que aún no se han atrincherado en el "no", pero que, desde que Rodríguez Zapatero realizó el sorpresivo anuncio el martes pasado, cada una de sus declaraciones se han contado por críticas.

CiU cerrará su posición en la reunión de su comité de dirección del lunes en Barcelona. La parlamentaria de UPyD, Rosa Díez, tampoco ha marcado su postura definitiva, pero no parece proclive a abordar la reforma de la Carta Magna para una cuestión tan limitada.

Los dirigentes socialistas y populares van a iniciar una ronda de conversaciones, pero desde la posición de fuerza que les da contar ya con votos de sobra en ambas Cámaras para completar la mayoría de tres quintos que exige la Constitución para poder aprobar este tipo de reforma.

De hecho, como aviso para navegantes, los portavoces de ambos partidos dejaron ayer claro que la negociación con terceros no podrá modificar el núcleo duro del acuerdo que habían cerrado de madrugada.

Tampoco están dispuestos a ceder en lo que sin duda es la demanda mayoritaria de los grupos opositores: la convocatoria de un referéndum para que la ciudadanía ratifique o tumbe la propuesta de cambio constitucional.

Protagonismos

Soraya Sáenz de Santamaría quiso restar protagonismo a Rubalcaba en las negociaciones, insistiendo en que las habían llevado directamente Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.

Rubalcaba dijo que él es el líder del PSOE y que la idea de sacar de la Carta Magna la cifra concreta de déficit fue suya

Por su parte, el portavoz del Gobierno, José Blanco, negó que las prisas de Zapatero con la reforma se deban a una exigencia del Banco Central Europeo para seguir comprando deuda pública española.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual