Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca

Socialistas y populares intentan sumar los votos de CiU al consenso reformista

  • El Gobierno se lo deja al candidato del partido para que lo lleve como "seña de identidad" en el programa electoral

0
Actualizada 01/09/2011 a las 00:03
  • EFE Y COLPISA. MADRID

Tras superar ayer su primer trámite parlamentario, la reforma constitucional ha entrado en una nueva fase en la que el PSOE y el PP negocian con CiU para llegar a un acuerdo, que el presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, ve difícil de alcanzar.

Los dos grupos mayoritarios en la Cámara tienen pocas horas para sumar, junto con UPN , un mayor consenso al acuerdo alcanzado, ya que el plazo de presentación de enmiendas a la iniciativa de reforma culmina hoy, a las dos de la tarde.

Durante una rueda de prensa conjunta con el primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, de visita oficial, Zapatero ha insistido en que esta propuesta era muy "perentoria". "Ahora una reforma nos es útil, muy útil", apostilló.

Por su parte, el coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro, pidió "prudencia" a quienes critican el pacto entre PSOE y porque "es España entera la que se está jugando su credibilidad y la que se está jugando su futuro".

Cercanía con el candidato

En su primera rueda de prensa tras plantear la reforma, Zapatero admitió las dificultades en la negociación con CiU y dijo que no es fácil incorporar al proyecto algunas de las propuestas de los nacionalistas catalanes.

Según el presidente del Gobierno, la reforma no tiene que ver con la distribución territorial del poder, sino que se trata de llevar lo que ya hay en la ley a la Constitución para hacer más fuerte el principio de estabilidad presupuestaria.

Sobre el trasfondo socialista de la reforma, Zapatero admitió que si bien él tuvo la idea de la misma, fue Pérez Rubalcaba quien "cocinó" la negociación con el PP que permitió el acuerdo.

Es decir, reconoció, "la tarea fundamental fue suya". El presidente del Gobierno intentaba así apagar los rescoldos del incendio desatado en el PSOE por su pacto con Mariano Rajoy para modificar la Carta Magna antes de informar a su partido, una iniciativa que chocó con la resistencia inicial del candidato, pero que ante la política de hechos consumados se puso a la cabeza del diálogo con la oposición.

Rodríguez Zapatero solo tuvo buenas palabras para Rubalcaba, del que dijo sentirse "más cerca que nunca" por el papel jugado en la negociación de la reforma, por su tarea de apagafuegos en el PSOE tras el conato de rebelión interna y porque ha hecho suya la iniciativa, a sabiendas de que tendrá un coste electoral por su impopularidad y por las reacciones en contra.

El impuesto para los ricos se queda sobre la mesa

El presidente del Gobierno anunció ayer que "no está previsto" aplicar ninguna medida tendente a gravar las rentas más altas. En la rueda de prensa de La Moncloa, y a una pregunta sobre si el Gobierno contempla entre sus medidas económicas alguna tendente a subir los impuestos a las rentas más altas, Zapatero se limitó a contestar: "No está previsto". Con esta respuesta, daba por hecho que no se aprobarán más cambios fiscales antes de la disolución de las Cortes, el próximo 27 de septiembre.

El Gobierno socialista se ha decantado por dejar esta iniciativa para que el candidato Pérez Rubalcaba la pueda desarrollar durante su campaña en las próximas elecciones generales.

El portavoz del Ejecutivo y ministro de Fomento, José Blanco, ya había anticipado esta idea como una "seña de identidad" del programa con el que Rubalcaba se presentará a los comicios.

En el PP

El mensaje de los populares, por otra parte, es todavía confuso. Mientras el portavoz Esteban González Pons ha defendido una mayor contribución de los más pudientes, la secretaria general del partido, Dolores de Cospedal, asegura que el PP en modo alguno se plantea una subida fiscal. "Más impuestos, igual a más paro", afirma.

El proyecto para elevar la contribución de los más ricos en la recta final de la actual legislatura estaba prácticamente cocinado en el Gobierno por caminos tan simples como eliminar la exención del 100% vigente en el Impuesto sobre el Patrimonio, o la opción de elevar el tipo marginal en el Impuesto sobre las Rentas de las Personas Físicas para los tramos de ingresos más elevados.

El descarte se produjo ante el argumento de la "falta de oportunidad" de mezclar iniciativas como la reforma constitucional con unos cambios fiscales de escaso efecto recaudatorio.

CiU: Sin ley orgánica con el techo de déficit

CiU demanda dos cambios mínimos en la reforma: que el límite al déficit de las autonomías no lo fije una ley orgánica, sino una norma de cada comunidad, y que se establezca un tope, con un máximo del 4% del PIB español, al dinero con el que los ciudadanos de Cataluña contribuyen a la financiación del resto del Estado. COLPISA

PNV: Propuesta de autodeterminación

El PNV defenderá dos enmiendas. La primera persigue añadir una disposición adicional a la Constitución que diga que "reconoce el derecho del pueblo vasco a la autodeterminación". La segunda es una matización a la reforma en marcha, que las diputaciones forales vascas tengan las mismas limitaciones de déficit y deuda que las autonomías, en lugar del déficit cero de ayuntamientos y diputaciones provinciales. COLPISA

IU: Convergencia en gasto social con la UE

IU e Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) defenderán una reforma alternativa para incluir en la Carta Magna la exigencia de converger en gasto social con Europa y de someter a referéndum las modificaciones constitucionales. Plantearán que la Constitución contemple la obligación de que España converja con el resto de la UE en materia fiscal y en calidad del empleo. EFE

ERC: Un plante en el Congreso

Ante la imposibilidad de alterar la reforma pacta por la vía de las enmiendas, ERC se inclina por otras medidas de presión, como un plante en el Congreso. El secretario general de ERC, Joan Ridao, hizo un llamamiento a CiU, PNV y BNG a plantarse mañana en el Congreso durante la votación de la reforma y evidenciar así que no "legitiman esta farsa". EFE

BNG: Enmienda a la totalidad en solitario

El portavoz del BNG, Francisco Jorquera, manifestó que no cree "necesario" que su partido presente una enmienda a la totalidad de la reforma de la Constitución junto a otros grupos. Jorquera ha mantenido que como fuerza política presentan sus "propios proyectos". EFE




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual