Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Sesión de avisos

  • "Cuando se crea empleo, crece la libertad", dijo Mariano Rajoy en su discurso, dando prioridad a la política de la lucha contra el paro.

Imagen de la noticia

Mariano Rajoy en su escaño, con los papeles del discurso. EFE

0
Actualizada 20/12/2011 a las 01:01
  • ANTONIO DEL REY . EFE. MADRID

TODO el mundo esperaba que Rajoy explicara el alcance de unos recortes que se huelen inevitables y, aunque el próximo presidente del Gobierno no fue tan concreto como quería la oposición, sí hizo sonar ya sus tijeras.

La cura pasa por lograr un ahorro de 16.500 millones de euros para 2012, cifra que pesará sobre todas las medidas económicas del nuevo Ejecutivo del PP.

Pero habrá una excepción: las pensiones. El candidato enfatizó en su discurso que en enero recuperará el poder adquisitivo de las pensiones perdido por la congelación de José Luis Rodríguez Zapatero, que ayer le escuchaba desde el banco azul.

Ese "único compromiso de gasto", según enfatizó, quedará como una isla solitaria en un paisaje sometido al principio universal del ahorro máximo. Así, no se cubrirán las vacantes de funcionarios, se eliminarán duplicidades en la Administración y se reducirá la dimensión de las entidades públicas.

Tampoco se permitirán más prejubilaciones, salvo en casos muy excepcionales. "Afrontamos enormes dificultades, nos esperan esfuerzos muy exigentes, pero también tenemos enormes fortalezas", proclamó Rajoy.

La oposición

Rajoy dejó claro que los españoles sabrán siempre la verdad "aunque duela", esto es, "llamar al pan, pan, y al vino, vino".

Tras su exposición, la oposición se apresuró a pedirle concreción por lo "ambiguo" de su discurso, e incluso el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, le reprochó que se hubiera callado las medidas más duras, pese a haber enseñado ya las tijeras. Con esta misma demanda de aclaraciones, ya por la tarde, abordó su réplica el presidente del grupo socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, que se estrenó como jefe de la oposición.

Al socialista no le salían las cuentas, con las medidas anunciadas por Rajoy, para llegar al número mágico de los 16.500 millones, y por eso le preguntó de dónde va a sacar el dinero, sospechando que será de una subida del IVA.

Hasta admitió Rubalcaba que él sí es partidario de subir los impuestos, aunque sólo a los que pueden pagarlos.

Ese exquisito cara a cara, con buena predisposición por parte de ambos para llegar a acuerdos en empleo, política exterior, administraciones públicas o sanidad, permitió confirmar, sin embargo, que Rajoy no tiene "intención" de subir los impuestos.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra