Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca

Rubalcaba reprocha a Zapatero el fondo y la forma de la reforma constitucional

  • Roberto Jiménez negó que hubiera fisuras dentro del partido y se mostró en contra de convocar un referéndum

1
Actualizada 30/08/2011 a las 00:02
  • ALFONSO TORICES . COLPISA. MADRID

Los problemas que acarrea la bicefalia que viven los socialistas se mostraron ayer en toda su crudeza. Alfredo Pérez Rubalcaba, el candidato a las elecciones generales, reprochó al presidente del Gobierno y todavía secretario general de la formación, José Luis Rodríguez Zapatero, ante toda la cúpula del partido, lo mal que ha gestionado la propuesta de reforma constitucional y la convulsión y el daño interno que causó con su actuación por sorpresa y sin debate previo.

El profundo malestar que ha desatado entre los socialistas la reforma impulsada por Zapatero para constitucionalizar la limitación del déficit público obligó ayer, víspera de que el Congreso inicie el debate de la medida, a organizar un gran cónclave en el PSOE para solventar las dudas, calmar los ánimos y cerrar filas.

En una sola jornada, Zapatero compareció ante la ejecutiva federal para dar explicaciones, Rubalcaba debatió el asunto con los barones autonómicos y se reunió con los grupos parlamentarios de ambas cámaras para acabar con las suspicacias y asegurarse que actuarán como una piña y sin fugas en las votaciones con las que se aprobará la reforma entre esta semana y la próxima.

Pese a las críticas al contenido y al planteamiento de la reforma, el candidato logró el apoyo al acuerdo final y que el partido se comprometiese a cerrar filas.

Rubalcaba, en su intervención a puerta cerrada ante la ejecutiva, le dijo a Zapatero que antes de anunciar la iniciativa ante el pleno del Congreso, el martes de la semana pasada, y coger por sorpresa a sus propios ministros y grupo parlamentario, debió de haber debatido el asunto con más calma y en los órganos de dirección del PSOE. "Yo no lo hubiera hecho así", dijo al plenario, para añadir "Así se lo dije el lunes (de la semana pasada) al presidente".

Las reticencias

El candidato socialista no ocultó que planteó a Zapatero desde un principio sus "reticencias" a introducir en la Constitución una limitación al déficit público y que solo aceptó negociarlo tras conocer los serios riesgos a los que se enfrenta la estabilidad de las finanzas públicas españolas y una vez que supo que el líder de la oposición, Mariano Rajoy, estaba dispuesto a pactar la reforma.

"El lunes por la noche, por responsabilidad, y por el estrecho margen que teníamos, le dije al presidente: adelante". Sabedor de las heridas que iba a provocar este asunto en las filas socialistas y en su electorado, añadió que desde ese momento asumió "una responsabilidad enorme, siendo el candidato del partido, y por eso me empeñé en mejorar la propuesta para lograr el mejor acuerdo posible". De hecho, el líder de "facto" de los socialistas dijo estar satisfecho de que "mis tesis" se impusiesen en la fórmula final que va a aprobar el Parlamento, que no incluye tope de déficit en la Carta Magna.

El secretario general del PSN y vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, Roberto Jiménez, aseguró tras la reunión que el apoyo de los barones del PSOE al planteamiento de Rubalcaba fue "inequívoco y unánime". Explicó que aunque él no es partidario de someter la reforma a referéndum, "se puede ser comprensivo, en cualquier caso, con que haya demandas de referéndum". Añadió que la reunión fue "muy constructiva y muy pedagógica".

Chacón discrepa del procedimiento

La ministra de Defensa, Carme Chacón, avaló ayer la reforma de la Constitución pactada por PP y PSOE "por responsabilidad y lealtad hacia el candidato" socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, pero expresó sus "dudas" por el procedimiento seguido. Chacón, que ayer fue propuesta por su partido para volver a encabezar la lista por Barcelona a las generales, tomó la palabra en la ejecutiva del PSC para opinar que, "tal como está redactado", no tiene "objeciones" al nuevo artículo 135 de la Constitución, porque era "muy flexible". Sin embargo, apuntó que tiene "más dudas respecto del procedimiento en un momento en que hay "una demanda social que reclama, con razón, más participación popular en las grandes decisiones políticas".



  • Jorge
    (30/08/11 10:33)
    #1

    La discrepancia se demuestra votando NO. Criticar ante un micrófono pero luego, cuando vale, dar el sí, es de personas hipócritas.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas
Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual