Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
EL 11-S, EN ESPAÑA

Robles para la memoria

  • "No olvidaremos a las víctimas, ni tampoco las lecciones que nos dejaron", dijo el embajador Solomont

Imagen de la noticia

Robles para la memoria

Los Príncipes de Asturias, con el embajador de EE UU, Alan Solomont, y su esposa, Susan. EFE

0
Actualizada 12/09/2011 a las 01:05
  • EFE. MADRID

LOS príncipes de Asturias rindieron ayer homenaje a las víctimas del 11-S al inaugurar un pequeño bosque de robles americanos dedicado "a la memoria de todas las víctimas del terrorismo" y que recordará a las 2.977 personas que murieron en los ataques terroristas de hace diez años en Estados Unidos.

El embajador norteamericano, Alan Solomont, destacó que, el 11-S, su país decidió que no dejaría que los terroristas cambiaran su forma de vida o minaran su democracia y sus valores.

"Son valores que compartimos con España: la creencia en la democracia, los derechos humanos y el respeto a las diferencias culturales o religiosas", señaló Solomont, quien hizo hincapié en que los atentados dejaron también "una verdad": que los terroristas "no se salen con la suya", que el extremismo violento no gana adeptos, como está demostrando la Primavera Árabe.

El último roble

Solomont expuso estas reflexiones ante los más de 200 miembros de la colonia norteamericana en España que acudieron al acto de homenaje y que, junto a la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, arroparon a José Luis de San Pío, el padre de la única española que murió en los atentados, Silvia.

Los Príncipes ayudaron, junto al embajador y a su esposa, Susan, a plantar el último de los diez robles que recordarán a las víctimas del 11-S en el parque ferial Juan Carlos I de Madrid, un gesto que repitieron la ministra de Exteriores, el alcalde de la capital y el padre de Silvia de San Pío, y que fue seguido de un minuto de silencio.

José Luis de San Pío reconoció que el décimo aniversario del 11-S "reaviva un poco más" la herida que dejaron, y quiso recordar también a las víctimas de los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid.

De San Pío indicó que supo desde el primer momento que su hija, de 26 años y embarazada, no podía haber sobrevivido al atentado, y aseguró que, "de alguna forma, sigue estando en casa" y "siendo una más de la familia".

Al homenaje -al que la Embajada de EE UU invitó a los representantes en España de los 92 países que tuvieron nacionales entre las víctimas- asistieron además el presidente del Centro Nacional de Inteligencia, el general Félix Sanz Roldán, la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua, y el presidente de la Fundación Consejo España-EE UU, Antonio Garrrigues.

El embajador de EE UU resaltó que el objetivo del homenaje no era sólo recordar a las víctimas, sino "enfatizar la capacidad de superación del ser humano e insistir en el valor de la vida".

Recordó que ya existen 11 memoriales del 11-S en EE UU, Francia, Reino Unido, Japón, Israel y Australia, lugares donde los ciudadanos "pueden reunirse para construir el futuro sin perder de vista el pasado".

"No olvidaremos a las víctimas, ni tampoco las lecciones que nos dejaron", concluyó Alan Solomont.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual