Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Rajoy confía en que la UE premie los sacrificios que tendrá que hacer España

  • Se trata de que España participe en la elaboración de los acuerdos que se adopten en la UE

Imagen de la noticia

Mariano Rajoy prepara la cumbre europea. DN

0
Actualizada 05/12/2011 a las 01:03
Etiquetas
  • ANTONIO MONTILLA . COLPISA. MADRID

Mariano Rajoy expondrá a los ciudadanos la cruda realidad de la situación económica de España durante el debate de investidura que se celebrará en el Congreso entre el 19 y 20 de diciembre. Pero el futuro presidente del Gobierno, antes de desvelar en casa los sacrificios que deberá afrontar el país, aspira a lograr de la UE el compromiso de que España recibirá alguna compensación a cambio de cumplir a rajatabla con los objetivos de reducción del déficit público.

Rajoy es consciente de lo impopular de algunas de las medidas que piensa adoptar en cuanto llegue a La Moncloa. Por ello, quiere negociar con sus socios europeos alguna contrapartida que dulcifique "los tiempos difíciles" que vienen, como él mismo avisó el sábado en Pontevedra.

Su principal objetivo es reducir los intereses que paga en la actualidad España para financiarse en los mercados internacionales, porque, de lo contrario, es consciente de que será casi imposible que los bancos puedan conceder créditos a empresas y familias, y, de esta manera, que germinen las condiciones para crear empleo, en lo que el propio Rajoy define como un "círculo virtuoso".

El próximo jefe del Gobierno está convencido de que la apertura del grifo del crédito pasa por la compra masiva de la deuda soberana de España por parte del Banco Central Europeo (BCE) para frenar los movimientos especulativos en cada colocación de títulos. En consecuencia, así bajará el interés que exigen los compradores para la financiación.

Una teoría que, por ahora, choca de frente con las tesis que quiere imponer la canciller alemana, Angela Merkel, para nada partidaria de esa política del BCE.

Miguel Arias Cañete, uno de los más estrechos colaboradores de Rajoy y al que diversas fuentes sitúan en el futuro Gobierno, evita pronunciarse sobre si el futuro presidente secunda la postura de Merkel o la de Nicolas Sarkozy, más predispuesto a que el BCE ponga fin a la convulsión de los mercados con la adquisición de deuda soberana de los países en problemas.

Para el viernes

Arias Cañete explica que España defiende "un gran y definitivo acuerdo" en el Consejo Europeo que se celebrará el próximo viernes en Bruselas. "No podemos asistir impasibles a otro consejo que sea una solución transitoria y a medias, y que no produzca efectos profundos", remacha.

Un cónclave decisivo en el que no participará Rajoy, aunque los socios europeos sí conocerán la postura del futuro mandatario a través del presidente en funciones, Rodríguez Zapatero.

Ambos consensuarán la posición española durante una entrevista que se producirá antes del miércoles por la tarde, día en el que Rajoy viajará a la ciudad francesa de Marsella para participar en una reunión del Partido Popular Europeo y donde mantendrá reuniones bilateales con Merkel y Sarkozy, entre otros.

Criterios de estabilidad

En la ciudad francesa también se entrevistará con el secretario del Tesoro norteamericano, Timothy Geithner.

Arias Cañete asevera que, tanto en Bruselas como en Marsella, España "mandará el mensaje de que actuaremos como un país que aplicará unos criterios de estabilidad presupuestaria y de reducción del gasto público para cumplir con el objetivo de reducción del déficit".

A partir de ahí, el exministro de Agricultura con José María Aznar advierte de que España no jugará sólo el papel de país que vote los acuerdos de la UE, sino que quiere "participar" en la elaboración de los mismos.

Y, sobre todo, que ese esfuerzo que va a hacer el pueblo español tiene que tener por parte de la UE una respuesta positiva.

LOS TRES EJES DE TRABAJO EXIGIDOS POR EUROPA

Más austeridad para reducir el déficit y calmar así a los mercados financieros

La UE quiere que el nuevo Gobierno ponga en marcha las reformas de inmediato para recuperar la confianza de los inversores, y una de las principales herramientas para ello es la lucha contra el déficit. Según los cálculos de la Comisión Europea, España cerrará este ejercicio con una desviación de seis décimas sobre el objetivo pactado con la UE del 6%. En 2012, el diferencial se ensancharía todavía más y quedaría muy lejos del 4,4% estipulado. El Ejecutivo comunitario atribuye el incumplimiento del déficit al gasto excesivo de las comunidades autónomas frente a un Gobierno central más comprometido con la austeridad. Los expertos europeos concluyen que se requerirán más "acciones correctivas". Incluso se cifra la profundidad de los recortes necesarios: en 2012, haría falta un tijeretazo de 15.000 millones.

La elevada tasa de desempleo, inconcebible en la construcción de la nueva Europa

La UE ve con horror la tasa de desempleo española, que duplica de largo la media europea del 10%. El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, recordó que en la nueva Europa que se pretende construir no pueden existir desequilibrios de ese calibre. El comisario de Economía, Olli Rehn, fue mucho más gráfico: "Si yo fuera un joven español y me enfrentara a un paro juvenil superior al 40%, mientras que en Holanda es del 4% o en Austria del 5%, me preguntaría por qué". Bruselas defiende la necesidad de introducir una mayor flexibilidad en las empresas, la descentralización de la negociación colectiva y mayores oportunidades para los jóvenes. La Comisión Europea llegó a pedir al Gobierno que "explorara" una reducción de las cotizaciones sociales de las empresas, a cambio de una subida del IVA u otros impuestos energéticos.

La recapitalización de la banca ante su alta exposición a la deuda soberana

El tercer frente en el que la UE aguarda expectante es la recapitalización de la banca. La desconfianza de los mercados llevó a los Veintisiete a apostar en octubre por requisitos más exigentes para las entidades, lo que acabó dejando a España con un importante agujero. Las cinco marcas principales del sector-Santander, BBVA, Caixabank, Bankia y el Popular- tienen hasta junio para apuntalar sus cuentas con 26.161 millones. Rajoy deberá pilotar el proceso, aunque se acordó que el dinero público sólo se entregará como "último recurso". El sector financiero español deberá buscar una cuarta parte de los fondos reclamados a toda la UE. Los socios controlarán al detalle estas recapitalizaciones y los inversores no quitan ojo a las entidades, porque temen que se contagien ante su elevada exposición a la deuda soberana.

Expectación por el ministro de Economía

Las instituciones europeas y los países miembros de la moneda única aguardan con especial interés el nombramiento del nuevo ministro de Economía. En Bruselas, se confía en la designación de un ministro sólido y con una trayectoria contrastada. El futuro titular de Finanzas deberá desarrollar una parte fundamental de su labor en el seno del Eurogrupo, que se reúne al menos una vez al mes. Pese a la discreción con la que se mueve Rajoy, la semana pasada se tuvo constancia de que la Comisión Europea conoce de primera mano los planes del nuevo presidente. José María Aznar se reunió la semana pasada en Bruselas con José Manuel Durao Barroso y con el comisario Michel Barnier.

El inglés, la asignatura pendiente

Mariano Rajoy se dirigirá a los líderes del Partido Popular Europeo en castellano. Sus colaboradores aseguran que, pese a que avanzó mucho en el conocimiento del inglés -recibe clases tres veces por semana, una hora al día-, aún no está en condiciones de prescindir del traductor en reuniones oficiales al más alto nivel. Su conocimiento del inglés es suficiente para una conversación elemental, pero poco más, según comentan sus colaboradores. Cuando el futuro presidente del Gobierno fue preguntado por esta carencia idiomática, común en casi todos los gobernantes españoles, lo achaca a su educación francófona en la infancia y adolescencia en Galicia.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra