Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

Nacional Nacional

La Hemeroteca
CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

PSOE, PP y UPN aprobaron la reforma frente a la bronca de los nacionalistas

  • Tres diputados socialistas no acudieron, otro votó en contra y otro más se equivocó y también votó "no"

Imagen de la noticia

PSOE, PP y UPN aprobaron la reforma frente a la bronca de los nacionalistas

El abandono de la Cámara de ERC, ICV, BNG y Na Bai. En segundo lugar por la escalera, Uxue Barkos. EFE

0
Actualizada 03/09/2011 a las 00:03
  • RAMÓN GORRIARÁN . COLPISA. MADRID

El Congreso aprobó ayer la reforma de la Constitución que fija el principio de la estabilidad presupuestaria, en medio de una rebelión de las fuerzas nacionalistas nunca vista en la Cámara.

La modificación fue respaldada por 316 votos de PSOE, PP y los dos diputados de UPN, pero los partidos mayoritarios no lograron ni un respaldo adicional a lo conseguido el pasado martes.

CiU, PNV e IU se negaron a votar; Esquerra Republicana, Iniciativa per Catalunya, Bloque Nacionalista Galego y NaBai abandonaron el pleno en señal de protesta; y Coalición Canaria, UPyD, y dos diputados socialistas apretaron el botón del "no".

Fue un pleno surrealista. Comenzó tedioso y acabó con bronca. Las frenéticas negociaciones de socialistas y populares con CiU para que, al menos, se abstuviese en la votación, parecían haber dado fruto en forma de dos enmiendas transaccionales a las propuestas de los nacionalistas catalanes.

El veto de Llamazares

Pero ahí llegó el diputado de IU, Gaspar Llamazares, para vetar los textos acordados y echar el pacto por la borda. Los cambios pactados no pudieron votarse, y CiU tuvo que someter al escrutinio de la Cámara sus ocho enmiendas originales que pedían dejar en manos de los parlamentos autonómicos los límites al déficit y el endeudamiento. Como era de esperar fueron derrotadas, al igual que todas las que presentaron los demás grupos. PSOE y PP no aceptaron ni una. La actitud de IU destrozó el pírrico triunfo de los dos grandes partidos, que habían arrancado a CiU del bloque del "no" para pasar a la abstención.

Así lo reconoció el presidente del Gobierno, que achacó el revés al "problema" de Llamazares. Duran Lleida, sin embargo, aseguró que en ningún caso, ni siquiera si se hubieran aprobado las transaccionales, habrían participado en la votación.

Fuentes de CiU, en cambio, reconocieron que la idea era abstenerse si salían adelante las enmiendas pactadas con PSOE y PP.

No fue el único sainete de la mañana. BNG y NaBai retiraron sus enmiendas para que no fueran votadas y abandonaron el salón de plenos. Lo mismo hicieron los tres de ERC y la representante de ICV.

En señal de protesta

En total, siete parlamentarios dejaron el salón de plenos en señal de protesta por el fondo de la propuesta y por la forma en que se ha tramitado.

Los de CiU y PNV no salieron del hemiciclo, pero no votaron, mientras que el representante de IU no salió, aunque no ocupó su escaño, y tampoco votó. "Me he ido en espíritu con mis compañeros, y he dejado mi cuerpo para vetar las transacciones de PSOE y CiU en justa correspondencia", diría Llamazares.

En el grupo del PSOE también hubo incidencias. Los tres diputados de Izquierda Socialista no acudieron al pleno para no tener que votar a favor por disciplina, pero otros dos votaron en contra, uno en conciencia, el exsecretario general de CC OO Antonio Gutiérrez, y otro por error.

El debate, por lo demás, no pasará a los anales del parlamentarismo. Los grupos nacionalistas y los minoritarios de izquierda optaron por la repetición casi mimética de los argumentos empleados el martes durante la toma en consideración de la proposición de ley con el añadido de las protestas por el veto de la Mesa del Congreso a las enmiendas. El único cambio fue que sus quejas fueron más amargas.

El portavoz de CiU, que en esta ocasión fue Josep Sánchez Llibre, dijo que socialistas y populares "han dinamitado" el consenso constitucional de 1978 con el único fin de convertir la ley fundamental en "su finca particular". El nacionalismo catalán, resumió, "se siente agredido".

Josu Erkoreka, del PNV, afirmó sobre la reforma en sí que se trata de "un abuso y un atropello". Los demás portavoces no se quedaron atrás. Francisco Jorquera, del BNG, habló de "contrarreforma"; y Nuria Buenaventura, de ICV, denunció que se ha cambiado "la soberanía del pueblo por la soberanía de los mercados".

Cambio "neocon"

El portavoz de ERC, Joan Ridao, afirmó que es un cambio "antisocial, conservador y "neocon"" con el que PSOE y PP enarbolan "el mismo estandarte neoliberal"; por UPyD, Rosa Díez sostuvo que los dos partidos mayoritarios "han expropiado" la Constitución.

En los escaños socialistas y populares aguantaron impertérritos el chaparrón aunque alguna protesta se escapó.

La portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, replicó a los nacionalistas que dejar "al arbitrio" de las comunidades los límites de déficit es "tener 17 déficit que difícilmente cuadran y el objetivo es que cuadren".

Alonso (PSOE) abundó en la misma línea y señaló que si cada autonomía fija el tope la reforma l "perdería toda su fuerza".

VOTACIÓN DE AYER Y COMPARACIÓN CON 1978

1 La reforma, con 316 votos a favor, de los 321 presentes. Ayer votaron a favor de la reforma 316 diputados (PSOE, PP y UPN) de los 321 presentes (son 350 en total); en contra, 5: los socialistas Gutiérrez y Bar (éste por error), los 2 de Coalición Canaria y Rosa Díez (UPyD). No votaron: CiU, PNV, ERC, IU, ICV, BNG y NaBai.

Tres diputados socialistas (Rocha, Pérez Tapias y Barrio) no entraron en la sala por disconformidad con la reforma.

2 La aprobación de la Constitución en octubre de 1978. El 31 de octubre de aquel año la aprobación de la Carta Magna contó con 330 votos, 9 más que la reforma de ayer. En 1978 la Constitución fue respaldada por el PSOE, el PC , UCD, AP, la entonces Minoría Catalana y el Grupo Mixto. Cinco diputados de AP y Letamendia, de Euskadiko Ezkerra, votaron en contra. Los 7 de PNV se abstuvieron, así como 3 de AP, 2 de ICD y 2 catalanes.

CLAVES

El PSOE estudia los casos de ruptura de la disciplina de voto. La dirección del PSOE estudiará en los próximos días si sanciona al diputado Antonio Gutiérrez por votar en contra y analizará también las situaciones de los tres parlamentarios que no acudieron a votar.

La reforma pasa al Senado con la misma tramitación. Después del Congreso, la reforma constitucional pasa ahora al Senado, donde entrará en la sesión plenaria del próximo día 7. También exige la propia Constitución, como en el Congreso, una mayoría de tres quintos para las reformas.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual