Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
REFORMA CONSTITUCIONAL

PSOE y PP no lograron reeditar el consenso constitucional de 1978

  • En una acción de protesta sin precedentes, los diez diputados de CiU se negaron a votar

Imagen de la noticia

PSOE y PP no lograron reeditar el consenso constitucional de 1978

El candidato Rubalcaba habla con el presidente Zapatero, poco antes de ocupar su escaño. EFE

6
Actualizada 31/08/2011 a las 11:00
  • ALFONSO TORICES . COLPISA. MADRID

El PSOE y el PP tendrán que aprobar la primera reforma de calado que sufre la Constitución en sus casi 33 años de existencia en solitario, con el único respaldo de los dos diputados de Unión del Pueblo Navarro por parte del resto de los grupos.

El debate que permitió ayer la toma en consideración por el Congreso de la proposición de ley para introducir en la Carta Magna el principio de estabilidad presupuestaria dejó claro que tanto los grupos minoritarios de izquierda como todos los nacionalistas se desmarcan de la iniciativa de los dos grandes partidos y en la votación del viernes negarán su apoyo.

La falta de aliados no va a disuadir a socialistas y populares de aprobar una reforma que consideran imprescindible y urgente, entre otras cosas para intentar vacunar a la deuda pública española contra nuevos ataques de los mercados a partir de septiembre, pero ha puesto en evidencia su fracaso a la hora de restablecer el amplio consenso político que rodeó la aprobación de la Constitución de 1978, que fue hasta ayer el objetivo confeso de ambas formaciones.

Estado del bienestar

Los portavoces de los dos grandes grupos defendieron la necesidad de que el equilibrio presupuestario sea obligatorio para todas las administraciones públicas porque es una garantía para el mantenimiento del Estado de bienestar, rechazaron que la regulación invada la autonomía de las nacionalidades y regiones, y el PSOE aseguró que seguirá permitiendo políticas redistributivas de izquierdas.

PSOE y PP no podrán contar ni con IU, heredera del PCE que pactó la Carta Magna, que se descalificó del proyecto desde el primer momento, ni con CiU, que considera que su exclusión de las negociaciones le desvincula incluso de su compromiso con el primigenio consenso constitucional.

Tampoco sumará los votos de PNV, que hace 33 años y tras pactar buena parte de la ley fundamental se mantuvo en la abstención y que ahora se encamina hacia un "no" rotundo a la reforma.

Las votaciones

No sólo va a adelgazar el apoyo político a la Constitución, sino que los dos partidos han sido incapaces de sumar al consenso a otras formaciones de nuevo cuño. No es previsible que acepten ninguna de las enmiendas al proyecto que pueden presentarse hasta el jueves.

La votación que permitió ayer a la reforma pasar su primer trámite parlamentario fue una radiografía bastante fiel del resultado con el que el Congreso la aprobará el viernes.

La admisión del texto tuvo 318 votos a favor de PSOE, PP y UPN; dos abstenciones, de Coalición Canaria; 16 votos en contra, de PNV, ERC, IU, BNG, UPyD y NaBai; y la sorpresiva actitud de los diez diputados de CiU que, en un hecho inusual en el Congreso y pese a estar sentados en el hemiciclo, se negaron a votar como acto de protesta y fueron contabilizados por tanto como ausentes.

Aunque el grupo socialista cree que aún le queda un "margen mínimo" para negociar el apoyo de CiU, fuentes de la federación catalana dijeron que su "no" ya está decidido.

Los diputados de ERC, en una variante del desplante de CiU, tratan de convencer a los grupos de izquierda y nacionalistas para que el viernes abandonen el pleno antes de la votación, con el fin de demostrar su repulsa. Toda la oposición criticó las formas en las que se ha planteado esta iniciativa, en pleno mes de agosto y sin contar con la opinión de todo el arco parlamentario pese a tratarse de una modificación de la Carta Magna.

Muy duro fue el portavoz de CiU Josep Antoni Duran Lleida, que calificó de "esperpéntico" que con "nocturnidad y alevosía" se haya hecho "añicos" el consenso constitucional.

Duran Lleida avisó del "choque de trenes" que supone esta reforma y criticó la agresión que sufrirá la autonomía financiera de las comunidades.

Alonso (PSOE) aseguró que sin esta reforma la situación "se agravaría en otoño" y se alcanzaría un estado "insostenible" que pondría en riesgo las políticas sociales de bienestar.

Una idea que compartió la portavoz del PP, Sáenz de Santamaría, para quien es una medida "necesaria, oportuna y responsable", que reforzará el modelo de Estado y mediante la cual la estabilidad presupuestaria se convertirá en un deber y no en una opción.

Satisfacción de Zapatero

La visualización en el panel luminoso del resultado permitió respirar tranquilos a los máximos responsables socialistas porque confirmó que su grupo parlamentario, pese a las muchas dudas y algunos descontentos con la modificación, cerró filas y mantuvo la disciplina de voto tal y como el día anterior había asegurado el candidato Alfredo Pérez Rubalcaba.

El presidente Rodríguez Zapatero, muy criticado en su partido por lanzar la reforma por sorpresa y sin debate interno, reconoció al término del recuento estar "muy satisfecho" por "el enorme sentido de la responsabilidad del PSOE".

Sólo el exsecretario general de CC OO y diputado por el PSOE, Antonio Gutiérrez, voto "no" en el grupo socialista. Los cuatro diputados de la corriente Izquierda Socialista, al final votaron sí.

El resultado también permite extraer otras conclusiones. PP y PSOE cuenta con cien votos de sobra para superar los tres quintos del hemiciclo que requiere la aprobación de la norma. Y los dos juntos no dejan margen de voto para pedir el referéndum.



  • ¡esta es la verdad !!
    (31/08/11 12:48)
    #6

    En toda europa se ha reformado la constitucion muchas veces,aqui nunca,¿sabeis porque ?,porque nadie la cumple,se hacen las cosas incostitucionalmente,asi que importa un carajo lo que diga la constitucion,nuestros jueces nos diran la forma de hacerlo y luego el constitucional hara el paripe....

    Responder

  • asqueado
    (31/08/11 10:54)
    #5

    Carlos ,TODOS los partidos son lo mismo,incluidos IU,ERC,la izquierda abertzale,etc. Todos son unos estafadores políticos. Incluidos esos partidicos que van de alternativos y diferentes.

    Responder

  • Alex
    (31/08/11 10:47)
    #4

    Para Tiene narices, yo pienso como tu... pero estamos en un momento de la vida que pesan más las minorías que las mayorías.

    Responder

  • ¡Tiene narices!
    (31/08/11 09:40)
    #3

    ¿Hace falta unanimidad para saber que no se puede gastar más de lo que se ingresa? No hemos visto pedir unanimidad (o consenso que dicen algunos) para aprobar el Estatuto de Cataluña, ni la ley del aborto, por poner un par de ejemplos. En esos casos con la mitad más uno valía y nadie discutía que la mayoría lo había aprobado legal y legítimamente. Ahora cuando se trata de poner orden en las cuentas y freno al endeudamiento, se requiere consenso, unanimidad y café para todos.

    Responder

  • Isidro
    (31/08/11 09:39)
    #2

    En teoría pudiera ser acertada la medida, pero no su procedimiento. Si la soberanía reside en el pueblo, no sirven las prisas y atajos, como escusa para hurtársela. Una vez aprobada la reforma, ¿ Cómo se impide a un Ayuntamiento endeudarse por encima del límite? ¿ Castigando a sus ciudadanos, que ni pinchan ni cortan?

    Responder

  • carlos
    (31/08/11 08:32)
    #1

    Aquí lo tenemos claro. Ya no existe derecha ni izquierda, son lo mismo los dos partidos y buscan lo mismo.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual