Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
DEBATE DE INVESTIDURA

Las nuevas medidas, al filo de las tijeras

El candidato del Partido Popular a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy

El candidato del Partido Popular a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy

AFP
2
Actualizada 19/12/2011 a las 21:45
  • EFE.MADRID
Dentro y fuera del Congreso todo el mundo esperaba que Mariano Rajoy explicara este lunes, en su discurso de investidura, el alcance de unos recortes que se huelen inevitables, y aunque el próximo presidente del Gobierno no fue  tan concreto como quería la oposición, sí hizo sonar ya sus tijeras.

Con la comodidad que da su holgada mayoría absoluta, el líder del PP subió a la tribuna para lanzar unos mensajes económicos de ahorro, austeridad y sacrificio que permiten vislumbrar la dureza de unas medidas que comenzarán a notarse con un nutrido paquete de reformas urgentes a comienzos del próximo año.

La cura pasa por lograr un ahorro de 16.500 millones de euros para 2012, cifra que pesará sobre todas las medidas económicas del nuevo Ejecutivo del PP.

Pero habrá una excepción: las pensiones


El candidato a La Moncloa enfatizó en su discurso matutino, aclamado por el bien nutrido grupo popular, que en enero recuperará el poder adquisitivo de las pensiones perdido por la congelación de Luis Rodríguez Zapatero, quien este lunes le escuchaba desde el banco azul.

Ese "único compromiso de gasto", enfatizó, quedará como una isla solitaria en un paisaje público sometido al principio universal del ahorro máximo.

Así, no se cubrirán las vacantes de funcionarios que queden en el sector público, se eliminarán duplicidades en la Administración y se reducirá la dimensión de las entidades públicas.

Y habrá menos puentes festivos

El candidato asumió una sugerencia de la patronal para acabar con las semanas salpicadas de festivos de manera que las fiestas se "peguen" a los fines de semana.

Tampoco se permitirán más prejubilaciones, salvo en casos muy excepcionales.

"Afrontamos enormes dificultades, nos esperan esfuerzos muy exigentes, pero también tenemos enormes fortalezas", proclamó.

De cualquier modo, Rajoy dejó claro que los españoles sabrán siempre la verdad "aunque duela", esto es, "llamar al pan, pan, y al vino, vino".

Todo con la creación de empleo como su mejor bandera, hasta el punto de que expuso, a modo de blasón para esta X Legislatura: "Cuando se crea empleo, crece la libertad".

Tras su exposición, la oposición se apresuró a pedirle concreción por lo "ambiguo" de su discurso, e incluso el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, le reprochó que se hubiera callado las medidas más duras, pese a haber enseñado ya las tijeras.

Con esta misma demanda de aclaraciones, ya por la tarde, ha abordado su réplica el presidente del grupo socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, que se ha estrenado como jefe de la oposición.

Si en los últimos ocho años lo habitual en Rajoy eran sus preguntas retóricas desde la tribuna este lunes no hizo ninguna, pero sí Rubalcaba, quien le planteó cuestiones directas para exigirle aclaraciones y que desvelara "las malas noticias".

Al portavoz socialista no le salen las cuentas, con las medidas anunciadas por Rajoy, para llegar al número mágico de los 16.500 millones, y por eso le preguntó de dónde va a sacar el dinero, sospechando que será de una subida del IVA.

Hasta admitió Rubalcaba que él sí es partidario de subir los impuestos, aunque sólo a los que pueden pagarlos.

Este exquisito "cara a cara", con buena predisposición por parte de ambos para llegar a acuerdos en empleo, política exterior, administraciones públicas o sanidad, permitió confirmar sin embargo que Rajoy no tiene "intención" de subir impuestos.

Ni tampoco de cambiar la edad de jubilación, que se amplió a los 67 años, para volver al anterior umbral de los 65.

Más alejados estuvieron los dos en educación, porque si el aspirante a presidente propuso por la mañana un bachillerato más largo, de tres años, Rubalcaba se negó por la tarde a poner "patas arriba" la enseñanza secundaria.

O en política energética; pidió a Rajoy que "importe" de Merkel su política de cierre de nucleares en vez de los "minijobs", o salarios de 400 euros para trabajos de aprendiz.

El socialista no se olvidó de reivindicar el papel del Gobierno saliente en derechos cívicos, e invitó al PP a retirar el recurso de inconstitucionalidad sobre matrimonios homosexuales.

Y aunque el voto del PSOE a la investidura de Rajoy este martes será negativo, sí le anticipó un "espíritu positivo" en su nueva tarea de oposición.


  • Nostradamus
    (20/12/11 10:51)
    #2

    Hay un recorte brutal en algo que está pasando desapercibido del discurso de ayer. La enseñanza obligatoria sólo llegará hasta los 16 años. Ahora la teníamos en 18. Si el sistema no cambia radicalmente el fututo es muy negro. Miles de jóvenes abandonarán la escuela el día siguiente a cumplir los 16 años. No habrá por qué darles clase si no aprovechan el tiempo. Va a ser la verdadera revolución de los funcionarios docentes. Menos sueldo, más horas de clase, más días de clase............así no puede ser.

    Responder

  • José Masila
    (20/12/11 08:35)
    #1

    El alcance de las tijeras está pendiente del déficit final de 2011 que se conocerá más exactamente en los dos primeros meses de 2012. Los cálculos iniciales de Rajoy hablan de un recorte de 16.500 millones de euros en razón de las cuentas que le ha manifestado el gobierno saliente. Rajoy se ha fiado ¡en principio! Pero puede que no tenga un pelo de tonto y por ello espera a comprobar que los 16.500 millones son 16.500 y no 30.000. En este tema manda Europa y hay que hacer lo que hay que hacer sí o sí. La profundidad del corte o del tijeretazo se conocerá con exactitud a mediados o finales de febrero. Por ejemplo, la Seguridad Social tiene pagos imputables a 2011 que se realizan a finales de enero, como la desviación en 2011 del incremento de pensiones sobre el IPC.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra