Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

"Habrá que ser rápidos y ágiles en las medidas contra la crisis", avisa Rajoy

  • Desde mayo, todos aplican la receta de prescindir de los gastos no indispensables

Imagen de la noticia

Saludos a Rajoy en plena calle, en Pontevedra, acompañado de Núñez Feijóo, dos semanas después del triunfo electoral. EFE

0
Actualizada 04/12/2011 a las 01:03
Etiquetas
  • COLPISA Y EFE. PONTEVEDRA

Mariano Rajoy inaugurará su mandato con un severo plan de ajuste. Y por si había dudas, las despejó ayer en Pontevedra, repitiendo lo que había dicho en la campaña electoral. "Lo que viene para España es muy difícil" y "las cosas no van a ser fáciles", advirtió en su primera aparición pública tras la concluyente victoria en las urnas del 20-N.

El futuro presidente del Gobierno escogió su ciudad y, tras mantener una breve reunión con la dirección local de su partido, compareció ante los medios sin aceptar preguntas.

"Las cosas están complicadas y va a haber que tomar decisiones" sin dilaciones. Por tanto, añadió, "tenemos que ser rápidos y ágiles". Confirmó así que los primeros consejos de ministros del 23 y 30 de diciembre no van a ser en absoluto de toma de contacto, sino que van a estar plagados de decisiones económicas para recortar el gasto público.

Tras recordar una cena de apoyo que se celebró en Pontevedra cuando perdió las elecciones generales de 2008, dijo que ahora "no está esto para cenas", porque "lo que viene para España es muy difícil". Eso sí, aseguró que tiene "las ideas claras" y que el país saldrá adelante.

Era su primera comparecencia en público desde la noche del escrutinio. Hasta ayer, se lo había podido ver en las imágenes de las reuniones en su despacho de la sede del partido, en Madrid.

Acompañado del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y tras subrayar que no es tarea sólo de un gobierno, sino de una nación, Rajoy repitió que está "a favor de controlar el gasto, ya que nadie puede gastar lo que no tiene". En ese sentido es donde advirtió de que se impone ser "rápidos y ágiles" en las medidas.

"Auténtica necesidad"

Para el líder del PP y presidente in pectore, controlar el gasto es ahora "una auténtica necesidad", pero destacó que, además, trabajará para que tanto las entidades financieras, como las pymes y las familias puedan financiarse "a precios razonables", de manera que la economía empiece a crecer y a "generar empleo".

En lo que eran sus primeras palabras en público tras la victoria electoral del 20-N, el líder del PP destacó que las dificultades a las que hay que enfrentarse requieren "hacer otra política económica y explicarla muy bien", para lo que solicitó la ayuda de los partidos y los agentes económicos y sociales.

Ante los medios de comunicación, Rajoy explicó su reserva de estos días pasados y por qué no compareció antes públicamente. "Desde el día de las elecciones no he podido parar, no he salido de Madrid, lo cual es lógico porque la situación es difícil y es complicada", afirmó, en relación con el trabajo y los preparativos del encuentro con Merkel y Sarkozy.

No ocultó su alegría por estar en Pontevedra en su primera aparición pública tras las elecciones y por haber podido abrazar a su padre y a toda su familia.

Rajoy se mira en el espejo de los presidentes autonómicos del partido

Al decimotercer día rompió su silencio. Rajoy habló ayer por primera vez en público desde la noche de la victoria electoral. Y lo hizo en Pontevedra, a la que considera su ciudad natal, aunque viniera al mundo en Santiago de Compostela. En Pontevedra tuvo su primer cargo público, de concejal. "Y a mucho honra", dijo. El futuro presidente subrayó la urgencia de tomar medidas contra el déficit y para crear empleo, sin dar detalles. Nadie en el PP se atreve a decir en qué consistirá el paquete de ajuste, pero recuerdan que no hay que ir muy lejos para encontrar pistas. Basta con mirar en el espejo de sus barones territoriales, que, desde mayo, cumplen su orden de prescindir de todo aquel gasto que no fuera "indispensable".

Rajoy sabe que tendrá menos tiempo que sus presidentes autonómicos. Líderes europeos como Merkel y Sarkozy trufaron sus mensajes de felicitación con recordatorios para que instaure una era de austeridad en España. Los presidentes autonómicos acometieron los recortes en dos fases. Una primera más cosmética, con reducción de cargos de confianza, coches, etcétera. La segunda no respetó ni el territorio sagrado de la educación y la sanidad, sin menguar los servicios, pero sí con menor dotación económica y con reducción de las plantillas al máximo.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra