Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca

El Papa, preocupado por el desempleo entre los jóvenes

  • El Rey pide al Santo Padre que aliente a la juventud "frustrada y en una profunda crisis de valores"

Imagen de la noticia

El Papa, preocupado por el desempleo entre los jóvenes

Una multitud aclama a Benedicto XVI que se desplazó en el papamóvil hasta la Plaza de Cibeles. EFE

0
Actualizada 19/08/2011 a las 01:04
  • EFE. MADRID

El papa Benedicto XVI y el rey Juan Carlos coinicidieron ayer en expresar su preocupación por el desempleo juvenil y en la necesidad de apoyar a los jóvenes para que puedan cumplir sus sueños y profundicen en los valores éticos y de su fe.

Benedicto XVI, que llegó por la mañana a Madrid para participar hasta el próximo domingo en la XXVI Jornada Mundial de la Juventud, había declarado a los periodistas, durante su vuelo hacia Madrid, que "la crisis económica actual es también una crisis de ética y sin ella la economía no puede funcionar y el hombre tiene que ser el centro de la economía y no al revés".

En su primer discurso oficial a su llegada al aeropuerto de Madrid-Barajas, y tras recibir el saludo de los Reyes de España, Juan Carlos y Sofía; del presidente del Gobierno, José Luis Rodriguez Zapatero, y otras personalidades, el Pontífice animó a los españoles a vencer los actuales "motivos de preocupación" a través de sus hondas raíces cristianas, en un clima de respetuosa convivencia con otras "legítimas opciones".

El futuro y la inseguridad

"Con todas las fuerzas de mi corazón", añadió el Papa dirigiéndose a los jóvenes, deseo que "nada ni nadie os quite la paz; no os avergoncéis del Señor".

Benedicto XVI añadió que muchos jóvenes miran con preocupación el futuro ante la dificultad de encontrar un empleo digno, o bien por haberlo perdido o tener uno muy precario e inseguro, al tiempo que se enfrentan a problemas como las drogas.

Lamentó también las "tensiones y choques abiertos" en muchos lugares del mundo, donde la justicia y el valor de la persona humana se "doblegan fácilmente" a intereses egoístas, materiales e ideológicos y no se respeta como es debido el medio ambiente y la naturaleza y, en este contexto, ha pedido ayuda para que los jóvenes permanezcan firmes en la fe.

"Interesados en Cristo"

"Es urgente -dijo el Papa- ayudar a los jóvenes discípulos de Jesús a permanecer firmes en la fe y a asumir la bella aventura de anunciarla y testimoniarla abiertamente con su propia vida. Un testimonio valiente y lleno de amor al hombre hermano, decidido y prudente a la vez, sin ocultar su propia identidad cristiana, en un clima de respetuosa convivencia con otras legítimas opciones".

"Vengo aquí a encontrarme con millares de jóvenes de todo el mundo, católicos, interesados por Cristo o en busca de la verdad que dé sentido genuino a su existencia -aseguró-. Para exhortar a los jóvenes a encontrarse personalmente con Cristo amigo y así, radicados en su Persona, convertirse en sus fieles seguidores y valerosos testigos".

Así, destacó que la JMJ trae un "mensaje de esperanza" que llena de confianza ante el mañana de la Iglesia y del mundo.

Palabras del Rey

En este sentido, recalcó que el descubrimiento del Dios vivo "alienta a los jóvenes y abre sus ojos a los desafíos del mundo en que viven, con sus posibilidades y limitaciones". "Ven la superficialidad, el consumismo y el hedonismo imperantes, tanta banalidad a la hora de vivir la sexualidad, tanta insolidaridad, tanta corrupción.

Y saben que sin Dios sería arduo afrontar esos retos y ser verdaderamente felices, volcando para ello su entusiasmo en la consecución de una vida auténtica", aseguró.

El rey Juan Carlos, quien intervino en primer lugar para agradecer la tercera visita del papa a España en estos seis años de su pontificado, expresó la necesidad de acabar con el "intolerable" desempleo juvenil y urgió a facilitar a los jóvenes todos los medios disponibles para que logren abrirse camino en unos tiempos que no son fáciles.

Crisis de valores

El monarca subrayó también que para entender la "personalidad histórica de España" resulta "clave" la aportación artística, cultural y religiosa del cristianismo.

Y le dijo al papa que en España encontrará, "un país abierto al mundo por historia, lengua y cultura; una gran nación democrática, antigua y diversa, amante de la paz, la libertad y la justicia".

España, agregó el rey Juan Carlos, es una nación con "una juventud solidaria", "la mejor formada de nuestra historia", con un "sentido profundo de la solidaridad", que "nos inspira sentimientos de orgullo y de confianza en el porvenir".

Y coincidió con el Papa en que "no son tiempos fáciles para una juventud tantas veces frustrada por falta de horizontes personales y laborales, y que se rebela ante los graves problemas que aquejan al ser humano y al mundo de hoy". "En el trasfondo de todo ello -continuó el Rey- se percibe una profunda crisis de valores. Los jóvenes necesitan no sólo oportunidades, sino también la ejemplaridad de sus mayores; no sólo razones, sino actitudes que motiven, llenen e impulsen su existencia y alienten su esperanza".

Recibimiento en Barajas

En el aeropuerto de Barajas, el Papa fue recibido por los Reyes y por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, entre otras autoridades de los gobiernos central y autonómico madrileño, y del Ayuntamiento de la capital. Nada más aterrizar, el Santo Padre fue saludado en el interior del avión por el nuncio, monseñor Renzo Fratini, y por el introductor de embajadores, José María Rodríguez Coso. Posteriormente el Papa descendió del avión y ha sido recibido por Don Juan Carlos, Doña Sofía y el arzobispo de Madrid, cardenal Antonio María Rouco. En el Pabellón de Estado del aeropuerto de Barajas se encontraban además el presidente del Congreso, José Bono, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la ciudad, Alberto Ruiz-Gallardón, entre otros. El alcalde entregó al Papa las llaves de oro de la ciudad de Madrid en un acto celebrado en la Puerta de Alcalá.

El Papa pide no ocultar la identidad cristiana

Benedicto XVI hizo un llamamiento a "una respetuosa convivencia" entre los cristianos y los seguidores de otras "legítimas opciones", en alusión no sólo a los fieles de otras religiones sino sobre todo al creciente número de ateos y agnósticos que se registran en España y todo Occidente.

El Papa reconoció en el acto de bienvenida en Madrid que "actualmente hay motivos para la preocupación" en España, refiriéndose a la crisis de fe que tienen lugar en el país.

Y denunció no sólo la "persecución abierta" y violenta que los cristianos sufren en algunos países (sobre todo de mayoría musulmana) si no también a la "persecución larvada" que padecen en los Estados laicistas.

"Se les acusa queriendo apartarles de Cristo, privándoles de los signos de su presencia en la vida pública y silenciando hasta su santo nombre".

Asimismo el Papa exhortó a los católicos a no ocultar su identidad cristiana y, "en un clima de respetuosa convivencia con otras legítimas opciones", a exigir al mismo tiempo el debido respeto a las propias. Benedicto XVI insistió a los jóvenes en que no se "avergüencen del Señor" y que muestren "abiertamente" la fe con su propia vida.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual