Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca

El Papa confiesa a cuatro jóvenes en la Fiesta del Perdón

  • Los cuatro penitentes de Benedicto XVI fueron elegidos mediante un sorteo

Imagen de la noticia

El Papa confiesa a cuatro jóvenes en la Fiesta del Perdón

Benedicto XVI sale del confesionario donde ayer atendió a cuatro jóvenes en el parque de El Retiro. EFE

0
Actualizada 21/08/2011 a las 01:05
  • EFE/DPA. MADRID

Pasaba el reloj de las 09.00 horas y comenzaba a sentirse ya el calor en Madrid, cuando Benedicto XVI llegó al parque de El Retiro para participar en la llamada Fiesta del Perdón, donde unos 40.000 peregrinos se confesaron estos días en más de 50 idiomas.

Joseph Ratzinger quiso sumarse, como un sacerdote más, a los cientos de curas que durante los últimos días confesaron a decenas de miles de jóvenes católicos en este "pulmón verde" de la capital española. Confesó a cuatro peregrinos: dos chicos y dos chicas con menos de 30 años y elegidos por sorteo.

El único requisito que se les pidió fue que hablaran alemán, italiano o francés, "los idiomas que el Papa comprende con más facilidad", según dijo el portavoz vaticano, Federico Lombardi. Fue la primera vez en los 20 años de historia de la JMJ que un Papa escuchó en confesión a jóvenes peregrinos.

En el Paseo de Coches de El Retiro se instalaron ya hace días 200 confesionarios portátiles que, de un blanco inmaculado y con el logo de la JMJ en la parte superior, tienen forma de vela de windsurf. Su diseño tiene una simbología: los pecados suben al cielo, de donde llega la gracia de Dios a raudales.

Clamor por el Papa

Los confesionarios están constituidos por una docena de piezas, con un tablero de melamina blanca y canteado en PVC de 19 milímetros. Fueron creados por el arquitecto español Ignacio Vicens, el mismo que diseñó el escenario de la plaza de Cibeles desde el que el Papa se dirigió el jueves y el viernes a los jóvenes, y el macroescenario en el aeródromo de Cuatro Vientos.

El confesionario del Papa fue distinto a los otros 200: más cerrado, evitaba que se le viera tanto a él como a los jóvenes que se confesaron, que permanecieron en el anonimato.

Alrededor del lugar, las fuerzas de seguridad blindaron el sitio en el que se encontraba el Papa mientras cientos de personas aclamaban al Pontífice. "Aunque la gracia del sacramento es la misma, tiene que ser muy impresionante escuchar una palabra de aliento, de perdón, del Santo Padre", dijo un joven sacerdote.

"Sales como nuevo"

Alrededor de 40.000 peregrinos de la JMJ se confesaron estos días con 3.000 sacerdotes en más de 50 idiomas durante la Fiesta del Perdón. En algunos momentos se formaron colas de peregrinos. Decenas de voluntarios vigilaban que las confesiones se realizaran en la intimidad y ofrecieron miniguías para hacer una buena confesión: examen de conciencia, sentimiento de culpa, hacer propósito de enmienda, decir los pecados al confesor y cumplir la penitencia impuesta.

"Sales como nuevo, con alegría y con fuerzas renovadas. Una buena confesión es mil veces mejor que cualquier terapia psicológica", explicó un joven después de acudir al sacramento de la reconciliación.

Todos los confesionarios, incluido en el que confesó el Papa, serán reciclados, de forma que sus materiales podrán aprovecharse de nuevo, según las fuentes de la JMJ.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual