Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CINE

El Festival de Roma se abre a una rebelión antisistema

Presentar el nazismo y el estalinismo desde un punto de vista cómico y la experiencia vital de un grupo de adolescentes han constituido otras de las propuestas recogidas en las películas presentadas.

La actriz Aylin Prandi, en el Festival de Roma

La actriz Aylin Prandi, en el Festival de Roma

EFE
0
Actualizada 29/10/2011 a las 16:29
  • EFE.ROMA
El último filme del cineasta francés Cédric Kahn, "Une vie meilleure", planteó al público del VI Festival Internacional de Cine de Roma una rebelión contra el sistema actual, y las devastadoras consecuencias que puede tener la crisis económica para una familia de clase baja ahogada por las deudas.

La cinta gala, protagonizada por el actor y director Guillaume Canet y presentada este sábado a concurso en la sección oficial del certamen, tuvo una gran acogida de la crítica, que rompió en aplausos tras su exhibición.

Canet, conocido internacionalmente por sus papeles en "La playa" (2000) y en "Quiéreme si te atreves" (2003), interpreta esta vez a Yann, un cocinero que, junto a su novia Nadia (Leila Bekhti) y al hijo de esta, decide arriesgar todo lo que tiene para montar un restaurante.

Los protagonistas, que se embarcan en esta aventura llenos de felicidad y entusiasmo, verán muy pronto truncadas sus ilusiones por los problemas de liquidez y las presiones del sector bancario, que finalmente obligan a Nadia a aceptar un trabajo en Canadá, poniendo así a prueba la unidad de la familia.

Yann, que permanece en Francia junto al pequeño de 9 años y se ve asfixiado por las deudas, inicia un viaje personal que le adentra en el mundo de las mentiras y las artes del robo.

El director, Kahn, acudió a la capital italiana para presentar el filme y reflexionar sobre el "escenario de dramatismo y angustia" que da a conocer "Une vie meilleure" (Una vida mejor).

"Es verdad que es una película muy dura, pero refleja una realidad que existe, sin esconder nada y sin caer en la tendencia del cine de Hollywood, que intenta dulcificar las cosas", afirmó el cineasta en rueda de prensa en la capital italiana.

Durante su comparecencia, denunció también "la extrema brutalidad del sistema" y dijo que su forma de funcionar hace que toda la violencia recaiga sobre los pobres, a los que, de esa forma, impide cambiar su condición social.

Kahn explicó que, aparte de la crítica a estos mecanismos, en la cinta "se propone una solución: reinventar los ideales".

"Cansados de toda esta situación, los protagonistas de la película reinventan un nuevo ideal: abandonan una ilusión material para retomar la simplicidad que implica la pobreza y entender que con ella pueden ser felices", apuntó el director.

Otra de las películas presentadas en la sección oficial del Festival de Roma fue "Hotel Lux", producción alemana dirigida por Leander Haussmann que intenta presentar el nazismo y el estalinismo desde un punto de vista cómico.

La cinta se adentra en la historia de Hans y Siegfried (Michael Bully Herbig y Jürgen Vogel), quienes, tras hacer reír a todos los berlineses con un espectáculo sobre los dictadores Adolf Hitler y Iósif Stalin, se reencuentran accidentalmente en el famoso Hotel Lux de la capital rusa.

Por un error del servicio secreto soviético, Hans, que en Alemania parodiaba a Stalin, se convierte en su astrólogo personal y se ve rodeado de espías y micrófonos escondidos que le recuerdan que su vida puede correr peligro en cualquier momento.

Por último, la película italiana "Il paese delle spose infelici" (El país de las esposas infelices) narra la experiencia vital de un grupo de adolescentes de la región de Apulia (sur de Italia), y completa así el trío de proyecciones presentadas a concurso en la sección oficial.

El largometraje, dirigido por Pippo Mezzapesa y protagonizado por Nicolas Orzella y Luca Schipani, reflexiona sobre la importancia de la amistad durante la adolescencia y muestra cómo un campo de fútbol puede ser el lugar ideal para acabar con las diferencias sociales de los jóvenes.

"El campo de fútbol es el lugar ideal para crear una amistad, porque allí apenas se notan las diferencias sociales. En un campo de fútbol todos aceptan ensuciarse con el fango o, lo que es lo mismo, ensuciarse con la vida y con la realidad", afirmó el director de la cinta durante la rueda de prensa de presentación.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra