Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CATALUÑA

El Rey llama a "trabajar juntos" tras su primer saludo con Puigdemont

  • El Mobile World Congress 2016 tendrá lugar del 22 al 25 de febrero en el recinto Gran Via de Fira de Barcelona

Primer saludo entre Felipe VI y Puigdemont

El Rey de España y el president de la Generalitat coinciden, por primera vez, en el 'Mobile World Congress'.

Carles Puigdemont (i) saluda al rey Felipe VI.

Carles Puigdemont (i) saluda al rey Felipe VI.

Carles Puigdemont (i) saluda al rey Felipe VI.

EFE
Actualizada 21/02/2016 a las 22:15
  • EFE. BARCELONA
El rey Felipe VI hizo este domingo desde Barcelona un llamamiento a "trabajar juntos" por el "bien común", tras saludar al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, en la cena de bienvenida del Mobile World Congress (MWC).

El primer saludo protocolario del Rey a Puigdemont desde la investidura del presidente catalán se produjo sobre las 19.30 horas, cuando Felipe VI llegó a las puertas del Liceu.

Allí lo esperaban el ministro de Industria, José Manuel Soria, la delegada del Gobierno en Cataluña, María de los Llanos de Luna, así como Puigdemont, Forcadell, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el director general de GSMA, Mats Granryd.

En el vestíbulo del Liceu, el Rey saludó también al conseller de Exteriores de la Generalitat, Raül Romeva, además de otras autoridades políticas y empresariales que figuraban entre los 160 invitados a la cena oficial previa al arranque del MWC.

La fotografía del saludo entre el Rey y Romeva fue una de las imágenes destacadas de la noche, después de que el Tribunal Constitucional, fruto de un recurso del Gobierno central, haya suspendido aspectos de la consellería de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia.

Otra de las imágenes inéditas de la velada fue el apretón de manos entre Felipe VI y Forcadell, tras la polémica surgida a raíz de la investidura de Puigdemont como nuevo president el 10 de enero.

Entonces, Forcadell mostró su intención de comunicar personalmente al Rey el resultado de la votación del Parlament, pero la Casa del Rey le pidió que lo hiciera por escrito.

La corrección institucional presidió la cena, en la que el Rey aprovechó para destacar que la condición de Barcelona como sede del MWC es fruto del esfuerzo conjunto de las administraciones del Estado y Cataluña y demuestra que "trabajar juntos" con el objetivo del "bien común" es el camino para "garantizar la prosperidad de todos".

En su discurso, el primero que pronunciaba desde el 6 de enero, Felipe VI se dirigió a los invitados fundamentalmente en inglés, con algunas frases en castellano y en catalán, idioma en el que recordó que la consideración de Barcelona como "capital mundial del móvil" es fruto de la "suma de esfuerzos y voluntades" entre las administraciones y entidades implicadas.

Previamente, Puigdemont puso de relieve ante los invitados el marco en el que tenía lugar la cena: destacó las "duras pruebas" que ha superado el Liceu a lo largo de su historia y remarcó que este ejemplo demuestra que "pese a las dificultades no hemos de resignarnos a las fatalidades" ni caer en el "no hay nada que hacer".

En nombre del Gobierno español, el ministro en funciones de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, dijo que el Mobile, que este año celebra su undécima edición en Barcelona, es una "historia de éxito" que se ha producido gracias al trabajo "conjunto" de todas las administraciones.

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, aseguró a las autoridades que la ciudad hará "lo posible" para "minimizar" los efectos de la huelga del metro convocada para el lunes y el miércoles en la capital catalana.

Barcelona pondrá en marcha un plan alternativo para tratar de garantizar la movilidad en la ciudad durante el Mobile, un evento que este año está previsto que reúna a más de 95.000 personas.

En el Liceu se dieron cita asimismo personalidades del mundo económico como el presidente de Telefónica, César Alierta, el consejero delegado de Vodafone, Vittorio Colao, así como otros primeros ejecutivos y directivos de compañías que participan en el Mobile y empresarios como Josep Oliu (Banc Sabadell), Enric Crous (Damm) o el presidente de Fira y de Freixenet, Josep Lluís Bonet.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual