Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Pactos de Gobierno

El PSOE descarta pactar con Podemos si insiste en imponer "sillones"

  • Adelanta a Iglesias que 14 de sus propuestas son "inadmisibles" y que el acuerdo será imposible si exige que se margine a Ciudadanos

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

Sánchez lamenta que Iglesias quiera excluir del pacto a Ciudadanos

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

AFP
21/02/2016 a las 06:00
  • colpisa. madrid
Podemos esperaba desde hace seis días a conocer la respuesta del PSOE a los 98 folios en los que le trasladó sus duras condiciones para un pacto de gobierno, con una Vicepresidencia obligada y todopoderosa para Pablo Iglesias y un referéndum de autodeterminación "imprescindible" en Cataluña entre las exigencias más llamativas. Ya la la tiene.

La respuesta, que ocupa 22 hojas, no pudo ser más contundente. Los socialistas están dispuestos a sentarse a negociar y a llegar a acuerdos con Podemos cuando quiera, pero siempre que, y entre otras cosas, Iglesias y su formación asuman que son solo uno más en un proceso sin socios preferentes, por lo que no pueden ni exigir exclusividad, ni trato preferente ni vetar a nadie -incluido Ciudadanos- en las negociaciones. Además, también tienen que tener claro que no habrá pacto salvo que renuncien a la consulta soberanista y a otras 13 reclamaciones que el PSOE entiende "inadmisibles", y salvo que se olviden de hablar de "sillones" o del diseño o la estructura del hipotético Gobierno de coalición que demandan como condición previa. En este momento, les recuerdan, lo único que hay en la mesa de negociación es un programa "transversal y de cambio", que trata de hacer compatibles las aportaciones de todos los partidos del Congreso salvo el PP y los independentistas. Una hoja de ruta que Pedro Sánchez se compromete a ejecutar si recibe entre el 2 y el 5 de marzo los apoyos suficientes para su investidura. Solo si este pacto es posible, el candidato hablará con los firmantes de su Ejecutivo y de si es monocolor, con apoyos de legislatura o sin ellos, o de coalición.

Si este marco de negociación le convence a Podemos, adelante, porque el PSOE ve "mimbres" para alcanzar decenas de acuerdos con la formación morada en un amplio abanico de asuntos, medidas y reformas. Pero, si no lo acepta, si persiste en lo que los socialistas consideran órdagos, vetos y líneas rojas, "que nadie se llame a engaño", avisó el portavoz parlamentario, Antonio Hernando, "no habrá acuerdo".

MUCHOS AVANCES

Con la reglas sobre la mesa, Hernando conminó a Iglesias a decir cuándo quiere que se vean junto a IU y Compromís. Por él, lo antes posible. Ironizó con que "hay quien cree que (esta cita) es la madre de todos los encuentros", pero aclaró que solo será otro de los de los últimos 20 días. Ni más ni menos. Decida lo que decida Podemos, Sánchez continuará con su complejo intento de presentarse el 2 de marzo en el hemiciclo con un acuerdo a "izquierda y derecha", el mismo que negocia y que considera a punto de cerrar con Ciudadanos, Coalición Canaria e IU y que ve avanzado con Compromís y el PNV. Hernando, ante el posible descuelgue del pacto múltiple de Podemos u otros, presionó con el argumento de que el día de la investidura el Congreso tendrán solo dos opciones: "O se vota sí a Sánchez y a un Gobierno de cambio o se permite que Rajoy siga en funciones y con toda su corrupción".

El PSOE dedicó casi la mitad del documento de respuesta a Podemos a detallar las propuestas "inadmisibles". Además del rechazo frontal a los referendos de autodeterminación, Sánchez descarta consultas populares sobre participación de militares en misiones internacionales; la celebración de un reférendum para quebrar un posible intento de bloqueo de la reforma constitucional por el PP; la elección no parlamentaria del presidente de RTVE; el "compromiso con el Gobierno del cambio" que se exigiría en nombramientos del Poder Judicial, el Tribunal Constitucional o de la Comisión del Mercado de Valores; la subordicinación de algunos jueces, fiscales y policías a la Vicepresidencia; o la "auditoría pública del sistema judicial y la recentralización de la oficina judicial".

Pero 6 de los 14 puntos innegociables son los que ponen en cuestión la estabilidad presupuestaria, el pago de la deuda y el control del déficit, y los que prevén un aumento del gasto público en cuatro años de 96.000 millones o una "subida extraordinaria" de impuestos. Creen que no son "ni realistas ni viables", que pueden ser "contraproducentes" para la recuperación económica y la lucha contra el paro, que dañarían a la clase media, y que pondrían en riesgo el estado del bienestar.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual