Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Pactos de Gobierno

Ciudadanos debatirá el domingo si es posible el pacto con el PSOE

  • El partido de Rivera se cita el martes con el PP para tratar de sumarlo al acuerdo para un Gobierno constitucionalista

20/02/2016 a las 06:00
  • colpisa. madrid
La negociación entre PSOE y Ciudadanos para comprobar si son capaces de cerrar un programa de medidas de regeneración y reformas que pueda ejecutar un Gobierno encabezado por Pedro Sánchez entra en sus últimas y decisivas jornadas. La dirección del partido liderado por Albert Rivera se reunirá de forma extraordinaria el domingo para analizar el trabajo realizado durante los últimos quince días por sus equipos negociadores y para debatir si los avances son ya suficientes para sellar un acuerdo, si merece la pena hacer un esfuerzo final de uno o dos días para desencallar los últimos desencuentros o si, por el contrario, las diferencias son tan trascendentes y están tan enquistadas como para hacer imposible el pacto.

La ejecutiva del domingo probablemente no va a tomar un decisión definitiva sobre el acuerdo, pero debería sacar una idea aproximada de si será o no posible porque tanto un partido como el otro tienen claro que el tiempo apremia -la investidura es el 2 de marzo- y que la negociación no puede dilatarse porque debería cerrarse entre el lunes o el martes, y solo de forma excepcional saltar al miércoles.

Aun así, fuentes de Ciudadanos indicaron que es muy posible que el lunes o el martes, o quizá ambos días, vuelvan a reunirse los equipos de negociadores del PSOE y de su partido para limar los últimos escollos del programa. De lograrlo, sería en una segunda reunión de la ejecutiva de la formación centrista, a celebrar la próxima semana, la que debería dar el sí o el no definitivo al acuerdo y la que, en caso de entendimiento, deberá también decidir si la marca de Rivera se queda en la abstención a la investidura de Sánchez, hasta ahora su decisión máxima, o da el paso al sí, tal y como reclaman los socialistas.

Las conversaciones se han intensificado en los últimos días, sobre todo entre los respectivos grupos de expertos, con encuentros sectoriales e intercambios de documentos hasta bien entrada la noche. Hubo reuniones en el Congreso este viernes por la tarde y podrían continuar este sábado. Tratan de resolver, principalmente, los importantes desacuerdos en las reformas fiscales y laborales, en las cotizaciones sociales para autónomos con bajos ingresos, en el diseño de un plan nacional de educación, o en la demanda de la formación naranja de suprimir las diputaciones provinciales y el Senado. Pese a los desencuentros, que aún anoche se mantenían, ambas fuerzas políticas insisten en reafirmar su voluntad de alcanzar un acuerdo y existe optimismo acerca de que será posible lograrlo, más moderado en este caso en las filas de Albert Rivera.

Ciudadanos también quiere acelerar el proceso porque tiene claro que, aunque llegue a un entendimiento con el PSOE, ni Sánchez se convertirá en presidente dentro de dos semanas ni se podrá aplicar la hoja de ruta de reformas que ambas partes habrían pactado salvo que logren convencer al PP de que tiene que facilitar el Ejecutivo "constitucionalista" del candidato socialista, una postura que, por las afirmaciones realizadas por los populares, hoy parece imposible. No hay otra posibilidad matemática ya que Podemos dijo que no apoyaría ningún Gobierno que pactase un programa político con Ciudadanos y viceversa.

Mediación Rivera ya avanzó, incluso al Rey, que se iba a imponer la misión de hacer de puente en la "guerra fría" entre PP y PSOE, y el martes dará su primer paso en esa labor de casco azul. Responsables de su partido y del PP han concertado ese día su primera cita oficial para sentarse en una mesa de diálogo. Los negociadores de Ciudadanos van con la intención de ver si puedan pactar primero un programa de gobierno compartido y, después, la fórmula para la conformación de un Ejecutivo. Para lo primero pondrán encima de la mesa su propuesta, pero también el acuerdo con el PSOE, si es que lo han cerrado. Para lo segundo, son conscientes de que el PP les dará un no de entrada a Sánchez, pero creen que tienen más de una semana para insistir, hasta que llegue el día clave de la investidura, la votación del 5 de marzo para lo que no es precisa la mayoría absoluta.

El encuentro del martes, no obstante, será una primera toma de contacto, que debería servir solo para organizar un sistema y un calendario de negociación. Además, existe la posibilidad de que el PP no quiera conformar la mesa negociadora como tal, ni entrar en el análisis de temas, hasta pasada la investidura de Sánchez, convencidos de su fracaso y con la intención de intentar recuperar entonces la iniciativa como partido más votado el 20-D.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual