Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
JUICIO DEL MADRID ARENA

Una herida en el Arena afirma que los vigilantes impedían salir a la gente

  • "Mi sensación es que todo el mundo quería salir, era incontrolable. No cabía nadie más allí", ha subrayado

Una testigo afirma que había varios vomitorios cerrados

Una de las testigos y heridas, Alejandra entra directamente en la pista por el vomitorio de la tragedia y se queda atrapada. Luego la subieron al quicio de una puerta y después la llevaron otra vez a la pista. Una vez allí, muy agobiada, intenta salir por otro vomitorio pero no puede porque están cerrados. A Estefanía se le quedaron las piernas atrapadas bajo la avalancha. Gonzalo ha señalado que intentó ayudar en ese momento pero uno de los vigilantes se lo impidió. Le dijo textualmente: vete de aquí, que hay tres muertas y te doy una hostia. Además ha reconocido que caminaban a empujones porque no había espacio vital.

ATLAS
Actualizada 11/02/2016 a las 15:53
  • EFE. Madrid
Una de las jóvenes que resultó herida en la tragedia del Madrid Arena ha dicho este jueves en el juicio que los vigilantes de Kontrol 34 tenían cerrado un vomitorio cercano al túnel donde se produjo la avalancha y por el que evitaban que pudieran salir los jóvenes. "Nos dijo que por ahí no se salía".

Alejandra Lozano ha sido la cuarta de los cinco testigos citados este jueves en prestar declaración en la vista oral que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid.

Como todos los testigos que han comparecido hasta ahora en el juicio, ha contado que sólo la reclamaron la entrada pero no la practicaron ningún registro ni la pidieron el DNI. "El puerta nos chilló y nos quitó la entrada, había mucha gente", ha destacado.

Nada más entrar, ha explicado que la desviaron junto a su amigos hacia la pista central pero apenas estuvo tres minutos allí "porque era un agobio. "Mi sensación es que todo el mundo quería salir, era incontrolable. No cabía nadie más allí", ha subrayado.

Fue en ese momento cuando se dirigió al túnel donde se produjo la avalancha pero se quedó atrapada contra la pared.

"La gente estaba totalmente aplastada, no sabíamos por qué no avanzaba eso, había mucha gente apilada, me estaba mareando, hice por intentar respirar y no quedarme aplastada", ha explicado la testigo, que fue rescatada por una persona que la subió a una puerta.

Desde la puerta, ha señalado que pudo ver a gente de seguridad chillando con chaleco amarillo y diciendo que retrocedieran, pero atrás no había nadie que les organizara.

Cuando bajó de la puerta, se dirigió a un vomitorio cercano que estaba cerrado y donde había un vigilante con chaleco amarillo (como iban vestidos los controladores de Kontrol 34) que le dijo que "por ahí no se salía".

Acto seguido, se fue a otro vomitorio y tras convencer a otros vigilantes, finalmente pudo salir.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual