Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CASO MADRID ARENA

​Una de las heridas en la avalancha: "Si me tengo que morir aquí me muero"

  • La joven Belén Sastre explicó este miércoles en el juicio cómo quedó atrapada junto a una de las fallecidas

Actualizada 10/02/2016 a las 10:54
  • EFE. Madrid
Una de las jóvenes que resultó herida en la tragedia del Madrid Arena ha detallado hoy en el juicio cómo se quedó atrapada junto a una de las fallecidas Belén Langdon en el vomitorio que resultó mortal. "Estábamos cogidas de la mano hasta que llegó un momento que dije, si me tengo que morir aquí, me muero".

Belén Sastre, que tenía 16 años en el momento de los hechos, ha sido la primera de los seis testigos que comparecerán hoy en la décima sesión de la vista oral que se celebra estos días en la Audiencia Provincial de Madrid.

La joven llegó a las 11.00 al recinto con una de las fallecidas Belen Langdon y un grupo de amigas, todas ellas menores de edad.

Habían comprado la entrada en el colegio a un relaciones públicas por 30 euros una semana antes de la fiesta de Halloween, aunque luego "dijeron que se podía pasar con mucha facilidad porque no había ningún tipo de seguridad". De hecho, ha explicado que no pasó "ningún control" ni "ningún registro".

Tampoco pasaron la entrada por el lector que "las guardaron en cajas sin haberlas partido" ni les pidieron a ninguna el DNI cuando, ha recordado, todas eran menores de edad.

Ha relatado que se vio implicada en la avalancha cuando coincidiendo con el comienzo del espectáculo de Steve Aoki a las 03.30 trató de entrar a la pista para atravesarla e ir al baño con su amiga Belén por un vomitorio "pero los puertas la cerraron".

Entonces se dirigieron al otro vomitorio, aquel que resultó mortal. "Ahí fue cuando todo el mundo quería entrar y nosotras salir, los puertas empezaron a empujar y es cuando Belén y yo fuimos las primeras en caernos". Fueron los minutos más dramáticos.

"Nos caímos de la mano las dos al suelo, le dije vamos a levantarnos pero estábamos boca arriba. De repente nos empezó a caer gente, fue tan rápido que no te da tiempo a reaccionar, nos empezó a caer muchísima gente encima, no veía nada, estábamos cogidas de la mano en el suelo y tenia el brazo completamente torcido. No sentía las piernas por toda la gente que había encima", ha explicado.

Pero lo peor estaba por llegar pues en un momento dado la joven ha reconocido que llegó a verse muerta. "Ella (Belén) gritaba me muero no puedo respirar. Y yo me dije, me muero ahora mismo, no puedo respirar, nadie me ayuda, era horroroso. Llegó un momento que dije si me tengo que morir aquí me muero. Me puse a rezar y me quedé inconsciente" hasta que, como ella ha dicho, "revivió".

Una sensación que ha explicado de la siguiente manera: "Es como cuando sales de la piscina y estas sin respirar muchísimo tiempo. No entendía nada de lo que había pasado, todo el mundo estaba gritando y llorando". Nadie la ayudó después, ha añadido.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual