Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CASO NÓOS

"El objetivo era contratar a Urdangarin. Teníamos esa orden"

  • El arrepentido Pepote Ballester revela ante el tribunal los amaños de Matas por favorecer al marido de la infanta Cristina contra viento y marea

Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina a su abandonan a la Audiencia de Palma.

"El objetivo era contratar a Urdangarin. Teníamos esa orden"

Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina abandonan la Audiencia de Palma.

EFE
10/02/2016 a las 06:00
  • colpisa. madrid
Sin convenios, sin concursos públicos, sin atisbo de legalidad. Ordeno y mando de Jaume Matas. Si la orden del expresidente balear era favorecer Iñaki Urdangarin nadie en la administración balear ponía el más mínimo pero. Ni la más mínima objeción. Ni el más mínimo reparo aunque seguir las instrucciones de Matas para mimar a Iñaki Urdangarin supusieran el desembolso de más de 2,6 millones de euros de dinero público sin ninguna fiscalización del gasto.

José Luis ‘Pepote’ Ballester, exdirector de Deportes balear y amigo de regatas de Felipe VI y Cristina de Borbón, abrió el fuego en la primera sesión de interrogatorios de los 18 imputados del ‘caso Nóos’ y repartió mandobles contra Matas y Urdangarin y, alguna insinuación velada, sobre la Casa del Rey. Pero el arrepentido, que fue alto cargo del Ejecutivo de las islas entre 2003 y 2007, hizo sobre todo un dibujo de cómo la administración balear se puso a los pies del marido de la infanta Cristina por ser quién era y sin hacer preguntas.

"El objetivo era contratar a Urdangarin y todo lo que viniera de él. Todos teníamos esa orden", confesó el exmedallista olímpico y otrora amigo del matrimonio. Eran instrucciones de adjudicar por cualquier fórmula al instituto Nóos y "que no se discutiera el precio". Precio que, por cierto, fijaba el propio Urdangarin, según el testimonio de ‘Pepote’.

Las órdenes de favorecer al yerno del entonces jefe del Estado siempre venían de Matas, repitió en varias ocasiones el imputado a preguntas del fiscal, Pedro Horrach. "No se discutían las cosas que el presidente decía. No había más cera de la que arde", resumió gráficamente. "Matas tomaba las decisiones y las trasladaba a las personas que había nombrado. Podíamos hacer aportaciones, pero sobre lo que venía marcado no había ninguna duda. Eran directrices", abundó el exregatista de vela.

Ese sistema de contratos a dedo, sin preguntas y sin controles de legalidad, basado en "vestir los pagos" o de firmas "en barbecho" (sin saber cuál era el objeto del contrato) fue el que, según confirmó el arrepentido, se usó para que Urdangarin y su socio Diego Torres se hicieran con los 1,2 millones de euros que costó el convenio para la celebración del primer Illes Balears Forum en 2005; los 1,085 millones del segundo, celebrado en 2006; los 54.520 euros pagados a Nóos por el Gobierno balear para el seguimiento de la repercusión en los medios de comunicación del equipo ciclista Illes Balears-Banesto; los 174.000 que pagó la fundación pública Illesport por la creación de la oficina del proyecto de este equipo deportivo; y los 116.566 del Ibatur por la elaboración de material promocional del Illes Balears.

MARIVENT

‘Pepote’ no se anduvo con rodeos al situar la génesis de aquellos pelotazos en una reunión a la sombra de la residencia de verano de la Familia Real en Palma. Afirmó que fue el propio Urdangarin el que usó el palacio de Marivent para sus negocios en las islas. Fue durante un partido de pádel que el marido de la infanta organizó, y al que invitó a Matas y al propio ‘Pepote’, para que su amigo olímpico le abriera las puertas de Baleares a través del patrocinio y monitoreo del equipo ciclista. El arrepentido, una vez más, aseguró que "nadie" dudó en que Urdangarin debería "capitanear" esa oficina de seguimiento.

"Todos", prosiguió, dieron por hecho que al marido de Cristina de Borbón debía concedérsele ese proyecto, que, como el resto, se adjudicó a Nóos sin ningún tipo de concurso público. Eran, de nuevo, directrices de Matas, y no se discutían. "Las ordenes -remató- venían dadas".

Las instrucciones de Matas siguieron -explicó el imputado- cuando el propio Urdangarin en 2007, fuera formalmente del Instituto Nóos, se dedicó a llamar a las instituciones baleares reclamando el pago del todo el dinero de los forums. El presidente autonómico medió para que entregara al yerno de don Juan Carlos todo el montante, aunque el instituto no había entregado todos los trabajos contratados. "Paga, mi preocupación es ganar las elecciones el domingo. No me líes", le dijo Jaume Matas a ‘Pepote’ en mayo de 2007, en vísperas de los comicios autonómicos de aquel año.

Y el Gobierno de Baleares pagó. Nóos se acababa de hacer con cerca de 2,6 millones de euros de fondos públicos de esa comunidad en solo tres años por dos convenciones de poco más de fin de semana y el seguimiento de un equipo ciclista.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual