Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
PSOE

Telefónica retrasa el fichaje de la exministra Trinidad Jiménez

  • En el PSOE dan por hecha la incorporación a un puesto ejecutivo y no de asesor, pero no lo ven un caso de puertas giratorias​

​Sánchez dice que Trinidad Jiménez ficha con Telefónica como trabajadora

​Sánchez dice que Trinidad Jiménez ficha con Telefónica como trabajadora

La exsecretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez.

ARCHIVO
09/02/2016 a las 06:00
Etiquetas
  • colpisa. madrid
Los caminos de Telefónica y la exministra socialista Trinidad Jiménez parecen ya condenados a encontrarse. La fecha del fichaje, sin embargo, todavía se retrasará varias semanas más, al menos hasta que se resuelva el incierto panorama político actual.

Según fuentes del sector, las conversaciones se iniciaron en noviembre y se han mantenido en el tiempo hasta prácticamente cerrar las condiciones de su incorporación a un puesto aún desconocido, aunque tendría responsabilidades de mando y no sería una asesoría. Dada su formación jurídica y también de relaciones internacionales -de forma especial con América Latina-, es probable que sus funciones tuvieran que ver con dichos asuntos.

Sin embargo, su incorporación ha quedado suspendida ‘sine die’ hasta que se conozca si se podrá formar nuevo Gobierno o habrá que repetir elecciones. Jiménez, exministra de Sanidad y también de Exteriores, tenía previsto inicialmente anunciarlo a finales de enero y dejar su puesto como diputada en el Congreso, además de salir del Comité Federal del PSOE.

El fichaje de la política socialista cuenta con el aval de los dos expresidentes de Gobierno del partido, Felipe González y José Luis Rodriguez Zapatero, quienes además tienen buena relación con el presidente de Telefónica, César Alierta. Desde la operadora, no obstante, no hay comentarios oficiales.

El líder actual del PSOE y aspirante a dirigir el nuevo Ejecutivo, Pedro Sánchez, dio por hecho ayer el fichaje, que la propia Jiménez le dijo «después de las elecciones». Según declaró a RNE, «tiene derecho a labrarse un futuro profesional» y será «una trabajadora», no una mera consejera o asesora.

A su juicio, no es un caso de puertas giratorias Administración-empresa porque ya se han cumplido los dos años de incompatibilidad que prevé la ley. Desde Podemos, sin embargo, critican el hecho al considerarlo “incompatible con un gobierno de progreso” como el que podrían formar los partidos de izquierda en el Congreso, PSOE incluido. “Espero que a Sánchez no le parezca bien”, dije el líder de la formación populista, Pablo Iglesias, a la cadena SER antes de conocer que el líder socialista había dicho justo lo contrario en otro medio.

PRECEDENTES

En Telefónica, no obstante, prefieren evitar cualquier controversia política aunque eso tampoco les hará cambiar de planes; en todo caso, los retrasarán un tiempo. Ya pasó meses atrás con Yolanda Barcina, exlíder de UPN y anterior presidente del Ejecutivo foral navarro. Su incorporación como consejera “independiente” a la nueva plataforma televisiva de la operadora, DTS (de la que depende Movistar+), se confirmó finalmente en octubre pasado. En su currículum profesional, además de la política, aparece su formación como farmacéutica y su profesión de docente en la Universidad.

Rodrigo rato (ya desvinculado de la compañía) y Eduardo Zaplana son otros políticos que fueron fichados por Telefónica en el pasado. Esta práctica, sin embargo, no es precisamente una ‘rara avis’ en las grandes empresas españolas. Según datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la mitad de ellas cuentan con políticos en sus órganos de poder. En concreto, ocurre así en 16 de las 35 compañías adscritas al índice selectivo Ibex-35 que, en total, tienen como miembros de sus consejos de administración a 36 personas que en el pasado tuvieron alguna responsabilidad en la Administración pública.

Enagás y Abengoa son las que cuentan con más ex altos cargos políticos en su cúpula, con seis cada una entre los que destacan las ex ministras del PP Ana Palacio (Exteriores) e Isabel Tocino (Medio Ambiente), además del que fuera presidente del propio Partido Popular entre 1987 y 1989, Antonio Hernández Mancha. Endesa, con tres miembros de este tipo en su consejo, es la tercera gran empresa que más ha recurrido al polémico sistema de puertas giratorias; entre otros, tiene a la exministra socialista Elena Salgado (Economía y Hacienda) como consejera de una filial chilena.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual