Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Caso Nóos

Avalancha de intentos de pactos 'in extremis' en el 'caso Nóos'

  • La trama balear ultima acuerdos con la Fiscalía mientras que Urdangarin y la infanta siguen sin moverse
  •  

06/02/2016 a las 06:00
Etiquetas
  • colpisa. madrid
Literalmente colas a las puertas del despacho del fiscal Pedro Horrach en Palma para intentar a contrarreloj pactos de última hora antes de que el próximo martes se retome el juicio del 'caso Nóos' con el interrogatorio de los 17 imputados. La firmeza de la Audiencia Provincial en su decisión de mantener a la infanta Cristina en el banquillo en contra de las presiones de la Fiscalía y los servicios jurídicos del Estado ha hecho que buena parte de los acusados haya llegado a la convicción de que este tribunal está más que dispuesto a firmar condenas contundentes y ha precipitado los contactos en busca de una confesión 'in extremis' que facilite una bajada de petición de pena. En ese grupo de supuestos 'arrepentidos' de última hora no están ni la infanta Cristina ni Iñaki Urdangarin. Al menos, por el momento.

El que con más ahínco está buscando una reducción de petición es Jaume Matas. El expresidente balear, que se enfrenta a once años de cárcel, ha ofrecido a Horrach colaborar en el caso 'Son Espases', la investigación sobre el amaño de contratos en la construcción del mayor hospital de Baleares y el supuesto desvío de dinero negro al Partido Popular nacional y a su sede de la calle Génova. Ese acuerdo, que como el resto de pactos debería cerrarse antes del martes, está bastante avanzado, según fuentes conocedoras del mismo.

No obstante, la Fiscalía le reclama el cumplimiento de una pena de prisión, el reconocimiento de los hechos y la entrega del dinero defraudado. Matas, que ya ha ofrecido parte de su palacete para cubrir esa responsabilidad civil, dice estar dispuesto, incluso, a entregar más dinero del patrimonio familiar heredado de su madre.

Aun así, el expresidente, aunque confesara, no tiene ninguna garantía de que el tribunal no le condene a esos once años. Manos Limpias, que pide exactamente la misma pena, ha rechazado por el momento una rebaja porque la confesión de Matas es "más una autoexculpación que otra cosa". En el documento redactado por el expolítico del PP, Matas se limita revelar que los pelotazos de Nóos en Baleares surgieron de un encuentro con Urdangarin durante un partido de pádel en Zarzuela en 2003. En ese papel, además se presenta como víctima del yerno de don Juan Carlos.

Otros tres Con Manos Limpias y con la Fiscalía también han contactado otros tres imputados de la 'trama balear' del 'caso Nóos' en busca de rebajas de peticiones de pena. Se trata del exdirector de la Fundación Illesport de Baleares Gonzalo Bernal, del exsecretario exsecretario de ese organismo Miguel Angel Bonet y del exdirector del Instituto Balear de Turismo (Ibatur) Juan Carlos Alía. Bernal se enfrenta a penas de entre ocho y once años, Bonet de entre cuatro y trece, y Alía de entre 21 meses y once años.

La acusación popular, por el momento, rechaza variar su escrito porque considera que no es aplicable ningún atenuante, ya que los hechos que están dispuestos a denunciar son "perfectamente conocidos". Horrach, no obstante, sí que mantiene abierta la puerta a esa rebaja si los acusados son capaces de reparar el daño que causaron al entregar a dedo a Nóos 2,5 millones de euros. La febril actividad de la 'trama balear' para intentar pactos contrasta con la aparente apatía de Urdangarin y la infanta. El abogado del primero, Mario Pascual Vives, lleva meses con contactos esporádicos con Horrach que no han conducido a nada. El exduque, que se enfrenta a una petición fiscal de 19,5 años, insiste en que cualquier acuerdo pasa por librarle de la cárcel, mientras que Anticorrupción solo reduciría hasta seis o siete años. Manos Limpias, que le reclama 26 años, no quiere oír ni hablar de un acuerdo.

El caso de la infanta es similar, aunque no idéntico. La Fiscalía no le acusa, por lo que su único pacto pasaría por Manos Limpias. Según fuentes de este sindicato, la hermana de Felipe VI no se ha puesto en contacto en ningún momento con la acusación, que solo admitiría una confesión, una condena y reparación del daño para estudiar una rebaja, que en cualquier caso no sería sustancial.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual