Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
'Caso Imelsa'

El PP presiona a Barberá para que dé explicaciones y deja sola a la exalcaldesa en su defensa personal

  • La dirección del partido espera que aclare su propia situación cuanto antes tras la investigación abierta a los populares en Valencia

03/02/2016 a las 06:00
  • colpisa. madrid
Rita Barberá se quedó sin red. La dirección del PP, que bascula entre el respeto a la presunción de inocencia y la necesidad de proyectar una imagen limpia del partido, optaron este martes por dejar sola a la exalcaldesa de Valencia en su defensa personal. La cúpula de los populares, en permanente contacto con quien es además senadora del partido, redobló su presión sobre Barberá para empujarle a dar explicaciones, cuando, además, planea la necesidad de que adopte una decisión sobre su futuro una vez conocido que su todo el grupo municipal que lideraba está siendo investigado en el 'caso Imelsa'.

Después de que los concejales del PP en el Ayuntamiento valenciano fueran citados a declarar por el presunto cobro de comisiones y la supuesta financiación ilegal de la formación, hay cargos en el partido que empiezan a cuestionarse si quien fue la alcaldesa pudo mantenerse al margen del nuevo escándalo de corrupción que ha vuelto a poner el foco en los populares. Sin estar Barberá imputada ni llamada a declarar, la cúpula del PP intenta mantener la prudencia y se mueve con pies de plomo cuando se trata de decidir sobre quien ha sido un referente para el partido y para el presidente, Mariano Rajoy.

Pero los tiempos mandan, y en plena negociación para conformar el próximo Gobierno y cuando se desconoce si se repetirán las elecciones, los populares son conscientes de que esta vez no se pueden permitir ni actitudes dubitativas ni errar en su respuesta. Su problema La dirección negocia en las últimas horas con Barberá para ahorrarse y ahorrarle que el partido tenga que llegar a actuar contra ella. El primero en instarle públicamente a comparecer fue el vicesecretario de Organización del PP. Fernando Martínez-Maíllo señaló el pasado lunes, tras la reunión de dirección presidida por Rajoy, que es la senadora quien tiene que "dar explicaciones" y anticipó que lo haría a través de los medios de comunicación.

A la tesis de Martínez-Maíllo se sumaron hoy otros dirigentes como el portavoz parlamentario de los populares, Rafael Hernando, que advirtió además de que ya se han tomado decisiones "serias" y "graves", como suspender de militancia a los populares detenidos o aprobar que se imponga una gestora para hacerse con el grupo municipal en la ciudad valenciana. Declaraciones como las de la vicepresidenta primera del Congreso pusieron, además, en evidencia la soledad de Barberá. Celia Villalobos se zafó de las preguntas acerca de su compañera de filas recurriendo a que "eso es problema de Rita Barberá". E incluso la presidenta de la Comunidad de Madrid aseguró no conocer su "gestión de cerca". "Yo sé lo que haría yo", contestó al ser preguntada sobre si la exregidora debería dejar su escaño en el Senado.

Cristina Cifuentes es partidaria, en cualquier caso, de eliminar los "privilegios" con una reforma legal, de manera que los diputados, consejeros o presidentes autonómicos dejen de estar aforados y puedan ser juzgados en tribunales ordinarios como el resto de ciudadanos. Por otro lado, hoy insistió en la evidencia de tener que emprender una "regeneración absoluta, completa" en el PP valenciano. Ya nadie se atreve a sostener en público que la senadora esté totalmente limpia, como sí defendió el presidente del Gobierno en funciones el pasado miércoles. Y lo que se da por hecho es que la apertura de una investigación sobre Barberá cambiaría por completo la cautela del partido.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual