Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ELECCIONES GENERALES 2015

Iglesias cree que el acuerdo con el PSOE se puede cerrar "en cuestión de días"

  • El líder de Podemos afirma que "lo lógico sería que Pedro Sánchez y yo ya estuvieramos pensando en cómo se organiza el Gobierno"

El Rey y Pablo Iglesias, momentos antes de su reunión en la Zarzuela.

Iglesias traslada al Rey su intención de formar Gobierno con PSOE e IU

El Rey y Pablo Iglesias, momentos antes de su reunión en la Zarzuela.

EFE
0
28/01/2016 a las 06:00
  • colpisa. madrid
Aún antes de iniciar las negociaciones y sin saber si las habrá, Pablo Iglesias se mostró este miércoles convencido de que el Gobierno de coalición que ha propuesto al PSOE se puede cerrar "en cuestión de días". El secretario general de Podemos cree que el único requisito para empezar a elaborar el acuerdo programático sobre el que se sustentaría ese Ejecutivo es que los socialistas expresen su voluntad de querer formarlo. Pero el optimismo mostrado por el líder de la formación morada contrasta con las dificultades que entrañaría no sólo alcanzar un acuerdo programático con los socialistas sino también vencer las resistencias de muchos socialistas que reniegan de una alianza con la formación morada.

Una coalición debería salvar las muchas diferencias que separan al PSOE y Podemos. La primera y principal de ellas es la convocatoria de un referéndum de autodeterminación en Cataluña. A favor un posible entendimiento juega el que a lo largo de las últimas semanas los dirigentes de Podemos han reculado con esta exigencia. Si en la comparecencia durante la noche electoral Iglesias afirmó que era una condición irrenunciable, ahora en cambio apunta que se sentará en la mesa de negociación sin líneas rojas. El pasado jueves dio un paso más y se mostró abierto a aceptar "una solución mejor por parte del PSOE, que pueda ilusionar a los catalanes y servir para que haya un nuevo acuerdo".

Donde no está dispuesto a ceder Podemos es a su participación en el Gobierno. Si Iglesias no es vicepresidente y su partido no ocupa ministerios estratégicos en un número proporcional a los resultados el acuerdo, insistió, será imposible, es decir casi medio Consejo de Ministros.

PRESIÓN DE GONZÁLEZ

Para Iglesias el mayor obstáculo para cerrar un acuerdo con el PSOE se encuentra en las propias filas socialistas. Lo personifican, dijo, Felipe González, Susana Díaz y algunos exministros socialistas. El líder de Podemos puso como ejemplo de "la pinza contra el cambio" que, a su juicio, patrocinan el PP y González la decisión de la Mesa del Congreso de sentar a los 65 diputados de su formación en el gallinero de la Cámara baja. A renglón seguido, Iglesias lamentó que acciones de este tipo apuntan a que en la guerra interna que se libra en el PSOE la victoria se decanta a favor de González y los partidarios de apoyar al PP con una abstención frente a aquéllos socialistas que defienden el cambio.

Aún a pesar de que el PSOE haya votado junto al PP en la Mesa del Congreso, Iglesias aseguró que su mano sigue tendida. Lo está por "responsabilidad de Estado", justificó. "Espero -añadió- que el PSOE responda pronto a nuestra oferta porque lo razonable es que el señor Pedro Sánchez y yo estuviéramos pensando ya en como organizamos ese Gobierno y qué políticas tenemos que llevar a cabo".

Frente al debate interno en el PSOE, Iglesias deslizó una solución, que Sánchez siga el ejemplo de Podemos y pregunte a sus militantes con quién prefieren gobernar. "Estoy convencido de que las bases del partido socialista quieren un Ejecutivo con nosotros", afirmó sabedor de que la orientación política de los militantes socialistas siempre ha estado más a la izquierda que la de sus dirigentes.

A lo que no aludió el pasado miércoles Iglesias es a la fórmula para conseguír los votos necesarios para la investidura de Sánchez. El respaldo de IU a la coalición se da por seguro y el del PNV se presenta muy asequible. Pero aún así el PSOE y Podemos necesitan al menos las abtenciones de Esquerra y Democrácia i Libertat, la marca con la que Convergència se presentó a las generales. Por ahora las dos formaciones independentistas no se han movido un ápice de su no inicial tanto a Mariano Rajoy como a Sánchez. Lograr esos apoyos puede ser más que "una cuestión de días".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual