Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TERRORISMO

Un grupo disidente de la izquierda abertzale defiende la "lucha armada"

  • En un documento, plantea como objetivo "sacudir la ocupación de los Estados español y francés y romper la normalización política" sin "rechazar ningún tipo de acción violenta"

5
Actualizada 26/01/2016 a las 13:06
  • EFE. BILBAO
Un grupo disidente de la izquierda abertzale considera que "el ciclo armado del conflicto" no ha terminado, defiende la legitimidad de la "lucha armada" y reivindica la adhesión y el apoyo "a la lucha revolucionaria de las últimas décadas" en Euskadi.

En un documento titulado 'Sustraia (raíz). Propuesta para un sujeto revolucionario organizado de Euskal Herria', al que ha tenido acceso Efe, este grupo exige una "amnistía incondicional" para todos los presos de ETA y se muestra a favor de "todas las formas de lucha que fortalezcan la liberación nacional y social, también a favor de la lucha armada, claro, sin poner en cuestión ni una sola vez su legitimidad".

Señala, asimismo, que desde que ETA renunció a la actividad terrorista, el "parámetro armado del conflicto se ha transformado, no ha acabado", y "no va a finalizar hasta que las fuerzas de ocupación armada de los Estados salgan de Euskal Herria".

El grupo disidente, considera "un error peligroso poner en duda precipitadamente, desde un tacticismo coyunturalista, la legitimidad de la defensa armada de los pueblos y su eficacia" y plantea como objetivo "sacudir la ocupación de los Estados español y francés y romper la normalización política".

Por ello, aboga por "dar inicio a algún tipo de adaptación de la lucha de espiral acción-represión-acción que se utilizó en su tiempo" y por "no rechazar ningún tipo de acción violenta".

En el documento, de 26 páginas, este grupo propone como objetivo "una Euskal Herria independiente, socialista, reunificada, euskaldun y feminista", y advierte de que no se trata de un proyecto "contra la izquierda abertzale oficial, sino contra los Estados imperialistas de Francia y España y a favor de la lucha y el empoderamiento del pueblo trabajador vasco".

No obstante, considera "erróneo" el análisis realizado por la izquierda abertzale sobre el actual momento político, al poner "todas las energías" en el mantenimiento del proceso de paz, dejando como "temas de segundo nivel" y como asuntos "a trabajar en un futuro, los que han sido objetivos históricos del movimiento de liberación: la independencia y el socialismo".

El grupo disidente considera necesaria la existencia de "una nueva organización revolucionaria" para "hacer frente" a los retos de Euskal Herria y "mantener viva la llama de la resistencia de este pueblo".

En el documento se recogen unos "criterios de funcionamiento", en los que se exige "extrema rigurosidad" a los militantes "si llega el momento de realizar acciones ilegales, y si lo planeado pudiera tener consecuencias penales".

Establece, asimismo, una serie de "medidas de seguridad", entre ellas la no utilización de tecnología para la comunicación entre los militantes, ya que puede ser controlada "fácilmente por el enemigo", prohíbe llevar el teléfono móvil "a una reunión o acción", ya que cumpliría las funciones de "GPS y micrófono", y plantea la utilización de "buzones" para las comunicaciones.

Tanto la Ertzaintza como las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado mantienen abiertas líneas de investigación sobre este grupo y su posible relación con acciones como las quemas de autobuses de Bizkaibus ocurridas el pasado 1 de noviembre en Derio, donde ardieron ocho vehículos, y el 21 de agosto de 2014 en Loiu (Bizkaia), con cinco autobuses destruidos, según fuentes policiales.

Ambos sabotajes fueron reivindicados por un grupo anónimo que expresó su apoyo a los presos de ETA y criticó a todos los partidos políticos vascos, en especial a EH Bildu y Sortu.

Varios miles de personas se manifestaron el pasado 28 de noviembre en Bilbao para reclamar la amnistía de los presos de ETA, en una convocatoria realizada por un movimiento denominado Amnistía Ta Askatasuna (ATA), que rechaza la línea oficial de la izquierda abertzale.


  • realista07
    (27/01/16 08:59)
    #5

    Obviamenre siempre quedará gente que piense asi. Lo mismo que los franquistas. Siempre quedara alguno. De estos ultimos quedan bastantes mas que etarras. Eso parece no preocuparnos??

    Responder

  • Sin miedo
    (26/01/16 23:40)
    #4

    Es increíble cómo una sociedad relativamente sana como la nuestra sigue pariendo este tipo de gente que son un cáncer. A la cárcel.

    Responder

  • a Podem@s
    (26/01/16 17:01)
    #3

    desde la calle dijo..
    Sin venir a cuento en la noticia has mencionado a Sánchez y Rajoy para desviar la atención hacia otro lado. ¿Acaso puede ser que no te preocupe la posibilidad de que la innombrable pueda volver a las andadas?

    Responder

  • desde la calle
    (26/01/16 13:30)
    #2

    Oxígeno para Rajoy y Sánchez...¡ Qué asco me da la innombrable, se llame como se llame !

    Responder

  • caducado
    (26/01/16 13:24)
    #1

    ... no entiendo lo de feminista (lo otro tampoco pero ...)

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual