Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ACOSO ESCOLAR

Estudiantes españoles piden al Gobierno una ley contra el 'bullying'

  • Presentarán las propuestas ante el Papa el 3 de febrero

0
Actualizada 22/01/2016 a las 14:52
Etiquetas
  • E.PRESS. PAMPLONA
Un total de 300 estudiantes de 4° de la ESO de colegios públicos y concertados de la Comunidad de Madrid, reunidos durante esta semana por la iniciativa del Papa Francisco 'Scholas Ocurrentes', pidieron al Gobierno español una ley contra el 'bullying'. Asimismo, reclamaron una ley de educación que se mantenga independientemente del partido que gobierne.

Así queda reflejado en las propuestas redactadas por los participantes de esta experiencia y que los propios alumnos presentaron este viernes, 22 de enero, en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales ante el consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Rafael Van Grieken; el rector de la Universidad Politécnica de Madrid, Carlos Conde; el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, y el director mundial de Scholas, José María del Corral.

El próximo 3 de febrero, seis de los participantes, junto a algún profesor y alguna autoridad de la Comunidad de Madrid acudirán al Vaticano para presentar las propuestas al Papa Francisco.

Se trata de la primera actividad de Scholas que se realiza en Europa. Esta iniciativa del Papa pretende conectar a 400.000 escuelas de todo el mundo para fomentar la cultura del encuentro y para que los jóvenes analicen los problemas que les afectan y planteen soluciones a los gobiernos.

Uno de los problemas que abosraron desde el pasado lunes es el acoso escolar. Así, Marina, de 15 años y alumna del Colegio Nuestra Señora del Pilar explicó que hablaron de casos como el del niño de Leganés (Madrid) que se suicidó el pasado mes de octubre por un presunto caso de acoso escolar, pero también escucharon el testimonio de chicos participantes en este encuentro que intentaron suicidarse, como Pablo, que contó cómo sufrió acoso durante años y aseguró que "un abrazo bien dado" puede prevenir muertes.

Los jóvenes realizaron encuestas en la ciudad y entrevistas en el Colegio Profesional de Educación, el Colegio de Psicólogos de Madrid, en el Club deportivo LGTB y + y en la Consejería de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid.

ACOSO POR EL MÓVIL

Tras este trabajo de campo, llegaron a la conclusión de que el 'bullying' con intimidación física y verbal aparece de forma "más recurrente" en las aulas. Asimismo, constataron que el acoso ha traspasado los muros del colegio con el 'cyberbullying' que se practica por el móvil o las redes sociales.

Los estudiantes percibieron que las escuelas no cuentan con las herramientas suficientes para luchar contra este acoso, que hace falta más apoyo de los profesores, que falta información en las escuelas sobre bullying, educación sexual y discriminación y, sobre todo, que "no existe una ley" para combatirlo y que los protocolos que existen se centran en lo jurídico y penal pero "no en las acciones de prevención".

También observaron que "la falta de apoyo, diálogo y cariño de la familia" puede llevar a los jóvenes a la "dependencia de otras personas o elementos materiales como las drogas o el móvil".

Por todo ello, pidieron una ley integral contra el acoso escolar que contemple castigos para los acosadores, como la prestación de servicios comunitarios, así como un acompañamiento psicológico a los mismos. También propusieron que la norma prevea la instalación de cartelería en los centros educativos que adviertan sobre el bullying y aconsejen sobre cómo actuar ante él.

MENOS DEBERES

Por otro lado, en el ámbito educativo, los estudiantes propusieron una única ley que sea independiente de los giros políticos, una reducción en la ratio de alumnos por aula y la creación de espacios donde alumnos de distintos centros puedan debatir sobre los problemas que les afectan.

También apostaron por que el examen de la reválida no sea condicionante para la obtención del título y por un cambio en el sistema de evaluación de forma que los deberes cuenten tanto como los exámenes. En este sentido, sugieren una disminución de las tareas para realizar en casa. "Somos estudiantes pero no debemos olvidar que somos jóvenes y necesitamos vivir y disfrutar, necesitamos ser personas", advirtieron.

Asimismo, propusieron tener más libertad al elegir las asignaturas, incorporar la tecnología en el aula (tablet, proyectores) como complemento y no como sustituto, educar en valores, promover el empleo joven y ofrecer a los alumnos información sobre las becas del Estado.

EDUCACIÓN PÚBLICA Y GRATUITA

El rector de la Universidad Politécnica de Madrid, Carlos Conde, admitió que los rectores españoles comparten muchas de las propuestas de estos estudiantes como la de "una educación pública y a precios asequibles, por no decir gratuita". Asimismo, secundó algunas reivindicaciones como la de una ley educativa estable pues, según dijo, no les gusta la LOMCE, o la relacionada con la reválida.

Por su parte, el consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Rafael Van Grieken, prometió tomar nota de todas las peticiones y destacó que son "claves" una mayor motivación en el aula y abrir espacios de diálogo. Asimismo, admitió que a veces los profesores se ven presionados por terminar un temario aunque los alumnos se pierdan y, en este sentido, apostó por ser "menos estrictos" y por "más flexibilidad".

Por otro lado, se comrpometió con intentar hacer del colegio un lugar agradable para que no se den casos de acoso pero ha rogado la colaboración de los compañeros para que denuncien y así la dirección del colegio pueda activar el protocolo contra el bullying. "Que nadie se sienta infeliz por ir a aprender", subrayó.

En este sentido, la viceconsejera de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, Belén Prado, aceptó el guante lanzado por los alumnos de Scholas y se comrpometió a trabajar en sus propuestas. En cualquier caso, recordó que ya existen recursos a los que pueden acudir los niños ante casos de acoso como el teléfono de la Infancia 116111.

Para concluir el acto, el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, aplaudió el trabajo de los participantes de esta iniciativa que, a su juicio, fueron "a las causas" de una sociedad "enferma" que "genera descartes e indiferencia". La solución, a su parecer, está precisamente en lo que los jóvenes propusieron: educación en valores, espacios de diálogo y fomento del arte, la música y el deporte.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual