Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ELECCIONES GENERALES 2015

Ciudadanos ve a Rajoy noqueado y a Sánchez más cerca de ser presidente

  • El líder del PP asume que no convencerá en el corto plazo al dirigente del PSOE y le acusa de "sectario"

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, a su llegada al Congreso de los Diputados.

Ciudadanos ve a Rajoy noqueado y a Sánchez más cerca de ser presidente

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, a su llegada al Congreso de los Diputados.

EFE
0
Actualizada 20/01/2016 a las 09:59
  • colpisa. madrid
La bronca interna en el PSOE, durante los días que sucedieron a las elecciones, quizá convenciera a Mariano Rajoy de que, si él no era presidente del Gobierno, habría nuevos comicios y de que esa amenaza sería suficiente para convencer a los socialistas de un acuerdo ‘in extremis’. Albert Rivera, que antes del 20 de diciembre ya adelantó su disposición a abstenerse para facilitar que gobierne la fuerza más votada, lo ve, en cambio, de otra manera y, desde su partido, advirtieron el pasado martes al líder del PP de que, tal y como están las cosas, Pedro Sánchez tiene más posibilidades que él de acabar ocupando la Moncloa con un Ejecutivo en minoría.

La fórmula que a ojos del partido de centro va tomando forma pasaría por el apoyo de Podemos y el PNV al secretario general del PSOE, el ‘no’ del PP y Ciudadanos -que tiene como línea roja cualquier cuestionamiento a la soberanía nacional como el que plantearían esos eventuales socios con su defensa de un referendo sobre la independencia-, y la abstención del resto de las fuerzas parlamentarias. Eso permitiría a Sánchez ser investido en segunda vuelta. En primera es necesario lograr el apoyo de la mayoría absoluta de la cámara, es decir, de 176 diputados, pero en última instancia basta con obtener más ‘síes que ‘noes’; y en ese caso serían 165 frente a 163.

El análisis parte de una evidencia: mientras Sánchez no para de moverse para ganarse el favor de los partidos minoritarios, Rajoy ha entrado, según admiten los suyos, en una especie de compás de espera y su plan se reduce a esperar que termine la ronda de consultas del Rey para someterse al debate de investidura y ver si el programa que allí presente conmueve a alguien. No tiene intención de volver a convocar a nadie a la Moncloa, según dijo el lunes en la radio pública, ni de lanzar globos sonda sobre sus posibles cesiones para ver si en el PSOE pican el anzuelo. Y eso que, en su partido, la semana pasada aseguraban que es posible hablar de todo, incluida la reforma de la Constitución, y sin descartar siquiera la reforma laboral.

El líder de los populares aduce que de los compromisos que se está dispuesto a alcanzar con otro partido se habla solo cuando uno está sentado a una mesa y, como Pedro Sánchez se niega en redondo a mantener cualquier conversación que implique explorar la posibilidad de un Gobierno del PP, Rajoy ha reducido su estrategia a la protesta y a la crítica a su rival. "Desde el sectarismo y la renuncia a hablar no se construye nada", reprochó ante la prensa tras presidir la entrega de medallas y placas al Mérito Turístico en el recinto ferial de Madrid, Ifema. En el mismo acto, defendió que "la España de 2016 es mejor que la de 2011" y que ahora hay que "afianzar ese cambio con la fórmula que lo hizo posible".

DESCONCIERTO

Todo tiene un componente humano y el caso es que el presidente en funciones esta ciertamente contrariado desde que se reunió con Sánchez en La Moncloa, el 23 de diciembre, y éste le dijo que no tenía nada que pactar con él sin dejarle tiempo siquiera a hacer propuesta alguna. Su desconcierto fue mayúsculo porque, según fuentes tanto del PP como del PSOE, había sido el propio líder de los socialistas el que había reclamado un encuentro. Le hizo pensar que estaba dispuesto a hablar y se encontró con un portazo.

El secretario general de los socialistas sigue convencido, casi un mes después, de que el entendimiento con Podemos es posible, por más que hasta ahora todo haya sido rifirrafe a cuenta de la formación de grupos parlamentarios. Y en Ciudadanos también lo ven. Creen que, como ocurrió en Cataluña, a la hora de la verdad, es difícil que nadie vaya a querer una repetición de elecciones y que, aunque a priori parezca que las cosas se polarizarían a favor de su formación, es posible que Pablo Iglesias prefiera pájaro en mano a una aventura en la que podría no contar ya con En Comú, En Marea y Compromís como utilísimos compañeros de viaje.

Sánchez ha cuidado además los otros flancos. Dio un puesto en la Mesa del Senado al PNV (con el que ha tenido contactos "exploratorios", según sus responsables) y prestó diputados a ERC y Convergencia para que tengan grupo propio en la Cámara alta; aunque la dirección del partido alegue que estos gestos son mera "cortesía" y que no buscan cortapartidas.

PULSO A LOS BARONES

El dirigente socialista replicó a los reproches de Rajoy que la estabilidad a la que tanto apela es buena "si se utiliza para aplicar políticas en beneficio de la mayoría de los españoles". "Y con el PP, esto no es posible", adujo. Además, sacó pecho sobre su capacidad de diálogo. "Rajoy -dijo- es un político con un proyecto agotado, asediado por la corrupción e incapaz de acordar con nadie más que consigo mismo".

Es cierto que tiene en contra a los barones con mayor peso que, desde el inicio, mostraron su rechazo a gobiernos "pastiche". Pero a la hora de la verdad,es probable que acaben plegándose a sus deseos. De hecho, ya replegaron velas en el último Comité Federal, al que acudieron con la intención de forzar la fecha del congreso queha de renovar el liderazgo interno. Ahora dicen que no quieren "lío orgánico". Por si acaso, Sánchez está de gira por los territorios, sacando músculo. Ya ha estado en Cantabria, Murcia y País Vasco y en breve irá a Cataluña.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual