Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ELECCIONES GENERALES 2015

El Rey abre los contactos consciente de las dificultades para investir a Rajoy

  • Felipe VI aprovecha la primera ronda con los representantes políticos para sondear las posibilidades, también escasas, de Sánchez

El Rey Felipe VI junto al diputado de Nueva Canarias Pedro Quevedo.

El Rey abre consultas consciente de las dificultades para investir a Rajoy

El Rey Felipe VI junto al diputado de Nueva Canarias Pedro Quevedo.

EFE
0
Actualizada 19/01/2016 a las 11:03
  • colpisa. madrid
La ronda de consultas del Rey a los portavoces de las fuerzas políticas con representación en el Congreso no ha hecho más que empezar y el propio Felipe de Borbón ha mostrado ya su escepticismo sobre la posibilidad de que, de ella, pueda salir un candidato a la investidura con posibilidades de convertirse en presidente del Gobierno. "Quizá nos tengamos que volver a ver en un futuro inmediato", dijo a sus dos primeros interlocutores, según relataron ellos mismos tras el encuentro.

No es más que la constatación de algo que en los partidos ya se daba por sentado. Mariano Rajoy que como líder de la fuerza más votada será a todas luces el aspirante que proponga el Monarca al presidente de la Cámara baja cuando, el viernes, concluya sus audiencias, no ha logrado atraer, desde el día de las elecciones, ningún apoyo que le permita sortear el trámite con éxito. Pero el comentario dice algo de la actitud con la que el Jefe del Estado afronta la situación.

El hecho de que, por primera vez desde la Transición, ningún partido haya obtenido una mayoría suficientemente sólida como para garantizar la formación más o menos inmediata de Gobierno había abierto un debate sobre los márgenes de actuación de don Felipe en su calidad de árbitro y moderador del "funcionamiento regular de las instituciones", un papel que le atribuye la Constitución pero sobre cuyo significado tangible existen enormes dudas. Ahora, parece claro que el Rey considera que la responsabilidad en la búsqueda de consenso y acuerdos concretos debe recaer en los propios partidos y que su intervención ha de ser limitada.

No hay visos, pues, de que el Rey se plantee prolongar las conversaciones con los partidos más allá del protocolo habitual con el fin de tratar de hacer una propuesta viable. Se limitará a cumplir el calendario que, como bien se encargaron de subrayar la semana pasada desde Zarzuela, les fue remitido desde el Congreso de los Diputados.

BILDU NO PARTICIPA

La agenda ha sufrido, aún así, alguna variación. Esquerra Republicana de Catalunya no estaba en ella porque se niega a acudir al despacho del Rey hasta que éste se avenga a recibir a la presidente del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell, para que le traslade en persona, como ella solicitó, y no simplemente por escrito, la designación de Carles Puigdemont como nuevo presidente de la Generalitat. Pero este lunes Bildu, que tenía cita para este martes al mediodía, anunció que, a diferencia de lo que hizo hace cuatro años, cancelará la visita. Su argumento es que ya trasladó al anterior jefe del Estado su deseo de que se "mojara por la normalización y la paz" en el País Vasco y que nada ha cambiado. El portavoz del PNV, Aitor Esteban, además, acudirá a Zarzuela este martes a las cinco de la tarde, en lugar del miércoles, por motivos personales. Cambia su hueco por de IU. Por lo demás todo sigue igual. Este martes, el Rey recibirá por la mañana al parlamentario de UPN Javier Esparza.

Es previsible que las cosas vayan con cierta agilidad para no alargar más de lo necesario el bloqueo institucional en el caso de que haya que repetir elecciones. La decisión no podrá tomarse nunca antes de los dos meses de plazo que fija la legislación desde la primera sesión de investidura, pero tampoco se irá más allá. Según fuentes parlamentarias, el Monarca ya está aprovechando para sondear también las posibilidades de un Gobierno de Pedro Sánchez.

De momento, el Rey sabe que el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, que se presentó a las generales en coalición con el PSOE votará ‘no’ a Rajoy, que el de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca, que fue en coalición junto al PP, votará ‘sí’ y que Ana Oramas, de Coalición Canaria, esperará a que el aspirante presente su programa antes de tomar una decisión. Oramas admitió que el Rey es "consciente de las dificultades para un acuerdo", pero aseguró que no le vio en absoluto "preocupado".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual