Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Asociación de Apoyo a Víctimas de Delitos

Víctimas del robo de cobre denuncian la impunidad de los ladrones

  • 11.442 detenciones, 2.600 toneladas recuperadas o 17.300 kilómetros de hilo robado son sólo algunas de las cifras que desde 2011 hasta 2014 dejó en España la sustracción de cobre

Material incautado por la Guardia Civil

Detenidos por robar 1.100 kilos de cobre en una empresa de Fustiñana

Material incautado por la Guardia Civil en Fustiñana.

CEDIDA
1
Actualizada 16/01/2016 a las 12:01
  • efe. madrid
La Asociación de Apoyo a Víctimas de Delitos (ANVDV) denuncia la impunidad de los delitos de robo de cobre en España, ya que a pesar de que se producen miles de detenciones anuales por los cientos de toneladas robadas, en la gran mayoría de los casos los ladrones no son juzgados ni condenados.

11.442 detenciones, 2.600 toneladas recuperadas o 17.300 kilómetros de hilo robado son sólo algunas de las cifras que desde 2011 hasta 2014 dejó en España la sustracción de cobre.

Unos números que permiten hacerse una idea de la gravedad del problema, que motivó que en agosto de 2015 el Ministerio del Interior pusiera en marcha un plan permanente de respuesta a las actividades ilícitas relacionadas con el cobre.

Pese a que esta iniciativa ha conseguido que la tendencia de este tipo de delitos se encuentre a la baja, según fuentes del Gobierno, las víctimas creen que es insuficiente, sobre todo porque "se ha detenido a mucha gente durante muchos años que luego no han sido juzgados o no han sido condenados".

Así lo entiende el presidente de la ANVDV, José Miguel Ayllón, quien asegura que a los ladrones "se les detiene, pero después se les pone en libertad inmediatamente, no hay instrucción y finalmente se archiva la causa, lo que crea una situación de impunidad".

Ayllón tiene claro cual sería la solución para terminar con esta situación: controlar las exportaciones. A su vez, apunta al secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, como máximo responsable de esta situación.

"Se está permitiendo exportar miles de toneladas de chatarra de cobre desde un país, España, que no lo produce, o por lo menos en esas cantidades", asevera antes de advertir de que "se dan licencias de exportaciones sin fijarse a quién".

El presidente de ANVDV reconoce que "en nuestro sistema aduanero es muy difícil impedir las exportaciones", pero está convencido de que es perfectamente posible "poner trabas y controles a determinados bienes, sobre todo si se presume la procedencia ilícita".

Con un uso muy diverso, que puede ir desde la fontanería tradicional hasta la industria de las telecomunicaciones, el sector eléctrico, la industria marítima o la automoción, el cobre es uno de los metales más consumidos del mundo.

Un negocio millonario para los ladrones cuya cadena de ganancia es la siguiente: primero el ladrón vende la tonelada a 1.500 euros, el receptador la pone en el mercado legal a 3.000 euros y el distribuidor recibe por ella entre 5.000 y 6.000 euros, según los investigadores.
Los países a los que más se exporta desde España son Alemania, China e India.

Las víctimas aseguran que "antes de robarlo ya lo tienen vendido", y añaden que "para colmo, los exportadores se desgravan el IVA que les devuelve el Estado español, del cobre robado". "Un escándalo" al que hay que poner fin.


  • Juan
    (16/01/16 22:39)
    #1

    De vergüenza. Está claro que ni el sistema jurídico ni los poderes públicos funcionan.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual