Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TRIBUNALES

En libertad el etarra Elizarán tras comparecer en la Audiencia Nacional

  • Se encontraba en busca y captura tras su expulsión de Francia en diciembre

0
Actualizada 15/01/2016 a las 15:41
Etiquetas
  • EFE. MADRID
El exdirigente etarra Aitor Elizarán, que se encontraba en busca y captura después de conocer que había quedado libre a raíz de su expulsión de Francia el 4 de diciembre, ha quedado hoy en libertad con medidas cautelares tras comparecer voluntariamente en la Audiencia Nacional.

Tras su comparecencia en el juzgado junto a su abogada, la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, a petición de la Fiscalía, le ha dejado en libertad provisional con comparecencias quincenales en el juzgado más próximo a su domicilio, la prohibición de abandonar el territorio español, retirada del pasaporte y la obligación de facilitar un domicilio y teléfono en el que poder ser localizado.

Al no haber podido ser localizadas hoy las acusaciones personadas en la causa abierta en este juzgado contra él y otros cuatro dirigentes etarras por delitos de lesa humanidad, la juez ha citado a todas la partes el próximo martes para tomar declaración a Elizarán, para quien uno de los abogados de la acusación ya ha anunciado su intención de reclamar su detención.

Ante la posibilidad de que alguna de las partes reclame su ingreso en prisión, la juez anticipa que se celebrará entonces una vistilla para la adopción de medidas cautelares, prevista en el artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Al ser informado de que había quedado en libertad tras su expulsión de Francia, el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, que se encontraba de guardia esa semana, dictó al día siguiente una orden de detención y busca y captura contra él.

Ahora, la juez deja sin efecto el auto de detención de De la Mata, al asegurar que la situación "ha cambiado en este momento" puesto que el etarra ha comparecido voluntariamente, ha designado domicilio y se han practicado las diligencias que quedaban pendientes.

Añade además la magistrada que no debe "olvidarse que hasta el día de hoy no se había notificado al citado procesado la existencia del presente procedimiento y tampoco había sido citado por este juzgado, por lo que no puede afirmarse con rotundidad que la intención del mismo fuera sustraerse a la acción de la justicia, cuando hasta hoy ninguna intervención en el procedimiento se le había dado".

No obstante, Lamela advierte de que en caso de incumplimiento se podrán agravar las medidas cautelares adoptadas, pudiendo llegar a decretar la prisión provisional.

De la Mata acordó la detención de Elizarán para que una vez arrestado fuera puesto a disposición del Juzgado de Instrucción Número 3 de la Audiencia Nacional, del que es titular Carmen Lamela, y que le investigaba junto a otros cuatro dirigentes etarras por delitos de lesa humanidad.

Sin embargo, al comunicarle la Guardia Civil a Lamela esta circunstancia, la juez pidió informe a la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que contestó pidiendo que se remitiera la causa a los juzgados afectados por los atentados que se investigaban en relación al delito de lesa humanidad.

De este modo, Lamela decidió trocear y repartir entre los juzgados de la Audiencia Nacional esta causa para que cada juez decidiera si sigue o no con este procedimiento por lesa humanidad con respecto a los atentados instruidos por ellos.
Para adoptar esta decisión, que ha sido recurrida por Dignidad y Justicia, la juez argumentó que no existe "ningún nexo de conexidad" entre los atentados a los que afecta este procedimiento que permitan "su conocimiento en una causa única".

El etarra que purgó su pena en la cárcel de Fleury Merogis (a las afueras de París), salió de prisión el 4 de diciembre y fue directamente expulsado a España, en un vuelo a Madrid con escolta policial, circunstancia que la magistrada francesa de enlace con España comunicó el día anterior a través de un correo electrónico al fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza.

A su llegada al aeropuerto madrileño de Barajas, Elizarán quedó en libertad, puesto que, en este momento, no existía ninguna orden de detención contra él, ya que el anterior titular del juzgado de Lamela, Juan Pablo González, no había dictado orden de detención en la citada causa por lesa humanidad por encontrarse entonces preso en Francia, y solo lo hizo contra el huido José Antonio Urruticoetxea, Josu Ternera.

Elizarán fue detenido junto a Ohiana Sanvicente Sáez de Zeráin el 19 de octubre de 2009 en un coche robado que la policía vigilaba en la localidad bretona de Carnac, donde habían alquilado un apartamento después de abandonar otro piso franco en el puerto de La Rochelle (oeste).

Iban armados con un revólver cada uno -procedentes de un robo de armas cometido por un comando etarra en octubre de 2006- y se les requisó, aparte de documentación falsa, varios soportes informáticos con documentos de ETA, así como elementos que eran utilizados para la puesta en escena de los vídeos de las declaraciones de la banda (pasamontañas, pancartas, una boina o sábanas).



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual