Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TRIBUNALES

Manual de uso para no perderse en el juicio por el 'caso Noós'

  • El proceso judicial arranca este lunes 11 de enero en la Audiencia Provincial de Palma

EL JUICIO DEL CASO NÓOS EMPIEZA EL 11 DE ENERO CON LA INFANTA EN EL BANQUILLO

EL JUICIO DEL CASO NÓOS EMPIEZA EL 11 DE ENERO CON LA INFANTA EN EL BANQUILLO

Sala de la Audiencia Provincial de Palma donde se celebrará el juicio.

CATI CALDERA
0
10/01/2016 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
El juicio del 'caso Nóos', que el lunes 11 de enero comienza en la Audiencia Provincial de Palma, no va a ser un proceso sencillo. Tras los focos centrados en el hecho histórico de ver por primera vez a la hermana del Rey de España y a su marido sentados en el banquillo, se esconde una trama de corrupción extremadamente compleja.

Una red que, durante un lustro, extendió sus tentáculos por tres comunidades autónomas (Valencia, Baleares y Madrid), que contó con la ayuda de importantes responsables públicos, que involucra a las más altas instituciones del Estado, que ocultó dinero en el extranjero a través de testaferros y que supuso el desvió a bolsillos privados, gracias a contratos a dedo, de no menos de seis millones de euros de dinero público.

Las magistradas Samantha Romero, Elonor Moyá y Rocío Martín se enfrentan a un 'macroproceso' que durará medio año y en el que tendrán que dilucidar, en 67 sesiones (unas 335 horas de vistas), la responsabilidad de los 18 imputados en nada menos que en 89 hechos delitos de nueve tipologías diferentes (prevaricación, malversación, fraude, tráfico de influencias, delitos contra la Hacienda Pública, falsedad, estafa, falsificación y blanqueo de capitales). Prácticamente, todos los ilícitos ligados a la corrupción que existen en el Código Penal.

De la envergadura de este proceso hablan también las penas a las que se enfrentan los encausados. La Fiscalía les pide 103 años y tres meses de cárcel, unas condenas que se asemejan mucho a las que se reclaman en los grandes procesos contra organizaciones criminales.

Responsabilidades civiles millonarias, una decena de empresas pantalla bajo sospecha, docenas de laboriosas investigaciones de mano de la Agencia Tributaria con decenas de miles de facturas y miles de horas de los especialistas de la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal completan el complejo puzle que el tribunal tendrá que valorar. Aunque la trama a la que se enfrenta la Audiencia Provincial es muy enrevesada, el juicio, en realidad, tendrá solo dos objetivos: saber cómo el Instituto Nóos se hizo con el dinero público a cambio de trabajos que no valían, ni de cerca, esas cantidades millonarias y cómo hicieron los responsables de aquella fundación sin ánimo de lucro (y su sucesora, la Fdcis) para ocultar ese dinero a través de su maraña societaria en la que ocupa un lugar central Aizoon, la empresa del matrimonio Urdangarin-Borbón, usada para apoderarse de fondos públicos y defraudar a Hacienda.

Para no perderse en este proceso, sobre todo, hay que tener claras las cifras y los convenios en los que se fundamenta la trama. El Gobierno balear entregó 1,2 millones de euros a la celebración del primer Illes Balears Forum (2005); 1,085 millones al segundo (2006); 54.520 al seguimiento de la repercusión del equipo ciclista Illes Balears; 174.000 a la creación de la oficina del proyecto de este equipo deportivo y 116.566 para la elaboración de material promocional del Illes Balears.

Las instituciones valencianas pagaron por la organización de los Valencia Summit de 2004, 2005 y 2006, 1.044.000 euros por cada edición. A estos también hay sumar los 382.203 euros concedidos por la organización de unos fallidos Juegos Europeos. La Comunidad de Madrid, por su parte, abonó 144.000 euros a la sucesora del Instituto Nóos por unos trabajos inexistentes para la candidatura olímpica de la capital en 2016.

Como en casi todas las investigaciones criminales, la pista del dinero será la clave para desenmarañar esta trama, auguran los expertos, quienes, no obstante, también se pierden con frecuencia en esta compleja trama.

LOS IMPUTADOS

Cristina de Borbón. Socia de Aizoon y vocal del Instituto Nóos. La hermana del Rey se sentará en el banquillo para enfrentarse a una petición de hasta ocho años de cárcel como "cooperadora necesaria" de los delitos fiscales de Urdangarin, quien ocultó al fisco 182.005 euros de IRPF en 2007 y 155.138 euros en 2008. Solo le acusa Manos Limpias y su continuidad en el proceso dependerá de la 'doctrina Botín'.

Iñaki Urdangarin. Presidente del Instituto Nóos.La Fiscalía le pide 19,5 años y Manos Limpias, 26,5. Está imputado por dos delitos fiscales, por haber desviado a su bolsillo, junto con Torres, los seis millones de euros que Nóos recibió de Valencia, Baleares y Madrid. Acusado de varios delitos de prevaricación, fraude, fraude fiscal, tráfico de influencias, malversación, falsedad, estafa, falsificación y blanqueo.

Diego Torres. Vicepresidente del Instituto Nóos. Diego Torres se enfrenta a peticiones de pena que suman 16,5 años de cárcel, en el caso de la Fiscalía, y 22,5 años, por parte de Manos Limpias. Las acusaciones son idénticas a las de Urdangarin, aunque con un delito fiscal menos. Él, como número 2 de Nóos, fue el que estampó su firma en los convenios de Valencia y Baleares.

Jaume Matas. Presidente de Baleares. En su enésima causa judicial, el expresidente se enfrenta a once años de cárcel, aunque su condena podría ser mucho menor porque esta semana ha llegado a un principio de pacto con la Fiscalía para aceptar los hechos y confesar. Está acusado por haber contratado a Nóos sin ningún tipo de concurso y saltándose las mínimas normas legales. Marco Antonio Tejeiro. Contable del Instituto Nóos. 'Cerebro' financiero de toda la trama ligada al Instituto Nóos. En verano de 2014 se convirtió en supuesto arrepentido y tiró de la manta en busca de una rebaja sustancial de la petición de cárcel de la Fiscalía. Anticorrupción le sigue acusando de los mismos delitos, pero solo le pide dos años de cárcel. Manos Limpias no le cree y reclama once.

Ana María Tejeiro. Esposa de Diego Torres. Fue la responsable de personal de las empresas de la trama Nóos, además de copropietaria de las empresas a la que se desvió dinero. Se le atribuyen, como a su marido, cinco delitos de prevaricación, cinco de fraude, cinco de tráfico de influencias, cuatro de malversación, uno contra Hacienda, uno de falsedad, uno de estafa, falsificación y uno de blanqueo.

'Pepote' Ballester. Director Deportes Baleares. El arrepentido y examigo del exduque va a ser clave para acusar a Urdangarin de haber usado sus contactos para conseguir contratos a dedo en Baleares. Se enfrenta a dos años. Gonzalo Bernal. Director Fundación Ilesport. Fue quien tramitó la burocracia para contratar a dedo al Instituto Nóos en Baleares, lo que le ha valido ser imputado por siete delitos de corrupción. Horrach reclama ocho años para él. Juan Carlos Alía. Gerente Ibatur. Encargó a la fundación de Urdangarin la organización de dos foros por los que Nóos se llevó 2,3 millones de euros. El fiscal le pide menos de dos años. Manos Limpias, once.

Miguel Angel Bonet. Asesor jurídico Ibatur. La Fiscalía le considera responables de los mismos delitos que Alía (prevaricación, malversación, fraude y tráfico de influencia), pero le pide 4 años de cárcel. Manos Limpias, también once. Jorge Vela. Director Cacsa. Acusado de haber ordenado los pagos a Nóos desde la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Hermano de un exconsejero de Hacienda de la Generalitat, Horrach le pide ocho años.

Elisa Maldonado. Gestora de Cacsa. Como responsable jurídica de Cacsa, dio el visto bueno a la concesión de los Valencia Summits a dedo. La Fiscalía quiere una condena para ella de 8 años. Manos Limpias, tres más.

José Manuel Aguilar. Director de Cacsa. Acusado deprevaricación, malversación, fraude y tráfico de influencias por la contratación de Nóos para los Valencia Summit. Seis años le pide la Fiscalía y Manos Limpias, once.

José Luis Lobón. Secretario Eventos Valencia. Partipó en la contratación de Nóos para organizar los foros Valencia Summit y promover la candidatura de la ciudad para organizar unos Juegos Europeos. El fiscal le pide ocho años.

Mercedes Coghen. Consejera Madrid 2016. Autorizó el pago de 144.000 euros a la fundación de niños discapacitados de Urdangarin (Fdcis) por un estudio sobre Madrid 16, que no realizó. Horrach quiere seis años y medio para ella.

Miguel Tejeiro. Secretario Instituto Nóos. El otro cuñado de Diego Torres era miembro de la directiva de Nóos cuando ocurrieron todas las irregularidades. El fiscal no le acusa. Manos Limpias quire diez años. Alfonso Grau. Vicealcalde Valencia. Procesado a última hora tras haberse salvado del banquillo. Presidente de la Fundación Turismo Valencia que contrató a Nóos. El Fiscal no le acusa. Manos Limpias reclama once años.

Salvador Trinxet Asesor del Instituto Nóos. Está acusado de ser el 'cerebro' que diseñó la red internacional de los dirigentes de Nóos para evadir dinero al extranjero. La Fiscalía no le acusa. Manos Limpias le pide tres años por blanqueo.

JUEZ, FISCAL Y ABOGADOS

Samantha Romero. La presidenta y ponente del tribunal es una auténtica desconocida, incluso en los medios judiciales. Esta palmesana de 43 años, después de solo 13 años de carrera judicial, se enfrentará al reto de arbitrar el juicio más mediático. Es, dicen, una jurista muy "seria y rigurosa", al tiempo que poco expresiva. Como sus dos compañeras de tribunal, Eleonor Moyá y Rocío Martín, no pertenece a ninguna asociación judicial que pueda dar pistas de su inclinación. Se da por seguro que se apoyará mucho en Martín, amiga suya y firmante de una de las sentencias más duras contra la corrupción. Pedro Horrach. El veteranísimo fiscal anticorrupción balear se enfrenta al caso más importante de su vida en sus horas más bajas de popularidad. Haberse negado a acusar a la infanta le ha valido convertirse en el malo de la película a pesar de que fue él el que 'descubrió' el 'caso Nóos' y el que prácticamente ha 'instruido' todo el sumario. Pasa por ser un fiscal implacable en la sala y muy duro en los interrogatorios. Más cuando, como es el caso, se conoce el procedimiento al dedillo. Es capaz, de memoria, de recordar el importe exacto de una factura de hace años.

Miquel Roca . A sus 75 años, este padre de la Constitución y socio de uno de los despachos más importantes del país, no esperaba tener que volver a una sala de vistas para defender a una imputada en un proceso penal. El exdirente CiU había sido contratado en abril de 2013 para sacar a la infanta de este proceso y salir por la puerta grande. Algo que parecía entonces fácil, máxime contando con la ayuda de otro penalista de prestigio como Jesús María Silva. Aunque el equipo de Roca logró 'salvar' a Cristina de Borbón de las acusaciones por Nóos, nada pudo hacer por evitar el banquillo por el delito fiscal.

Mario Pascual Vives. Alguien definió en los juzgados de Palma al letrado de Urdangarin como "el abuelo que todos querríamos tener pero el abogado que nadie querría como defensor en un proceso como Nóos". Pascual Vives ha dejado pasar todas las oportunidades para que el exduque pudiera llegar a un acuerdo y al final ha llevado a su cliente a enfrentarse a una pena de cárcel de casi dos décadas. Amigo del pádel de Urdangarin, es un hombre muy educado aunque muy esquivo con el resto de partes del proceso. Apenas ha intervenido durante los interrogatorios, en los que se limitaba a tomar notas.

Manuel G. Peeters. El defensor de Diego Torres y de su mujer es cualquier cosa menos previsible. El 'cerebro' de la estrategia de los mails es un 'vacilón' en las distancias cortas, famoso por su socarronería. Sus métodos son siempre heterodoxos y sus escritos, plagados de dobles sentidos con la Casa Real, no tienen desperdicio. Sus intervenciones en el juicio son de lo más esperadas. Ante el tribunal, dicen los que le han visto en acción, es como en sus alegaciones: muy mordaz. Hasta ahora, no obstante, su ingenio no ha servido para mejorar la situación de su cliente.

Virginia L.Negrete. La hasta hace unos años desconocida abogada vallisoletana se ha convertido en una estrella mediática gracias a este caso. Más allá de sus intervenciones televisivas, la jurista de Manos Limpias tiene en su haber el mérito, compartido con el juez José Castro, de haber llevado al banquillo, al menos en la primera sesión, a la infanta Cristina, a pesar de las presiones recibidas, incluido el intento de involucrarla con el 'pequeño Nicolás'. La abogada de la acusación popular, como Horrach, es una de las personas que mejor conoce este sumario.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual