Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CATALUÑA

Junts pel Sí y la CUP no logran ponerse de acuerdo para evitar las elecciones

  • Fracasa ula reunión entre las fuerzas independentistas aunque se emplazan a agotar las últimas posibilidades antes del domingo

Junts pel Sí y la CUP no logran ponerse de acuerdo para evitar las elecciones

Junts pel Sí y la CUP no logran ponerse de acuerdo para evitar las elecciones

Los diputados de Junts pel Sí esperaban este jueves por la tarde a la salida del Parlament en un taxi, en uno de sus intentos por despistar a los medios de comunicación.

EFE
0
08/01/2016 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
Junts pel Sí y la CUP hicieron este jueves un penúltimo intento de estirar la undécima legislatura catalana, pero una vez más fueron incapaces de ponerse de acuerdo. Las dos formaciones independentistas, que llevan tres meses negociando para formar un Gobierno que inicie la fase final del proceso hacia la construcción de un Estado catalán, siguen chocando en el mismo punto del primer día, la investidura de Artur Mas. Junts pel Sí se niega a proponer un candidato alternativo porque considera que sería un fraude a su electorado, mientras que los anticapitalistas mantienen el veto al presidente de la Generalitat en funciones.

El fracaso, en la que se antoja como casi la reunión final de tres meses de negociaciones, acerca a Cataluña a nuevas elecciones, salvo que entre el viernes y el domingo ambas formaciones sean capaces de alcanzar un pacto y convocar un pleno in extremis de investidura, que llegado el caso podría tener lugar incluso en el fin de semana.

Las elecciones catalanas, anunciadas por Artur Mas para el 6 de marzo siempre y cuando la CUP no aceptase su investidura, son cada vez más inevitables, pues la división ya no solo se da entre Junts pel Sí y la CUP, sino que la coalición que agrupa a Convergència y Esquerra está cada vez menos cohesionada, y también la formación anticapitalista sufre problemas internos. Junts pel Sí y la CUP, en cualquier caso, buscaron una última aproximación en una reunión que duró más de tres horas, y que se celebró después del emplazamiento que hizo Oriol Junqueras a Convergència y a los anticapitalistas de que lo intentaran hasta el límite legal (domingo). No fueron capaces de cerrar un acuerdo, pero ambas partes se emplazaron a seguir negociando este viernes. A la cita, acudieron Josep Rull, Jordi Turull y Marta Rovira por parte de Junts pel Sí. No asistieron Mas y Junqueras, que se reservan en caso de que haya una cumbre final y tengan que hacer una última propuesta.

Ninguna de las partes compareció para valorar el resultado de la cita, que se celebró rodeada de un hermetismo absoluto, al punto de que por primera vez las formaciones soberanistas fueron capaces de despistar a los medios de comunicación para mantener el emplazamiento en secreto. Desde la CUP reiteraron casi el lema que han mantenido desde el primer día: que no serán ellos los que se levantarán de la mesa de negociación y que seguirán trabajando por el acuerdo. Horas antes de la cumbre, la entidad Súmate, miembro de Junts pel Sí, trasladó una propuesta a su grupo parlamentario para que Mas ceda su puesto como candidato a la Presidencia de la Generalitat a la vicepresidenta Neus Munté y el líder nacionalista pase a ocupar el cargo de conseller en cap. Una oferta que la CUP vería con buenos ojos, pero que Convergència rechaza. La propia Munté se autodescartó.

Manifestaciones

El movimiento, en cualquier caso, denota que Junts pel Sí ya no es un bloque granítico y que de aquí al domingo Mas va a tener que aguantar la presión desde sus propias filas, sobre todo desde Esquerra, que quiere presentar a Convergència y la CUP como los culpables de que el acuerdo no haya sido posible. Por ello, la reunión tuvo mucho de escenificación, pues ninguno de los actores del independentismo quiere presentarse ante unas eventuales elecciones como el responsable de que el proceso haya sufrido un parón. La reunión contó con la mediación de las entidades de la sociedad civil, que durante el proceso han actuado de actores movilizadores, pero que han perdido esa capacidad de convocatoria.

Casi a la misma hora que acababa el encuentro, convocaron manifestaciones en diferentes lugares de Cataluña, que tuvieron una asistencia más bien escasa. En Barcelona, la división del independentismo se visualizó en el hecho de que se celebraran dos manifestaciones simultáneas. La de la plaza de la Catedral reunió a los seguidores de la ANC, que pidieron un acuerdo a ambas formaciones, aunque apenas se concitaron varios centenares de personas. En la plaza Sant Jaume, en cambio, se agruparon los que reclamaban a Mas para que dé un paso atrás. En esta protesta se vivieron momentos de tensión entre los manifestantes que reflejan el estado de ánimo en el que se encuentran las distintas sensibilidades del independentismo.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual