Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ELECCIONES GENERALES 2015

Una campaña corta para unos y demasiado larga para otros

  • Iglesias sigue desangrándose en las encuestas mientras Rivera continúa su despegue algo tardío

0
01/11/2015 a las 06:00
  • colpisa. madrid
Podemos y Ciudadanos encaran la campaña electoral con sensaciones contrastadas. La formación morada atraviesa sus momentos más bajos y teme que la campaña electoral acentúe su declive. Una preocupación justificada si se miran las encuestas, en las que a principio de año llegó a figurar como primera fuerza y ahora es la cuarta, y en descenso. De un 25% de apoyos, ha pasado a recabar en torno un 15%, lo que supone una perdida de un tercio de potenciales votantes. El partido naranja, en cambio, cree que la campaña se le va hacer corta para desbancar a los dos grandes. Ciudadanos se ha afianzado en los sondeos como la tercera preferencia política con una estimación de cerca del 20% e, incluso, amenaza la segunda posición de los socialistas.

La situación de uno y otro apunta a que Podemos se ha quedado sin aliento tras un esprint de año y medio -el propio Pablo Iglesias reconoció en el debate con Albert Rivera sentirse cansado-, mientras que Ciudadanos navega en la cresta de la ola tras haber dado el salto a la política nacional hace apenas siete meses en las andaluzas. En este contexto, el poco más de mes y medio que resta para acudir a las urnas puede parecer demasiado largo para una formación en aparente retroceso a la vez que muy corto para otra en auge que suma nuevos apoyos encuesta tras encuesta.

Los excelentes resultados de Ciudadanos en las autonómicas catalanas, en las que se convirtió en segunda fuerza del Parlament con 25 escaños, han catapultado a los de Albert Rivera. Lo reconocen en la propia dirección de Podemos. Politólogos como Pablo Iglesias e Iñigo Errejón no se explican cómo Mariano Rajoy no adelantó las generales para que se celebrasen antes del 27-S. De esa forma, sostienen, Rivera no hubiera podido rentabilizar en la carrera a la Moncloa sus excelentes resultados en las catalanas. Ahora, en cambio, Ciudadanos lidera la oposición a los independentistas en el Parlament, lo que le sitúa en el foco de atención de todos los españoles. Pablo Simón, profesor de la Universidad Carlos III y miembro del colectivo Politikon, sostiene que cuanto más se polarice la campaña en torno al independentismo, más réditos electorales obtendrá la formación naranja.

Otro de los elementos clave en las buenas perspectivas electorales de Ciudadanos estriba en el carisma de su líder. Rivera es el político de moda y lidera todas las encuestas en la valoración de los líderes nacionales. Simón describe el actual momento de la formación naranja como «efecto de carro ganador» si bien añade que «habrá que ver cuánto dura» o si a Ciudadanos le sucede un bajón similar al de Podemos. Según mantiene el politólogo, existe tal volatilidad en el voto que hace demasiado aventurado prever hasta dónde podrán llegar Rivera y los suyos.

DEMASIADOS FRENTES

Para Podemos el principal problema estriba en los muchos frentes que mantiene abiertos. Pelea por los votos de la izquierda con Unidad Popular, la plataforma liderada por Alberto Garzón. En el centro tiene la competencia de un PSOE que parece haber frenado su hemorragia de votos. Por último, entre los desencantados con el bipartidismo Ciudadanos le gana terreno minuto a minuto. A modo de ejemplo y según la última encuesta del CIS, los socialistas han recuperado un 40% del electorado que le había abandonado en beneficio de Podemos.

El otro punto débil para Podemos es que la simpatía por Iglesias han seguido el camino inverso de la de Rivera. De llegar a ser el líder más valorado ahora se ve superado ahora superado por el candidato de Ciudadanos y por Pedro Sánchez. Hasta por Mariano Rajoy, según ha arrojado algún sondeo.

A favor de Podemos -y a diferencia de Ciudadanos- el partido morado sí tiene más figuras de peso que su candidato como son Íñigo Errejón y Carolina Bescansa. También cuenta con Juan Carlos Monedero, que aunque retirado desde hace meses de la primera línea política, regresará en campaña para enardecer a unas bases en las que ha cundido el desencanto a lo largo de los últimos meses. La aportación en la campaña de los segundos espadas se antoja fundamental para aumentar las expectativas de voto.

Sea como fuere, en la formación morada insisten en que las encuestan nunca les son favorables y que lo único seguro en lo que acertarán es que el bipartidismo ha tocado a su fin. En eso sí que coinciden los análisis de Podemos y Ciudadanos.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual