Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CATALUÑA

CDC lanza un ultimátum a la CUP: o vota a Mas o elecciones en marzo

  • Junqueras marca distancias con el líder de CDC y vaticina que para el 14 de noviembre puede haber 'fumata blanca' secesionista

0
01/11/2015 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
Un día después de que el número dos de Convergència avisara a los críticos de su partido que la única opción de pacto es la CUP, el mismo Josep Rull lanzó hoy un ultimátum a la formación antisistema, a la que advirtió de que o vota a favor de la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat o de lo contrario habrá nuevas elecciones en marzo, las terceras autonómicas catalanas en tres años y medio. Si el actual presidente en funciones no puede continuar, "los ciudadanos tendrán que volver a hacer de árbitro", zanjó Rull.

Los convergentes están convencidos de que un paso atrás de Mas, como pide la CUP, sería un error, ya que "el espacio del soberanismo se reduciría e imposibilitaría la culminación con éxito" del proceso independentista. Rull recordó en este sentido a los anticapitalistas que no tiene sentido "servir en bandeja la cabeza" que los contrarios a la secesión quieren "abatir".

Después de una semana de fuertes tensiones en Convergència y en el Gobierno catalán a cuenta del acuerdo con la CUP sobre la declaración secesionista, la postura delpartido de Mas empieza a cambiar. Por primera vez, se mostró este sábado dispuesto a fijar líneas rojas en la negociación con la izquierda radical, una posición rechazada hasta la fecha por la cúpula convergente y que reclamaban los sectores críticos, como los consejeros de la Generalitat que están más incómodos con la CUP. Convergènca defendía hasta la fecha a Mas a capa y espada, pero había evitado las posiciones maximalistas, para favorecer las conversaciones. Ahora es o Mas o elecciones. De momento nadie habla, al menos en público, de sustitutos del presidente catalán.

El giro en el discurso de la formación también le llevó a reconocer las diferencias internas, negadas un día antes. Rull tiró de eufemismos, habló de "aproximaciones diferentes" respecto a cómo abordar el proceso, y no negó que en el partido existan "sectores", aunque afirmó que la dirección está al 100% con Mas y su estrategia. No dicen lo mismo los críticos, disconformes con la velocidad y el radicalismo del proceso.

Pero ahora toda la presión recae sobre el partido anticapitalista, que insiste en no investir a Mas aunque el precio a pagar sea el de las nuevas elecciones. Dos de sus principales dirigentes, Anna Gabriel y Antonio Baños, reiteraron este sábado su no a que el líder de Convergència sea el próximo presidente de la Generalitat.

Los portavoces de la formación asamblearia se expresan de manera contundente en sus apariciones públicas, pero en la CUP también hay corrientes internas y hay sectores favorables (más minoritarios) a facilitar la investidura de Mas, desde el convencimiento de que el independentismo no tendrá una oportunidad como ésta en mucho tiempo y que si la dejan escapar el electorado puede castigar al secesionismo en general. La CUP, que este sábado celebró un consejo político en Barcelona, rechazó vía twitter las "amenazas" de elecciones.

ERC se acerca a la CUP

La negociación para la investidura del presidente de la Generalitat es multilateral. se haba entre Junts pel Sí y la CUP, entre Convergéncia y Esquerra, y ambos juntos y por separado con la CUP. El problema añadido que tiene ahora Convergència es que ya no cuenta con el apoyo incondicional de Esquerra. Hasta ahora, los republicanos se mostraban firmes en la defensa de Mas como presidente de la Generalitat porque así lo habían acordado para la formación de Junts pel Sí.

Pero las relaciones entre las dos formaciones hegemónicas del soberanismo nunca han sido ideales y a medida que aumentan las sospechas de financiación ilegal en CDC, Esquerra se aleja cada vez más de sus socios, hasta el punto que ambas formaciones no irán juntas a las elecciones del 20-D.

El presidente de Esquerra, Oriol Junqueras, marcó este sábado aún más distancias con Mas y afirmó que "ningún nombre es más importante que la independencia". Incluso dijo que "casi lo comparte todo con la CUP", lo que anticipa que los republicanos y los asamblearios podrían formar una pinza para presionar a Mas para que renuncie y el independentismo pueda buscar un presidente de consenso, como podría ser la vicepresidenta Neus Munté, que cuenta con el aval de la CUP.

Junqueras, que pidió responsabilidad a todo el mundo, se mostró optimista pese a todo para llegar a un acuerdo independentista para la investidura y hasta se arriesgó a poner fecha. "El 14 de noviembre ya tendremos presidente o estaremos a punto de tenerlo", dijo.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual