Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CATALUÑA

La declaración secesionista abre una fisura en el Gobierno de Mas

  • Convergencia y Esquerra no logran ponerse de acuerdo para que Junts pel sí se presente también a las generales

Artur Mas.

Artur Mas.

Artur Mas.

AFP
1
31/10/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • colpisa. barcelona
Las aguas bajan muy revueltas en Convergència y en el Gobierno catalán. El pacto suscrito entre el grupo parlamentario de Junts pel Sí y la CUP para aprobar una declaración de ruptura con la legalidad española y desobediencia al Tribunal Constitucional ha abierto una grieta importante en el Ejecutivo autonómico. El movimiento ha inquietado al ala más moderada de la formación liderada por Artur Mas y ha puesto al presidente en funciones en una situación límite.

La chispa estalló el mismo martes cuando, durante la celebración del Consejo de Gobierno, un grupo de consejeros, sobre todo los alineados en el área económica, como Andreu Mas-Colell (Economía), Santi Vila (Obras Públicas) o Felip Puig (Empresa), pero también Joan Jané (Interior) e Irene Rigau (Educación) expresaron sus recelos, e incluso su indignación, por el contenido del texto pactado entre las dos formaciones secesionistas.

Algunos se limitaron a subrayar lo grave de la medida en términos jurídicos y democráticos otros, como Puig y Rigau, se refirieron también a su utilidad política o partidaria y cuestionaron la conveniencia de semejante cesión ante la CUP, sin tener siquiera el compromiso de la coalición radical para investir a Mas como presidente el próximo 9 de noviembre.

La escena, según relató este viernes ‘La Vanguardia’, se completa con un Artur Mas desolado y completamente superado, no por la discusión, sino por las circunstancias a las que se enfrenta tras no haber logrado la mayoría absoluta que pidió a los electores el 27 de septiembre. "Entonces ¿qué me estáis pidiendo?, ¿que haya elecciones?", planteó tras recordar que sólo con el apoyo la CUP existe alguna opción de formar gobierno.

El debate no quedó zanjado. Aunque fue el único miembro del Gobierno catalán que este viernes se refirió al asunto, Santi Vila, presunto díscolo, reconoció veladamente que el texto de la discordia no le acaba de gustar del todo. "En el momento en que entre en el Parlamento, es posible que se mejore y enriquezca, y así lo espero", dijo. Además, reiteró que si la CUP insiste en no votar a Mas, las elecciones son inevitables.

Hasta la fecha, el único consejero que se había atrevido a cuestionar en público las negociaciones con la CUP era Felip Puig, que hace diez días se mostró partidario de fijar líneas rojas, dio casi por hecho que el Ejecutivo catalán ejercerá en funciones hasta el año que viene y no descartó ni conversaciones con otras formaciones ni nuevas elecciones.

PROBLEMAS, DENTRO Y FUERA

El coordinador general de CDC, Josep Rull, calificó, sin embargo, de meras "especulaciones" y "supuestas filtraciones" las posibles discrepancias en la Generalitat y se negó a darles "validez". Según él, el partido avaló en una reunión celebrada el domingo ,de manera "unánime", el texto pactado con la CUP y ninguno de los "supuestos discrepantes" alzó la voz.

En privado, no obstante, hay sectores del partido, sobre todo los que están más a la derecha y que mantienen un vínculo con el mundo económico, que no pueden ver ni en pintura a la CUP y que al día siguiente de que se registrara la declaración secesionista ya echaban pestes en un acto con empresarios celebrado en Barcelona.

A los problemas internos, Convergencia suma los externos. Hoy anunció junto a Esquerra que finalmente no habrá candidatura de Junts pel Sí para las generales. Oficialmente, ambas partes esgrimieron que todo es fruto de un acuerdo, que no hace falta repetir el plebiscito del 27-S, porque ya está "ganado", y que yendo por separado amplían la base del independentismo. Las razones que no cuentan son las diferencias sobre los cabeza de lista, las ganas que tiene ERC de volver a imponerse a CDC, su incomodidad creciente por los casos de corrupción que afectan al partido de Mas y las tensiones en su relación.


  • Podemos más
    (31/10/15 10:48)
    #1

    Solucionado el tema de la Presidencia del Parlament ahora empiezan las goteras en la casa del Junts pel sí. Y es que llega el 20-D. Lío en CDC, lío en ERC, lío en Ciudatans, que decía Carlos Floriano......Más vale que seguimos aquí y.....

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual