Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CATALUÑA

Los independentistas aceleran para aprobar la declaración de ruptura el 9-N

  • ​Artur Mas y la CUP se reúnen para desencallar las negociaciones de la investidura

0
30/10/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID
El independentismo, que siempre busca las referencias simbólicas, no quiere más dilaciones y está dispuesto a exprimir al máximo el calendario, incluso fijando un sábado como inusual jornada parlamentaria, para que el 9 de noviembre, un año después de la consulta soberanista, la Cámara catalana apruebe la declaración solemne de inicio del proceso hacia la creación de una república catalana independiente. El pleno podría ser el 9 por la mañana y por la tarde tendría lugar el debate de investidura.

El secesionismo enviaría, por tanto, en una misma jornada dos imágenes algo contradictorias, ya que por un lado Junts pel Sí y la CUP darían luz verde de manera conjunta al inicio de la desconexión, pero en cambio, horas más tarde, todo hace indicar que no se pondrán de acuerdo en la votación de la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat.

La CUP quisiera forzar aún más el reglamento y adelantar al próximo viernes el pleno de la declaración de ruptura, pero puede encontarse con un aluvión de recursos que ralentizaría los términos y el tiro le saldría por la culata. La idea de la izquierda radical, sopesada también por Junts pel Sí y por la propia presidenta de la Cámara, Carme Forcadell, es convocar la Junta de Portavoces antes de que el PP se constituya como grupo (tiene de plazo hasta el día 6 y no lo ha hecho hasta ahora para entorpecer la aprobación de la declaración y porque aún no ha resuelto sus problemas internos). Fuentes parlamentarias señalaron que si el PP no se constituye como grupo hasta el 6 de noviembre, es imposible que el pleno pueda celebrarse antes de ese día, salvo que se quiera "violar de manera brutal" el reglamento de la Cámara. 

La propuesta de resolución de Junts pel Sí y la CUP está paralizada por la petición de Ciudadanos, el PSC y el PP. En cuanto la Mesa la desbloquee, una vez que el PP tenga grupo propio, los partidos tendrán dos días hábiles para presentar enmiendas. Esto quiere decir, y así lo apuntó este jueves Carme Forcadell, que el 9-N puede ser una jornada inédita con "doble pleno". Si el PP no apura tanto los plazos, Forcadell señaló que podría habilitar la Cámara catalana para que el pleno se celebre el sábado 7 de noviembre. Siempre y cuando no prosperen nuevas maniobras dilatorias del bloque no soberanista. Ciudadanos anunció hoy que estudia interponer un recurso de amparo al Constitucional para que la admisión a trámite de la resolución quede sin efecto y no pueda ni votarse.La formación naranja ha pedido además a los servicios jurídicos del Parlamento de Cataluña un informe sobre el texto independentista, pues a su juicio choca con la legalidad y los derechos constitucionales.

PRISA

Los secesionistas tienen prisa y es que, un mes después de las elecciones, quieren hacer ver que están pasando cosas en la legislatura que se ha prometido que será histórica. El secesionismo quiere marcar la agenda y pretende evitar llegar al 20-D con las manos vacías ya que el proceso podría entrar en una fase renqueante y con sus actores principales peleados.

La CUP tiene en su mano la llave de la investidura por lo que, de momento, a Convergència y Esquerra les toca obedecer y bailar al ritmo de la izquierda radical. La formación anticapitalista insistió hoy en que el próximo presidente de la Generalitat "no será Artur Mas". Lo hizo después de que trascendiera una reunión el pasado lunes entre el presidente catalán y dirigentes de la CUP para negociar la investidura. Un asunto encallado, sobre el que no hay acuerdo y que está empezando a generar nervios. "Las negociaciones no van tan rápido como nos gustaría", admitió Forcadell. "Si es por nosotros, habrá presidente el 9-N", replicó la CUP. Para que así sea, Mas debería renunciar y Junts pel Sí tendría que proponer otro candidato.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual