Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ACCIDENTE DE HELICÓPTERO

​Las familias de los militares temen un secuestro tras 5 días sin noticias

  • El Ministerio de Defensa sigue sin tener noticias del paradero de los tres militares que volaban a bordo del helicóptero Superpuma

0
Actualizada 26/10/2015 a las 22:05
  • EFE. GRAN CANARIA
El Ministerio de Defensa sigue sin tener noticias del paradero de los tres militares que volaban a bordo del helicóptero Superpuma que cayó al mar a 74 kilómetros del Sahara tras cinco días de intensa búsqueda, mientras sus familiares comienzan a temer que sean víctimas de un secuestro.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, confirmó este domingo que el secuestro es una de las hipótesis con la que se trabaja desde que se desvanecieron los informes iniciales aportados por la Gendarmería marroquí de que los tres militares, miembros del Servicio de Búsqueda y Rescate (SAR) del Ejército del Aire, habían sido rescatados por un pesquero marroquí que los llevaba sanos y salvos al puerto de Dajla, en el Sahara Occidental.

Morenés precisó que se trata de una hipótesis factible, "aunque no la más plausible", pero excusó revelar más detalles porque el juzgado militar encargado del caso ha declarado secretas las investigaciones y se están realizado "labores de inteligencia" para averiguar el paradero del capitán José Morales Rodríguez, el teniente Saúl López Quesada y el sargento Jhonander Ojeda Alemán.

Sin embargo, esa posibilidad ha cundido ya en el ánimo de las familias. "Creemos que ha sido un secuestro", ha señalado a la COPE Francisco Ojeda, padre del sargento Ojeda Alemán.

El viernes por la noche Defensa hizo públicos una serie de detalles que le inducen a pensar que el helicóptero no se estrelló contra el mar, sino que amerizó, y que sus tripulantes pudieron sobrevivir a esa maniobra, aunque se desconozca dónde están.

Primero, el piloto de un F-18 español que sobrevoló la zona el jueves tras perderse el contacto con el helicóptero informó de que se había visto una bengala y de que también, alrededor de la aeronave, se apreciaba en el agua la mancha de colorante que los tripulantes pueden activar si caen al mar, para ser localizados desde el aire. Un helicóptero del SAR marroquí reportó los mismos detalles.

Pedro Morenés subrayó entonces que esos dos dispositivos, bengala y colorante, son medios manuales, que necesariamente alguien tuvo que activar cuando el helicóptero español cayó al mar.

También enfatizó el ministro que hay fotos del helicóptero en el mar que demuestran que no sufrió daños y tenía intactas las hélices (uno de los elementos que primero se destrozan en un choque contra el agua) y que la tripulación de un barco holandés que se acercó a la aeronave horas después para intentar mantenerla a flote asegura que ni en la cabina ni en los alrededores había nadie.

El padre del sargento Ojeda, el único militar que sobrevivió al accidente que sufrió un helicóptero del mismo servicio hace un año entre Fuerteventura y Gran Canaria, se ha referido hoy a esos mismos detalles para explicar por qué piensa ya en un secuestro.

"El helicóptero hizo un amerizaje normal. Las palas están bien, no entraron en contacto con el agua. El aparato estuvo bastante tiempo en superficie, estaban los flotadores abiertos. Todo hace pensar que fueron rescatados", ha señalado Francisco Ojeda.

Mientras tanto, en un punto del Atlántico situado a 518 kilómetros al sur de Gran Canaria, Defensa y la Marina Real de Marruecos siguen acumulando medios en busca del helicóptero y de sus tripulantes. Al primero, se lo busca bajo el mar en un área de 20 por 20 kilómetros, y a su tripulación se la rastrea desde el aire en un pasillo de 600 kilómetros de longitud y 60 de anchura.

La búsqueda de la cabina del helicóptero la realizan desde hace días buzos de la Armada, embarcados en el "Camino Español", y dos robots del barco noruego "Olimpic Zeus", que estaba desde hace semanas en el sur de Gran Canaria contratado por Fomento para terminar de sellar las fugas del pesquero ruso hundido "Oleg Naydenov".

A lo largo de esta noche, se les unirán dos cazaminas, con potentes equipos de sónar, y el buque de acción marítima "Rayo", que servirá de base a un helicóptero desplazado a la zona.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha referido hoy por primera vez a la situación de los militares desaparecidos para subrayar que el Ejecutivo y las Fuerzas Armadas "no descansarán ni un minuto" hasta encontrarlos, poniendo "todos los medios".

En términos similares se ha expresado el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de visita en Gran Canaria, que ha pedido que "no se escatimen esfuerzos ni recursos" para encontrar pronto "sanos y salvos" a los tres militares de SAR.

Tanto Rajoy como Sánchez han transmitido mensajes de ánimo a las familias, en estos momentos de "incertidumbre". 



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual