Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ELECCIONES GENERALES 2015

​Rajoy y Sánchez exprimen el bipartidismo y se enzarzan en el pulso por la Moncloa

  • PP y PSOE apelan al voto útil frente a las fuerzas emergentes y se presentan como los únicos partidos con opciones de gobernar

0
25/10/2015 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
O Pedro Sánchez o Mariano Rajoy. Esa es la elección que plantean PSOE y PP en vísperas de que el presidente del Gobierno disuelva el lunes las Cortes y convoque las elecciones generales del 20 de diciembre. Con el bipartidismo en horas bajas, y la irrupción de Podemos y Ciudadanos trastocando como nunca antes en la democracia el panorama político, populares y socialistas se centran en recuperar la fuerza necesaria para gobernar, y eso pasa por presentar a sus líderes como los únicos con capacidad de liderar el Ejecutivo. En ese escenario, Sánchez y Rajoy pelean por ofrecerse como voto útil en sus respectivos caladeros y han puesto en marcha la maquinaria para desacreditarse mutuamente en un pulso de dos meses que ensayaron hoy los candidatos.

La guía de campaña que los socialistas han hecho pública esta semana se resume en una idea fuerza sobre la que pivotarán todos los mensajes: "Pedro Sánchez o Mariano Rajoy, esto es lo que vamos a decidir en las próximas elecciones generales, porque sólo el PSOE puede ganar al PP". Sin citar a más formaciones, los socialistas reconocen que "hay otros partidos", pero a todos les conceden el papel de "jugadores secundarios" sin capacidad para desbancar a los populares de la Moncloa.

Este es básicamente el guión con el que el líder del PSOE participó hoy en el homenaje organizado por la Agrupación Socialista de Toral de los Valdos, en León, a su militante Antonio Fernández, que acaba de cumplir 100 años. Si en la guía se identifica al presidente del Gobierno con "la desigualdad, la desunión y la corrupción", Sánchez resumió la legislatura del PP como la del "paro, la desigualdad y la corrupción". Y frente al "inmovilismo" de Rajoy prometió deshacer el camino andado y derogar la 'ley mordaza', la de educación y la reforma laboral.

La respuesta del presidente no tardó en llegar desde el municipio alicantino de Finestrat. Rajoy advirtió de que la siguiente legislatura podría ser "la mejor de la democracia", siempre y cuando sea reelegido como inquilino de la Moncloa y los ciudadanos no abran las puertas del Gobierno a un PSOE que calificó de "desorientado". En ese caso, estaría garantizado, tal y como lo ve, "el regreso al pasado".

En esta precampaña, unos y otros han desterrado la autocrítica para dejar paso a los eslóganes que se cuelan incesantes. Ya no es tiempo para analizar si Podemos y Ciudadanos avanzan en los sondeos porque ni PP ni PSOE han sabido dar respuesta a las demandas de una sociedad cambiante. Ahora lo que cuenta es obtener el mayor respaldo posible en las urnas, porque desterradas las mayorías absolutas, eso determinará el color del futuro Gobierno.

DISTANCIARSE

Hace meses que en la sede central del PP está definido el adversario. Los populares que nunca han dejado de sostener que Pablo Iglesias y Albert Rivera son flor de un día, tienen fijado el objetivo de distanciarse lo máximo posible de los socialistas en intención de voto. Alejarse en porcentaje es lo que les permitirá pactar con otra formación para conservar la Moncloa, porque algunas fuentes del PP admiten que un empate técnico con los socialistas, aun siendo el PP la primera fuerza, legitimaría cualquier pacto entre cualquier partido, y más aún, podría entenderse que los ciudadanos han emitido un mandato de cambio. Hasta el 20 de diciembre se trata, por lo tanto, de potenciar al máximo el bipartidismo y de conseguir al tiempo frenar el ascenso de las fuerzas políticas emergentes.

Por eso, el equipo electoral de Rajoy ha identificado las provincias "prioritarias", aquellas donde hay un mayor número de escaños en juego y donde los populares han visto debilitadas sus opciones. Una de ellas es la Comunidad Valenciana, antiguo feudo en el que la marca PP cotiza ahora a la baja. El presidente volvió por segunda vez este mes a la región, y desde Alicante cargó contra los pactos de la izquierda que desbancaron del Gobierno autonómico a Alberto Fabra. "Acuerdos y chapuzas", dijo el presidente que teme que a partir del 20-D le ocurra a él lo mismo. Por si cabía, además, alguna duda de que la precampaña ha comenzado no faltaron hoy las fotografías de Rajoy con delantal cocinando una paella, Rajoy de paseo por la playa y Rajoy con chilaba roja celebrando la fiesta de Moros y Cristianos.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual