Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CATALUÑA

Mas acude de urgencia al Parlamento para tratar de parar el golpe de la redada del 3%

  • La CUP avisa de que si Convergència y Esquerra no tienen más candidato a la investidura que el actual presidente habrá nuevas elecciones

0
23/10/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • COLPISA. BARCELONA
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, comparecerá este viernes 23 de octubre a petición propia en la diputación permanente del Parlamento catalán para defender la limpieza de los procesos de adjudicación de la Generalitat, en concreto de la empresa pública Infraestructuras de Cataluña, cuyo director general fue detenido el miércoles en el marco de la 'operación Petrum'. Mas acudirá de manera urgente a la Cámara autonómica para negar además que Convergència se haya financiado de manera irregular a través del cobro de comisiones ilegales de contratistas.

La detención, entre otros, del tesorero de CDC, Andreu Viloca, ha vuelto a poner en la picota a la formación soberanista, que desde hace diez años se sospecha que alimenta sus finanzas gracias a las mordidas del 3% que le aportan las constructoras a cambio de suculentos contratos. El último escándalo de corrupción ha cogido al independentismo en plenas negociaciones para la formación del primer gobierno secesionista de la historia y no ha hecho si no aumentar los recelos entre unos y otros y complicar las conversaciones. La comparecencia urgente de Mas trata, por tanto, de parar el golpe, adelantarse a la petición de explicaciones e intentar reforzar su liderazgo -al menos en elpartido-, cargando contra el Gobierno central y presentándose como una víctima del Estado.

El presidente de la Generalitat intenta asimismo que la corrupción no se cuele en el inicio de la próxima legislatura (el lunes se constituye la nueva cámara) y que el arranque del mandato, que en teoría debería culminar con la independencia de Cataluña, no quede contaminado con continuas peticiones de comparecencia por parte de los grupos de la oposición. Mas aplica el cortafuegos raudo y veloz y de alguna manera quiere situar la corrupción como un episodio del pasado, no de la nueva Convergència, que desea liderar la transición hacia la creación del Estado catalán.

El intento de reconducir la situación cuanto antes se hace sobre todo mirando la CUP, que lleva semanas insistiendo por activa y por pasiva que no investirá como presidente al dirigente convergente y que tras la operación policial se ha reafirmado en sus posiciones. La formación anticapitalista aguanta la presión. Hoy incluso fue un paso más allá, aumentó los reproches a CDC y por primera vez advirtió a Junts pel Sí de que si insiste en que Mas es el único candidato a la presidencia de la Generalitat Cataluña está abocada a nuevas elecciones, según expresó Quim Arrufat en Catalunya Ràdio. Mensaje directo: el fantasma de los comicios no les asusta. Entre tanto enredo, como en todas las negociaciones, las especulaciones (o las filtraciones interesadas) están a la orden del día y ya empieza a sonar Neus Munté, la actual vicepresidenta de la Generalitat, aunque ella lo niegue, como un futurible plan B si la CUP no cede con Mas. En parte, porque lo que el independentismo no puede permitirse es que la formación anticapitalista se levante de la mesa y salte toda la negociación por los aires.

SEGUNDA CITA CON EL 3%

En su debate parlamentario de mañana, Mas, como ya hizo en su anterior comparecencia (en el mes de septiembre, tras el primer registro policial por este mismo caso y después de firmar el decreto de convocatoria de las elecciones), negará el cobro de comisiones ilegales, atribuirá la operación a un "montaje" del Estado o una "cacería" contra el proceso, según dijo el miércoles, y afirmará que la empresa pública que está bajo sospecha es "súper garantista" y "súper transparente". "Todos los expedientes de adjudicación son impecables", aseguró. Dos de sus más estrechos colaboradores, Francesc Homs y Josep Rull, anticiparon hoy por dónde puede ir su línea de defensa. "La operación policial fue un acto de intimidación absolutamente innecesario", señaló el consejero de la Presidencia y previsible cabeza de cartel de CDC para las generales. "Después nos pedirán que creamos en la independencia judicial", añadió. El número dos de Convergència descargó de culpas a los dirigentes de la formación, ya que, según llevan meses diciendo en CDC, la dirección política no tiene nada que ver con el día a día de las cuentas del partido. "No me consta que haya nada irregular en la financiación. Esto es lo que nos trasladan los responsables de finanzas, y yo les creo", dijo Rull. 10/22/19-45/15
 



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual