Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
JUICIO DE ASUNTA

El fiscal considera que Porto asfixió a Asunta, un plan pactado con Basterra

  • La acusación ve un plan "conjunto" de Porto y Basterra, que buscaba "algo muy poderoso que lo vinculara" a su exmujer

El fiscal cree que Porto pudo asfixiar a Asunta en solitario

El fiscal considera que Porto asfixió a Asunta, un plan pactado con Basterra

0
Actualizada 22/10/2015 a las 14:53
  • EUROPA PRESS. SANTIAGO DE COMPOSTELA
El fiscal del juicio por la muerte de Asunta Basterra, Jorge Fernández de Aranguiz, ha modificado este jueves sus conclusiones provisionales con respecto a la causa y ha admitido la posibilidad de que Rosario Porto asfixiase en solitario a su hija en el chalet de Montouto, aunque según un plan acordado con su exmarido, Alfonso Basterra.

En la primera intervención de la jornada de conclusiones definitivas, el fiscal ha propuesto una redacción alternativa a un párrafo incluido en las conclusiones provisionales, el relativo a la asfixia de la víctima.

Según la nueva redacción, Fernández de Aranguiz considera que en un momento dado entre que Asunta fue trasladada a Montouto y las 20,00 horas del 21 de septiembre de 2013 "ambos --padres-- o , al menos, Rosario Porto, en ejecución de un plan preconcebido, la asfixiaron hasta causarle la muerte".

La acusación popular, por su parte, ha elevado a definitivas sus conclusiones provisionales, que implican en igual grado a los padres de la niña.

La defensa de Rosario Porto ha reiterado su tesis de inocencia y falta de pruebas y ha añadido a su escrito la narración de los hechos que la madre dijo haber realizado la tarde de la muerte de la menor.

También la defensa de Alfonso Basterra ha incluido algunas "precisiones" en el relato y ha pedido que se deduzca el testimonio de los agentes que aseguraron que el ordenador del padre no se encontraba en su domicilio, donde luego apareció, alegando que incurrieron en "falso testimonio", algo que ha sido rechazado por el juez.

LA ACUSACIÓN VE UN PLAN "CONJUNTO" DE PORTO Y BASTERRA

La acusación popular en el caso por la muerte de Asunta Basterra, que ejerce la Asociación Clara Campoamor, se ha ratificado este jueves en que la muerte de la niña se produjo dentro de un plan "conjunto" de los padres, ya que a Rosario Porto "le estorbaba" para su "nueva vida" y Alfonso Basterra, "sin oficio ni beneficio", necesitaba "algo muy poderoso que lo vinculara" a su exmujer en el futuro por motivos económicos.

Durante el trámite de conclusiones, la letrada de la acusación Rocío Beceiro ha asegurado que la propia Asunta "dejó pistas sobre quién la mató" a través de testimonios sobre agresiones y sedaciones en los meses antes de su muerte. "Percibía que ese grave peligro que corría lo estaba corriendo dentro de hogar y que procedía de las personas más próximas a ella", ha sentenciado.

Beceiro ha recordado que fue Alfonso Basterra el que compró en todas las ocasiones grandes cantidades de Orfidal y que la suministración a la niña se produjo con "pleno conocimiento de ambos". Asimismo, ha vinculado las distintas compras con episodios de sedación de la niña o con ausencias a sus clases.

La defensa también ha puesto en duda el episodio de agresión que supuestamente sufrió Asunta en su domicilio el 5 de julio de 2013, cuando un desconocido entró en casa y la intentó ahogar y que los padres decidieron no denunciar.

Entre otras cuestiones, Rocío Beceiro ha apuntado la circunstancia de que "un hombre cualquiera, vestido de negro y con guantes, de todas las casa de Santiago, se encuentre la única que tiene las llaves puestas por fuera".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual