Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ELECCIONES GENERALES 2015

La oposición cierra la legislatura con un pleno de reproches al Gobierno

  • Los grupos denuncian en el Congreso cuatro años de "mentiras" y "corrupción" mientras el presidente Rajoy se aferra a un balance "positivo"

Pedro Sánchez, en Los Desayunos de TVE.

El PSOE quiere suprimir la religión del currículum escolar

Pedro Sánchez, en Los Desayunos de TVE.

TVE
0
22/10/2015 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
"Terminamos la legislatura, se levanta la sesión". El presidente del Congreso ponía este miércoles el broche a los cuatro años de mayoría absoluta del PP en la última sesión de control antes de las elecciones generales del 20 diciembre.

Durante dos horas una lluvia de reproches había caído incesante sobre la bancada azul del Gobierno en un pleno en el que la oposición escenificó por última vez el aislamiento de los populares en el hemiciclo. Las acusaciones de los grupos parlamentarios, que denunciaron las "mentiras", la "corrupción" y el rodillo aplicado por el Ejecutivo para sacar adelante sus proyectos en solitario, se toparon, sin embargo, con el relato que Mariano Rajoy ha venido sosteniendo durante su mandato. "El balance de la legislatura -concluyó inmutable el presidente- es positivo". Ni una sola de las atribuciones alteró a Rajoy.

Aferrado a su discurso de logros económicos, el jefe del Ejecutivo llegó a primera hora al Congreso "con ánimo", prometiendo que "intentará" revalidar la confianza de los ciudadanos y convencido de que el lugar del PSOE, y "por muchos años", es la oposición. No hubo espacio para la autocrítica, la palabra maldita en las filas populares. "Todavía queda tiempo para todas esas cosas", esquivó el presidente, que llevaba en la cartera los papeles que resumen su visión de estos cuatro años de gestión económica.

Por ahora, Rajoy prefiere repetir una y otra vez, hasta que cale en el electorado, la retahíla de datos que señalan que el Ejecutivo tuvo que lidiar con la manida herencia socialista y que ha cumplido con el "gran objetivo" de su investidura, que no era otro que el de "detener la sangría del paro, crecer y crear empleo". Ese fue el mensaje que reprodujo horas después en el acto de entrega del galardón de Nueva Economía Fórum al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker. "Este año el paro en nuestro país bajará en 650.000 personas, récord de la historia de España", presumió el jefe del Ejecutivo ante el auditorio.

Más de lo mismo El resto de formaciones ya había abandonado para entonces el hemiciclo del Congreso con la sensación de que la legislatura acaba como empezó. No faltó en el último pleno ni el desdén hacia Rosa Díez, que obtuvo del presidente una respuesta de veinte segundos.

"No voy a hablar de su partido porque creo que debo ser generoso, pero sí le voy a recomendar para su futura vida un poquito de humildad porque así le iría un poquito mejor", le espetó Rajoy tras aguantar la intervención severa de la líder de UPyD. Tanto Díez como el secretario general del PSOE coincidieron en denunciar que el presidente del Gobierno "miente más que habla". Y a ellos se sumó el portavoz del PNV, Aitor Esteban, para quien los escándalos de corrupción, especialmente el del extesorero del PP Luis Bárcenas, habrían provocado "la caída inmediata del primer ministro de cualquier país con un mínimo de pedigrí democrático".

"Se va a abrir una nueva etapa política en este país presidida por un Gobierno que defienda la clase media trabajadora y un presidente honrado", añadió, en clave electoral, el líder de los socialistas, Pedro Sánchez.

Ningún grupo coincidió con el balance "autocomplaciente" del Ejecutivo. Es más, los nacionalistas vascos llegaron a denunciar que en cuatro años el presidente no hamantenido ningún encuentro con el portavoz parlamentario del PNV, y subrayaron la falta de diálogo que, a su entender, ha caracterizado al Gobierno de Rajoy. "No ha existido el Parlamento, sino la dictadura del PP", remachó Compromís.

Sólo los aplausos de los ministros y diputados populares, puestos en pie, y conscientes de que en la próxima legislatura muchos de ellos no mantendrán su escaño, aliviaron al presidente la tensión del pleno. Una ovación que el jefe del Ejecutivo aceptó conun saludo hacia su bancada y que en las filas socialistas sonó a "marcha fúnebre".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual