Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
JUSTICIA

El TS avala el derecho al olvido pero sin borrar datos en las hemerotecas

  • Una sentencia matiza que este derecho no ampara que se impida la difusión de informaciones sobre hechos que no se considere positivos

0
Actualizada 20/10/2015 a las 10:03
  • COLPISA. MADRID
El Pleno de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha dictado una sentencia en un asunto sobre el "derecho al olvido digital", rechazando la petición de eliminar de la hemeroteca digital de un diario la identidad de dos personas que en los años 80 estuvieron implicadas en el tráfico y consumo de drogas, y que tras cumplir condena por estos hechos habían rehecho su vida personal, familiar y profesional.

Según señala la sentencia, estas dos personas interpusieron una demanda contra el diario al observar cómo la noticia que en aquellas fechas se publicó sobre "su detención, ingreso en prisión y padecimiento del síndrome de abstinencia", aparecía en los primeros lugares de las consultas que en los motores de búsqueda de internet se hacían utilizando como palabras clave sus nombres y apellidos, tras la digitalización de la hemeroteca en que se encontraba la noticia.

La empresa editora del diario y responsable de la hemeroteca no atendió la petición de estas personas de adoptar las medidas necesarias para evitar la "difusión actual y permanente de la información publicada cuando sucedieron los hechos". Los demandantes llevaron su petición a un juzgado, que condenó en primera instancia al diario a indemnizar a los afectados. El recurso del rotativo llevó el caso a la Audiencia Provincial de Barcelona, que sentenció el "cese del uso de los datos personales de los demandantes" por parte del diario en cuestión, que volvió a recurrir.

Ahora el Supremo concluye que "el derecho a la protección de datos personales justifica que, a petición de los afectados, los responsables de las hemerotecas digitales deban adoptar medidas tecnológicas, tales como la utilización de códigos robots.txt o instrucciones noindex, por ejemplo, para que la página web de la hemeroteca digital en que aparezca la información obsoleta y gravemente perjudicial no pueda ser indexada por los buscadores de Internet".

Sin embargo, la Sala rechaza la procedencia de eliminar los nombres y apellidos de la información recogida en la hemeroteca, o que los datos personales contenidos en la información no puedan ser indexados por el motor de búsqueda interno de la hemeroteca, pues considera que estas medidas "suponen una restricción excesiva de la libertad de información vinculada a la existencia de las hemerotecas digitales".

El Supremo admite la responsabilidad del editor de la web en la que se incluyen datos personales a que el tratamiento de los mismos "respete las exigencias derivadas del principio de calidad de los datos" y realiza la ponderación entre el ejercicio de la libertad de información que suponen las hemerotecas digitales, y los derechos al honor, la intimidad y la protección de datos personales de las personas afectadas por las informaciones contenidas en esas hemerotecas digitales.

En este sentido, la sentencia señala que "la vinculación a los datos personales de la información lesiva para el honor y la intimidad en una consulta por internet va perdiendo su justificación a medida que transcurre el tiempo si las personas concernidas carecen de relevancia pública y los hechos, vinculados a esas personas, carecen de interés histórico", además de que "distorsionan gravemente la percepción que los demás ciudadanos tienen de la persona afectada, provocando un efecto estigmatizador e impidiendo su plena inserción en la sociedad".

Sin embargo, la sentencia matiza que el llamado "derecho al olvido digital" no ampara que cada uno "construya un pasado a su medida", impidiendo la difusión de informaciones sobre hechos que no se considere positivos, "ni justifica que aquellos que se exponen a sí mismos públicamente puedan exigir que se construya un currículo a su medida".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual