Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ELECCIONES GENERALES 2015

Rivera advierte de que la lista más votada no tiene por qué gobernar

  • El líder de Ciudadanos descarta a Podemos en la carrera a la Moncloa y se autoproclama como única opción ante el bipartidismo.

20
20/10/2015 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
No gobernará el partido que más votos logre en las próximas generales sino aquél que logre forjar en torno así la mayoría parlamentara necesaria para que su candidato sea investido presidente. Albert Rivera afirmó este lunes que Ciudadanos, en caso de no ganar las elecciones pero sí ser llave de Gobierno, no se verá obligado a apoyar a quien más votos haya obtenido en las urnas, sino a quien mediante el diálogo y los pactos con el resto de formaciones presente un proyecto para llevar a cabo el cúmulo de reformas que, a juicio del líder de la formación naranja, necesita España.

Para Rivera la fuerza que resulte más votada deberá ser por lógica y sensatez aquella que reciba el encargo de formar gobierno. Eso sí, recordó el candidato a la Moncloa, todo apunta a que el vencedor de los comicios lo hará con un apoyo de en torno al 25% y 30% de los españoles o, lo que es lo mismo, con una oposición de entre un 70% y un 75% del electorado. Y si no consigue el apoyo de otras fuerzas, deberá ser otro partido el que intenté reunir la mayoría necesaria, sostuvo el político catalán. Las palabras de Rivera suenan a advertencia para el Partido Popular, que aunque primero en las encuestas se queda muy lejos de obtener un número de escaños suficientes para que Mariano Rajoy repita al frente del Ejecutivo. En caso de que esto suceda, la única posibilidad para los populares será obtener el apoyo de Ciudadanos, algo que Rivera ha dejado claro que no le será sencillo de conseguir si el PP no se abre al consenso con el resto del arco parlamentario.

El líder de la formación naranja insistió este lunes en que el futuro presidente deberá mostrar una sincera voluntad de diálogo para lograr reformar, por ejemplo, aspectos como la ley electoral o el funcionamiento del Consejo General del Poder Judicial, casos en los que será necesaria la mayoría absoluta en el Congreso. "Quien gane que intente formar gobierno y quien no tenga capacidad y voluntad de diálogo, de acercar posturas y de tender puentes lo va a tener muy complicado en esta nueva etapa política", resumió Rivera. Si él se convierte en el nuevo jefe del Ejecutivo prometió que su primera acción será citar en la Moncloa a los líderes de la oposición. "En lo que estemos de acuerdo perfecto y en lo que no tendremos que hacer lo humanamente posible para llegar a entendernos", señaló.

Cosa de tres El líder de Ciudadanos siempre se ha mostrado cauto a la hora de valorar las encuestas. No obstante, este lunes se lanzó a la piscina y apuntó que, a tenor a las encuestas y los resultados en las elecciones catalanas, la batalla a la Moncloa es cosa de tres: Mariano Rajoy, Pedro Sánchez y él mismo. Pablo Iglesias queda así fuera de la batalla por la Presidencia, estimó Rivera.

Durante su comparecencia en Madrid tras la reunión de la su ejecutiva nacional, Rivera valoró el debate que protagonizó el domingo en 'Salvados' con el líder de la formación morada. El político catalán, que no quiso responder a la pregunta de si siente ganador del cara a cara, afirmó que en esta nueva etapa política que ha comenzado "ya no vale esconderse en encorsetados debates ni justificarse para no dar la cara". El aspirante a la Moncloa reveló que tiene sobre la mesa cuatro ofertas de televisiones privadas para participar en debates, ya sea entre dos candidatos, tres o cuatro, y que las ha aceptado todas.

Respecto a la cordialidad que reinó durante su cara a cara con iglesias, Rivera se mostró satisfecho de que ambos demostrasen que en política "se pueden mantener las formas y a la vez defender el programa de uno con contundencia". No negó que mantenga una buena sintonía con el líder de Podemos pero afirmó que de llevarse bien a alcanzar pactos tras las elecciones hay un abismo. Los acuerdos, dijo Rivera, se cerrarán en base a la aritmética y no a las simpatías.


Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual