Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CATALUÑA

Mas ruega a la CUP su apoyo para la investidura y que luego haga oposición

  • El presidente de la Generalitat recula y advierte a los anticapitalistas de que la desobediencia no es buena para Cataluña

alt

Artur Mas sale del TSJC ante el apoyo de más de 2.000 independentistas

Artur Mas sale del TSJC ante el apoyo de más de 2.000 independentistas

4
17/10/2015 a las 06:00
  • COLPISA
Artur Mas hizo este viernes un llamamiento casi a la desesperada a la CUP para que apoyen su investidura y luego hagan toda la oposición que quieran al Gobierno. Pero a pesar de que dos de sus principales dirigentes, David Fernández y Antonio Baños, estuvieron el jueves en la manifestación que el independentismo organizó para apoyar al presidente catalán por su comparecencia como imputado ante el juez, la CUP insistió este viernes en que no apoyará su investidura.

"Nuestra posición ni ha cambiado ni cambiará, estas semanas hemos celebrado 12 asambleas y en todas ha quedado claro que no haremos presidente a Mas", afirmó el diputado electo Benet Salellas. El presidente en funciones del Ejecutivo catalán replicó a la formación de la izquierda radical que él es el candidato de Junts pel Sí a la Presidencia de la Generalitat, que así lo expresaron claramente durante la campaña y pidió a los anticapitalistas que faciliten su investidura y pasen a la oposición, sin que la votación para proclamarle presidente les comprometa a nada más.

Mas está evitando hasta la fecha los maximalismos, pero en una entrevista en Rac-1 dejó entrever cuál es el as que sacará de la manga en la mesa de negociaciones si la CUP se cierra en banda: o le votan o nuevas elecciones.

De momento, las conversaciones se mantienen en el más estricto de los secretos -la CUP ya ha amenazado que ante la más mínima filtración se levantará de la mesa- y lo único que ha trascendido es que no ha prosperado una primera propuesta de declaración solemne de inicio del proceso hacia la independencia que Junts pel Sí y la CUP quieren impulsar en cuanto se constituya la Cámara catalana. Mas pidió este viernes paciencia al secesionismo porque el acuerdo puede ir para largo, incluso para después de Reyes.

El presidente de la Generalitat dio a entender que las negociaciones están muy verdes, aunque a su juicio hay un "clima positivo para ir avanzando" y existen "ganas" de que las cosas salgan bien. Junts pel Sí y la CUP chocan por la figura del jefe del Ejecutivo autonómico, pero las discrepancias van más allá de los personalismos. La formación de la izquierda radical desconfía de Convergència y se quiere asegurar que lo que se pacte garantice que la ruptura con el Estado sea irreversible.

La CUP teme que después de los comicios generales del 20 de diciembre se puedan abrir nuevos escenarios en la política española que pongan en cuestión la hoja de ruta hacia la independencia. La bronca El propio Mas reconoció este viernes que desea un Gobierno "plural" en la Moncloa que propicie un "cambio de mentalidad" en el resto de España y se pueda abrir un diálogo con "voluntad de entendimiento y de encontrar soluciones para no perjudicar a nadie".

El líder nacionalista no habla en ningún caso de negociar un nuevo encaje para Cataluña dentro de España, sino de tratar los términos de la separación, pero en la CUP, y también en Esquerra, se mantienen en alerta por si hubiera frenazo convergente tras el 20-D. El otro asunto que impide el acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP es qué entiende cada uno de ellos por enfrentarse jurídicamente al Estado.

Los anticapitalistas piden a Convergència y Equerra gestos inequívocos de ruptura antes de la sesión de investidura, mientras que Mas quiso dejar claro que no piensa desobedecer como le pide la CUP. "Ese es un término que te instala en la bronca y a nivel internacional no nos ayuda en nada", avisó. En un nuevo juego eufemístico, el presidente de la Generalitat prefirió hablar de actos de "autoafirmación", aunque, eso sí, sacó pecho para decir que a su entender no ha habido en Cataluña "ningún acto de desobediencia tan grande" como el 9-N.

El líder nacionalista, que el jueves tras declarar ante el juez afirmó que se planteaba no acatar una eventual condena por inhabilitación, matizó este viernes sus advertencias. Precisó que si Cataluña se independiza, la inhabilitación ya no tendría sentido porque los "tribunales españoles tendrán poco que decir en un futuro Estado catalán".


  • Arturo Moore
    (17/10/15 20:05)
    #4

    Ahora haciendo de Gila: a ver, que se ponga al teléfono el enemigo que llamo para avisar que voy a atacar por la mañana,  este pobre hombre esta doblao, necesita una cura de salud más pronto que temprano, ya cuando gobierne Raticulin irá todo mejor, que se tomen otra ronda que está todo pagado

    Responder

  • David (el de siempre)
    (17/10/15 18:43)
    #3

    Podem@s dijo..
    Por una vez estoy de acuerdo contigo ciudadano Podem@s. Recórcholis, quién lo iba a decir!

    Responder

  • Podem@s
    (17/10/15 14:25)
    #2

    Dame los votos, toma el dinero y échate a correr. Muy edificante Artur Mas.

    Responder

  • David (el de siempre)
    (17/10/15 09:12)
    #1

    Mas tiene más cara que espalda!

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual